fbpx
Fútbol

Mario Balotelli: Una carrera llena de fracasos y despidos

Mario Balotelli fue despedido por tercera vez en los útlimos tres años
Mario Balotelli fue despedido por tercera vez en los útlimos tres años / Foto AFP

La carrera del italiano Mario Balotelli se puede denominar de una manera muy fácil: Una promesa con mucho talento, pero llena de problemas. Pasó de ser el ganador al Golden Boy en el 2010 a ser el dolor de cabeza de los gerentes.

El último equipo donde militaba el atacante, decidió tomar la postura de despedir al jugador, que fue fichado hace un año.

Están a nueve puntos de la salvación. En caso de descenso, la historia iba a haber terminado con Balotelli fuera tras el acuerdo firmado. Sin embargo, eso se adelantó.

El delantero italiano terminó su aventura en el Brescia con un despido. El club italiano trabajó con sus abogados para dicho procedimiento con causa justa, por sus ausencias y su actitud.

“Pensaba que aquí, cerca de su madre, en su ciudad y con las ganas de volver a la selección italiana podría funcionar. Pero no, he perdido la apuesta”, dijo Massimo Cellino, presidente de la entidad.

En menos de dos años, Mario Balotelli ha sido despedido de tres equipos y, todos por la misma razón: inconvenientes con la gerencia.

En enero de 2019, salió del Niza de Francia por peleas con la gerencia deportiva. Luego, en menos de seis meses salió por la puerta de atrás del Olympique de Marsella. Ahora, un año más tarde, vuelve a ser despedido por otro equipo.

Una carrera que cayó en picado

En el Inter de Milán, aparte de dar señas del gran talento que tenía, terminó con lamentable hecho, realizado por su mala cabeza. Una de ellas fue, por ejemplo, declararse fan del Milan (equipo rival) y ponerse su camiseta.

Su entrenador, en el cuadro ‘nerazzurro’, era José Mourinho. Le apartaron del equipo, y ese verano se iría a Inglaterra para probarse en el Manchester City. Tampoco funcionó. Pues debió ser cambiado, al molestar a los juveniles, mientras estos entrenaban.

Llegó a su “Club de amores”, cuando el Milán decidió tomar en serio las señas del jugador, pero tal como pasó en el pasado con los equipos anteriores, salió con problemas de actitud.

En Inglaterra le dieron otro voto de confianza. El Liverpool, a pesar de ver claramente los problemas que llevaba contar con Mario Balotelli, lo ficharon. Todo se convirtió en un nuevo desastre.

Tras pasar por varios de los más grandes de Europa recaló en el Niza, en una liga como la francesa. Fue, curiosamente, donde mostró una gran versión que hizo que el Olympique de Marsella le fichase. De ahí, al Brescia. Sin embargo, todo terminó con malos términos.

Problemas de ego y mala elección de palabras

Entre tantos equipos, polémicas de todo tipo. En 2010, tras recibir el Golden Boy, dijo que sólo Messi estaba por delante de él. “Messi solo es un poco mejor que yo”, declaró.

Después de ponerse la camiseta del Milán fue apartado del Inter, y ese verano se fue al Manchester City para lucir el ‘Why always me?‘ en su camiseta. Días antes, había incendiado su casa.

Un día le preguntaron que por qué llevaba 25.000 libras en el asiento del copiloto. “Porque soy rico”, dijo un Balotelli que, en redes sociales, se vio envuelto en polémica por parafrasear a Pablo Escobar: “Como dijo, el dinero no compra a las mujeres, pero enamora a las p***”.

En el 2020, estrelló su coche contra el garaje de su vecino. Después, salió del vehículo y se fue a casa a dormir.

Diez años, en las que las malas decisiones son mayores que la magia, que pudo mostrar en la cancha.

Acerca del autor

Pedro Hernández

Creyente de lo que veo. Venezolano, periodista, redactor y reportero del deporte. Si hay un juego de beisbol en el estadio Universitario, seguramente me consigas allí. Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Católica Santa Rosa, con experiencia laboral de una década entre la web y medios impresos.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.