SALUD

NUTRICIÓN

nutricion

Home > nutricion > Salud > Suplementos deportivos, ¿para qué son?

Suplementos deportivos, ¿para qué son?

Publicado en nutricion Salud | 26 octubre, 2017 12:09 pm

Buffer this pageEmail this to someoneShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Reddit

 

 

Yarelys Balza y Gloria Cáceres.- Pégate al fitness es un sitio web creado por una venezolana (Yarelys Balza) y una nicaragüense (Gloria Cáceres), nutricionistas deportivas certificadas. Está dedicado a brindar herramientas para un estilo de vida más saludable, a partir de rutinas de entrenamiento, recetas y artículos de crecimiento personal porque, para nosotras, la palabra “fitness” va más allá de lo físico, se trata de cuerpo y mente conectados para mostrar lo mejor de nosotros mismos.

 

En nuestro sitio web recibimos preguntas acerca de los suplementos deportivos: ¿Debo tomar suplementos? ¿Si quiero aumentar masa muscular cuál suplemento debo consumir? ¿Los suplementos me van a poner musculosa? ¿Obtendré resultados más rápidos si los consumo?

 

Vamos a conocer primeramente qué son.

 

Son productos que se utilizan para mejorar el rendimiento deportivo. Pueden incluir vitaminas, minerales, aminoácidos o una combinación de estos.

 

Hoy día los declaran ser la pieza del rompecabezas que te falta para alcanzar los músculos con los que tanto has soñado o para eliminar esos kilos de más que se han ido acumulando con el paso de los años.

 

Hay suplementos que son consumidos, pero que nuestro propio cuerpo los produce. Por ejemplo, tenemos la creatina, que ya es fabricada por el cuerpo en el hígado, los riñones y páncreas, y también se produce de forma natural en alimentos, como la carne y el pescado.

 

Las personas que toman creatina por lo general mejoran su fuerza y, por eso, es eficaz para los atletas que realizan ejercicio de alta intensidad con intervalos cortos de recuperación, tales como carreras de velocidad y levantamiento de pesas. Pero si no hacemos el nivel de ejercicio adecuado para consumir estos productos, le estamos pidiendo a nuestro organismo que trabaje de más para eliminar los excesos que se acumulan en el cuerpo.

 

También tenemos los llamados batidos de proteínas. Una de las principales preocupaciones es conseguir la cantidad adecuada de proteína. Al utilizar la regla de dos gramos al día por kilo del peso corporal para ganar masa muscular, una persona por ejemplo de 75 Kg necesita 150 gramos de proteína al día. Eso equivale a cinco pechugas de pollo. Los batidos de proteínas son una forma cómoda, segura y deliciosa de completar la cantidad requerida. Este tema se tocará a profundidad en un próximo artículo.

 

Sin embargo, la proteína, creatina y otros suplementos no son la poción mágica por sí solos. Si una persona lleva una alimentación correcta y equilibrada, se supone que atendiendo a las necesidades de su actividad física, ya tiene cubierto el aporte de proteínas, vitaminas, carbohidratos y minerales suficientes  para  tener un óptimo rendimiento en la actividad física.

 

No obviamos que todo atleta para subir a otro nivel es posible  que utilice algunos productos  que le permitan aumentar el rendimiento, lograr una mayor recuperación y más rápida, también aumentar la fuerza, etc.

 

La pregunta común es “cómo ganar músculos” o “cómo perder grasa”. Ambas cosas suponen un esfuerzo, y eso no le gusta a nuestro cerebro, que prefiere estar en su zona de confort. Entonces entras en una tienda de nutrición deportiva y ves inmensos potes con pastillas y polvos que prometen convertirte en la persona musculosa de la foto.

 

Ahora bien ¿funcionan? La respuesta es que algunos sí, otros no tanto. ¿Nos libran de tener que sudar y esforzarnos? De ninguna manera. De eso no se libra nadie que quiera un cuerpo mejor.

 

Los suplementos deportivos sirven para:

  • Aumentar la capacidad del músculo para hacer un esfuerzo.
  • Aportar los nutrientes perdidos.
  • Aumentar la capacidad del músculo para recuperarse.
  • Aumentar el metabolismo para quemar más grasa.
  • Mantener y proteger de las articulaciones.

 

Sin embargo, para cambiar tu cuerpo, perder grasa y ganar o mantener tu músculo, hay tres componentes esenciales:

  • Ejercicio de fuerza intenso
  • Nutrición adecuada
  • Descanso

 

Si haces estas tres cosas bien, no te hace falta ningún suplemento. Si tomas suplementos, pero no haces estas tres cosas, me vas a disculpar pero lo que estás es botando tu dinero.

 

Por experiencia, la buena y adecuada alimentación suele ser la parte más difícil de la ecuación. No siempre podemos comer lo que nos conviene o, en otros casos, por falta de conocimiento no consumimos las calorías necesarias para alcanzar nuestro objetivo. Cuando haces deporte, necesitas más nutrientes que una persona sedentaria, más vitaminas, más minerales, más proteínas y más ácidos grasos esenciales. Aquí es donde los suplementos pueden ayudar a completar a una dieta que no siempre es buena.

 

En resumen:

 

No estamos en contra de los suplementos, hay gran cantidad de deportistas e incluso culturistas “naturales” que no los toman. Pero si tienes más dinero que tiempo, o tu dieta es deficiente, pueden ayudarte a completar lo que te falta.

 

No te dejes llevar por la moda ni por lo que otros han conseguido. No existe una fórmula mágica. Si no se hace ejercicio, estos suplementos no sirven. Lo que se estaría acumulando es una serie de sustancias que van a hacer trabajar principalmente al hígado y a nuestros riñones para tratar de eliminar las que no se consuman. No lo olvides, por muchos suplementos que tomes, tendrás que levantarte del sillón para ver resultados.

 

Hasta la próxima.

 

icon-tw

@TRIANGULOD

RESULTADOS