fbpx
Medicina

Hipertensión: ¿se puede controlar con actividad física?

Hipertensión
La correcta realización de la actividad física puede ayudar a mejorar la hipertensión / Pixabay

Cada 17 de mayo se celebra a nivel mundial el día de la hipertensión. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta se define como un trastorno en el cual los vasos sanguíneos tienen una tensión arterial persistentemente alta, que podría causar daños. Aunque el tratamiento directo pasa más por fármacos que ayuden a regularizar, ¿puede el deporte darle una mano a este tipo de pacientes?

Primero, hay que entender un poco más a profundidad sobre el tema. La tensión arterial tiene unos valores normales, aunque pueden no ser exactos en todas las personas. La OMS indica que estos valores, en adultos, son de: 120 mm Hg en el momento en que el corazón late (tensión sistólica) y de 80 mm Hg cuando el corazón se relaja (tensión diastólica). ¿Cuándo podemos considerar que estos valores están altos? Si la primera tiene datos mayores o iguales a 140 mm Hg y/o la segunda es mayor o igual a 90 mm Hg, esta puede ser ya tomada en cuenta como hipertensión.

¿Cómo ayuda la actividad física?

Según los expertos, la presión arterial de las personas que hacen deporte con frecuencia siempre será mucho más baja que aquellos que no lo realizan. Por lo que practicar alguna actividad física entre tres y cinco días por semana ayudará a controlar los niveles en personas con hipertensión. No obstante, siempre será recomendable consultar primero a un especialista, con el fin de tener un control y saber con qué frecuencia e intensidad puedes realizarlas.

Desde el año 1989, la OMS incluyó entre las alternativas que recomendaba para poder reducir la presión arterial, la práctica deportiva. Asimismo, se conoce que los mejores ejercicios siempre serán aquellos que cumplan con la función aeróbica. Caminar, trotar y correr, por ejemplo. También hacer bicicleta, nadar o practicar remo, sumado a uno que otro ejercicio de fuerza.

Es válido acotar que no vale la pena pasar tus límites. Sobre todo si estás iniciando en la práctica de la actividad física. Tener un plan de entrenamiento que vaya de menos a más, será lo ideal. Esforzarse más de lo que tu cuerpo dará posiblemente te termine perjudicando más de lo que crees.

¿Qué otras medidas nos pueden ayudar?

La Organización Mundial de la Salud explica en su página web una serie de tips para poder tratar e incluso prevenir la hipertensión, más allá del deporte:

1. Promover una dieta saludable: reducir el consumo de sal a menos de 5g por día; comer cinco porciones de fruta y verduras por día; reducción de las grasas.

2. Limitar la ingesta de alcohol: no más de una bebida estándar por día.

3. No consumir tabaco o ningún producto de sus derivados.

4. Gestionar el estrés de una forma saludable: sea por medio de la actividad física; la meditación o las relaciones sociales que sean positivas para las personas.  

Acerca del autor

Alberto Gardeazabal

Nací en Caracas, Venezuela. Lasallista y Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Monteávila. Gerente Deportivo FIFA de la Universidad Metropolitana. Con cinco años de experiencia en medios web, periodismo institucional, locución y producción radial.

1 Comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.