Home > Otros Deportes > Randy Gómez lleva a Venezuela a la Vela Oceánica

Randy Gómez lleva a Venezuela a la Vela Oceánica

Publicado en Otros Deportes | 9 noviembre, 2017 1:57 pm

Buffer this pageEmail this to someoneShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Reddit

Bruno Gómez Sersante.-Siempre es emocionante contar historias de deportistas venezolanos, pero hoy les tenemos una de una disciplina que merece más espacio en los medios, sobre todo cuando hay venezolanos activos, el Velerismo, específicamente la Vela Offshore u Oceanica .
El  velerista  venezolano Randy Gomez,  residenciado en Estados Unidos en la ciudad de Miami tuvo la oportunidad de llevar la bandera venezolana a una de las regatas offshore más importantes del mundo, la Rolex Middle Sea Race 2017.  Esta no es la primera vez que el criollo  participa en regatas offshore de esta categoría, ha estado presente en años anteriores en la Rolex del Caribe  y el pasado año estuvo navegando el mar  Mediterráneo a bordo de un velero de regata de 48 pies como Capitán de guardia junto a una tripulación compuesta por Franceses e Ingleses en la prestigiosa  Giraglia Rolex Cup organizada por el Yacht Club Italiano y la Sociedad Náutica de Saint Tropez.

 


Conozcamos a Randy Gomez

Randy creció navegando en la costa de Puerto La Cruz, donde incursionó por primera vez en la vela a los 11 años de edad navegando un velero pequeño de capacidad para  una persona conocido como  Sunfish, desde ahí su  pasión por la navegación lo ha llevado  a recorrer diferentes caminos relacionados con el mundo náutico.

 

En el año 2010 al culminar sus estudios universitarios  empieza a trabajar tripulando veleros y en poco tiempo recibe su primera propuesta para ser el capitán de un velero tipo catamarán de 43 pies. Desde entonces Randy empieza a trabajar haciendo deliverys (Llevando barcos de un sitio a otro) en Venezuela y el Caribe, lo que despierta su encanto por la navegación de larga distancia. A su vez impartía clases de vela los fines de semana en el Club Puerto Azul ubicado en el Estado Vargas lo que le permitía seguir siempre vinculado con la navegación y la regata.

 

Asi, poco a poco,  fue sumando experiencia y millas que luego lo llevarían a hacer carrera en la ciudad de Miami donde posteriormente obtiene una certificación internacional de Capitan “Yacht Master” que lo faculta para navegar como patrón en todas partes del mundo.

 

Su más reciente experiencia

 

El pasado 12 de octubre el navegante viajó a Europa para embarcarse como Capitán en una nueva aventura de alta mar, la Rolex Middle Sea Race. Conocida como una de las regatas de larga distancia más importante del mundo por sus espectaculares escenarios y sus exigentes condiciones meteorológicas que ponen a prueba a los mejores navegantes de altura, con un recorrido total de 608 millas náuticas, es decir de 5 a 6 días de navegación sin parar.  La prueba da inicio cada año en la ciudad de Valleta, Malta, para luego dar la vuelta a Sicilia pasando por el estrecho de Mesina y usando las islas de Pantelaria, Lampedusa e incluso el distintivo volcán activo Stromboli como boyas y finalizar regresando a la hermosa ciudad de Valleta.

 

El proyecto fue impulsado por Germaine Williams, un coach de vela Inglés a quien Randy conoció en una regata el pasado año, quien lo contactó para pedirle que formara parte del equipo de Sail Racing Academy como Capitán, una oportunidad que el venezolano no dejaría pasar. El resto de la tripulación estuvo compuesta por veleristas de Canadá, Italia, Dublin y Rumania, lo que caracterizó al equipo fue su gran diversidad de nacionalidades, cumpliendo de esa forma con uno de los lineamientos principales de Sail Racing Academy donde la pluralidad cultural juega un papel importante.

 

Una vez en Valleta todo el equipo se concentró en trabajos en el barco y entrenamientos; debían cumplir al pie de la letra con el listado de normas de seguridad que exige la regata a cada barco, de lo contrario no podrían participar.

 

En esos días Randy se encargó de impartir simulacros de emergencia las cuales dice ser fundamentales en este tipo de regatas; como por ejemplo qué hacer si alguien cae al agua, qué hacer en caso de incendio o pérdida del mástil (palo mayor) entre otros.

 

El día sábado 21 de Octubre  tomaron la salida desde el puerto de Valleta rodeado por edificaciones  medievales  y un público que asistió a disfrutar del gran espectáculo que brinda la regata. El primer día se logran ubicar en la mitad de la flota y entre los 10 primeros de su categoría aprovechando los vientos medios, lo que era un buen comienzo para el equipo. Con el pasar de las primeras 24 horas el viento fue bajando y Randy nos cuenta que “entramos en un área donde no había nada de viento por lo que todos los barcos que estaban en esa zona quedaron estacionados por unas 12 horas”.

 

Al tercer día el viento empezó a subir y ya llegaban noticias de que algunos barcos  estaban abandonando. Ese viento fuerte  trajo consecuencias para el equipo de Randy, la mayor (vela principal) del velero, sufre una pequeña rasgada por lo que se ven obligados a hacer algunas modificaciones para seguir.

 

Más adelante les esperaba el estrecho de Messina, un canal de navegación que separa a Italia de Sicilia conocido por las intensas corrientes que pasan dentro de él. Una vez en el estrecho ya sabían que más de 30 barcos se habían retirado por lo que cada vez se apoyaban más en la estrategia de ser conservadores, navegar con poca vela y así lograr terminar la regata. Sin embargo el barco les hizo una mala jugada cuando apenas a unas millas del estrecho, ya rumbo a Estramboli mientras encaraban las condiciones más adversas que se esperaban,  una ráfaga de viento les rompió el riel donde se fija el foque (vela de proa) y como consecuencia quebró la vela en dos pedazos obligándolos a cortar a algunos
aparejos del barco lo que los dejó fuera de la competición.

 

 

Se refugiaron en un puerto de Mesina donde fueron recibidos por aplausos, algunos de ellos provenientes de otros navegantes que habían abandonado la regata por diferentes motivos, algunos por problemas con sus  veleros y otros porque simplemente consideraron que seguir navegando bajo esas condiciones era poner sus vidas en peligro. Randy Gomez, apenas está de regreso a América  y desde ya el velerista empieza a trabajar junto con Sail Racing Academy en los preparativos para lo que será su próximo reto en Febrero del próximo año, la RORC Caribbean 600 2018.

icon-tw

@TRIANGULOD

RESULTADOS