SALUD

PSICOLOGÍA

psicologia

Home > psicologia > Salud > La experiencia de un Life Coach

La experiencia de un Life Coach

Publicado en psicologia Salud | 21 febrero, 2016 11:17 am

Buffer this pageEmail this to someoneShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Reddit

TD_coaching_03_650x350px

 

 

 

Alexis Dangel, Londres.- Cuando escuchamos la palabra “Coaching o Coach” inmediatamente nos trasladamos al ambiente deportivo, esto se debe a que el origen del término proviene del verbo en inglés “To coach” que significa entrenar; o dar clases de algún deporte en especifico, individualmente o a grupos.

 

 

Pero a diferencia de la labor de un Coach en el ámbito deportivo, un Life Coach no te planeará las jugadas, ni te dirá a donde patear la pelota, ni menos te enseñará a jugar algún deporte, pero sí te ayudará a mejorar las técnicas y armar tus propias jugadas que te permitirán vivir tu vida de una mejor manera. Te ayudará a desplazarte de donde estás a donde quieres estar, podríamos decir que funciona como una extensión de nuestra mente y pensamientos, ya que le explicamos nuestros problemas, situaciones y manera de ver la vida (nuestro mapa mental). Él a través de preguntas de auto reflexión nos guía durante un viaje de exploración interna, donde nos damos cuenta que las respuestas y soluciones a nuestras situaciones, sólo las tenemos nosotros mismo.

 

 

Una sesión de coaching es como una conversación con uno mismo en voz alta, donde tomamos consciencia de nuestras palabras y actos pero sin sentirnos como “Locos” hablando solos, ya que le estamos narrando y haciendo entender nuestro mapa mental al coach, el cual nos escuchará y comprenderá sin juzgarnos, pero a la vez nos hará cuestionarnos ayudándonos así a alcanzar nuestras metas y ser mejores. A través de las sesiones de coaching empezaremos a ver posibilidades donde antes no las veíamos.

 

 

La labor del coach es entender el mapa mental del cliente, ver las cosas según su perspectiva y ser muy cuidadoso con los detalles; dejar sus prejuicios y experiencias a un lado y enfocarse 100% en el cliente, hacer preguntas apropiadas que ayuden al cliente a clarificarse, tomar consciencia o establecerse retos.

 

 

Yo diría que la mezcla un coach y un cliente es un dúo dinámico, ya que el cliente es el protagonista pero el coach es quién está detrás de escena ayudándolo a ser mejor, aunque él lo ayude, el cliente es el responsable de las decisiones tomadas y de las acciones a realizar.

Así que si estás en ese momento de tu vida donde sientes que quieres cambiar algo, puedes que sepas que es o no, estás cansado de que te digan que tienes que hacer o el “por qué te pasan las cosas”, no sientas miedo, busca ayuda, un coach puede ser tu “solución”.

 

 

icon-tw

@TRIANGULOD

RESULTADOS