fbpx
Beisbol Curiosidades

¿Michael Jordan en la LVBP? Un equipo lo intentó

Cierre del noveno episodio en el estadio Alfonso “Chico” Carrasquel en uno de los encuentros de la temporada 1994-1995 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional. Caribes de Oriente tiene la ventaja por una carrera, pero un batazo a lo profundo del jardín izquierdo amenaza esa ventaja. Afortunadamente, la velocidad del importado Michael Jordan evitó que la pelota impactara contra la pared.

Esa imagen, por más quimera que luzca, pudo ser una realidad. La tribu intentó contratar a otrora basquetbolista que se pasó al beisbol y pertenecía a los Medias Blancas Chicago, organización amiga de los orientales.

“Claro que hicimos la diligencia”, aseguró en ese momento el dueño de Caribes, Pablo Ruggeri, al periodista Eduardo Acosta. “Lo vimos jugar. Corría muy bien las bases, pero su contacto no era bueno, aunque era fuerte en algunas oportunidades. Se notaba el trabajo que estaba haciendo”.

Michael Jordan venía de una campaña en la sucursal Doble-A de los patiblancos, su única experiencia como pelotero profesional. Ahí bateó para .202, con 51 carreras remolcadas y tres cuadrangulares en 17 encuentros. Robó 30 bases, aunque se ponchó en 114 oportunidades.

Sin embargo, el alto mando de Caribes quedó impresionado. El hecho de tener al “mejor deportista de la historia en sus filas”, sería un beneficio más allá de lo deportivo. Para una franquicia como la aborigen que estaba naciendo, sería un atractivo incomparable.

Por eso Ruggeri lo intentó. Se reunió con el mánager de ese equipo de las ligas menores, Terry Francona. Sin embargo, el reporte del ahora estratega de los Indios de Cleveland no fue alentador: la inexperiencia de Jordan en el diamante lo convertían en alguien errático en defensa y su ofensiva no estaba lista para un circuito tan exigente.

“Tampoco los Medias Blancas mostraron interés que jugara con nosotros. Al final no concretamos nada y nos decidimos por otros importados que rindieron bastante para Caribes en aquella temporada como: Alan Levine, Mike Robertson, Olmedo Sáez, entre otros”, continuó Riuggeri.

El costo de traer a Michael Jordan a Venezuela

Que Michael Jordan vistiera la camiseta de los Caribes de Oriente era una noticia que solo podría traer resultados positivos al equipo. Quizás no iban a conseguir esas 30 impulsadas que todos buscan en un foráneo, pero la taquilla iba a estar llena y la atención iba a estar en Puerto La Cruz, algo que no sucedía.

Sin embargo, todo a un alto costo. Quizás uno que no podía costear ningún conjunto de la LVBP. “Nos habían mencionado, previamente, que para traerlo a Venezuela había ciertas exigencias”, aseguró el exdirectivo. “Por ejemplo, la garantía de llevar cinco guardaespaldas, los cuales costaban cinco veces más de lo que Jordan cobraba”.

El alto mando de Caribes lamentó no tener los suficientes recursos para traerlo. No obstante, no hay un ápice de arrepentimiento o duda de lo que pudo haber sucedido, porque se intentó. Incluso, una conversación con Michael Jordan hubo.

“Un hombre súper agradable, de fácil conversa, se puede hablar con el de cualquier tema, hablamos de básquet, considerando que ya estaba apartado de ese deporte, me sorprendió lo mucho que sabía de béisbol, no por lo que estaba viviendo, sino de la pelota en general, se veía que le tenía cariño al béisbol”, siguió Ruggeri.

“¿Te imaginas a Jordan en Puerto La Cruz? ¡Eso hubiese sido buenísimo! (Risas). Tener al más grande deportista de todos los tiempos habría sido todo un honor, algo grandioso, ni hablar de la taquilla que hubiese generado, pero, lamentablemente, sus números no eran muy buenos”, cerró el otrora gerente.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

1 Comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.