fbpx
Otros deportes

Pablo Acha da confianza al tiro con arco de España

Pablo Acha
Esperará para ver si consigue la clasificación por equipos / Burgosconecta.es

Pablo Acha González, miembro de la selección española de tiro con arco, habló sobre sus inicios en el deporte, la vuelta a la “nueva normalidad” y el reto que significó el haber logrado una plaza olímpica para España en la prueba individual de arco recurvo, en entrevista exclusiva a Triángulo Deportivo.

El tiro con arco lo cautivo a temprana edad, a los ocho años inició su andar en una disciplina deportiva que le ha brindado cuantiosas alegrías y aprendizajes. “Mi hermano mayor, que tiene seis años más que yo, inició primero en el tiro con arco, y a mí luego me empezó a gustar, aunque siempre parecía que era muy pequeño. Mi tío era presidente del Club de Arco Cid y cada vez me fue llamando más la atención. Él deseo por conquistar metas fue creciendo”, contó Acha.

El cambio llegó en 2016

Luego de los Juegos Olímpicos Río 2016, Pablo Acha con 19 años llegó a la residencia Joaquin Blume. “El año anterior había luchado muchísimo para lograr entrar en la residencia, luego de Río 2016 logré entrar porque hubo un cambio muy radical en mí, producto del esfuerzo. Estando ahí, las horas de entrenamiento se multiplicaron. Físicamente y psicológicamente comencé a evolucionar, ya que antes no tenía conocimiento sobre las pautas de cómo competir, cómo educar la mente. El tema psicológico me hizo rendir muchísimo mejor”, expresó.

Indiscutiblemente, el deporte tiene el poder de mejorar vidas en diferentes aspectos. El tiro con arco le ha proporcionado herramientas valiosas a Pablo Acha, las cuales le han servido para afrontar de la mejor manera situaciones de la vida: “Esta disciplina deportiva me ha enseñado a madurar, y me ha ayudado en la toma de decisiones. Cuando vives momentos de mucha tensión debes saber cómo reaccionar, y el saber eso hace que seas una persona más competente”, destacó.

Deporte y estudio, excelentes aliados 

La formación académica en un deportista es sumamente importante para tener un futuro más prometedor. La carrera deportiva suele ser corta y la preparación en cualquier área de conocimiento puede llegar a ser muy útil. Actualmente, Pablo estudia un grado superior en robótica y automatización en la Universidad de Burgos.

“Siempre me llamó la atención la informática y el mundo de la programación. Pienso que es el futuro, en donde va a ver más trabajo. Además, Burgos tiene bastante industria y a mí me gusta mucho la ciudad. En un futuro me gustaría volver a mi tierra”, manifestó emocionado el tirador burgués, quien durante el confinamiento se unió a una iniciativa extraordinaria: “En navidad me compré una impresora, y por el momento que estábamos viviendo por el coronavirus me sumé a una iniciativa que creó la Universidad de Burgos, en donde elaboramos pantallas, unos enganches para mascarillas y más”.

No obstante, para Pablo Acha no ha sido nada fácil poder compaginar sus dos grandes pasiones. Sin embargo, aprovechó al máximo el confinamiento para adelantar sus estudios: “Durante esta cuarentena aprobé todas las asignaturas (risas), logré entregar todos los trabajos a tiempo. Es algo un poco caótico en nuestro día a día. Al final, siempre toca hablar con algunos profesores para que sean más flexibles”, rescató.

Entrenamiento, la clave del éxito

El talento por sí solo no es suficiente, es necesario trabajar arduamente en todos los aspectos para potenciarlo: “Lo que hacemos es trabajar la visualización. Cuando te has visualizado muchas veces que eres capaz de hacerlo y te presentas ahí, dices: Esto yo lo he hecho miles de veces, y eso crea una confianza en ti, y lo consigues. A parte, con mi psicóloga trabajo muchísimo la respiración, porque es lo que a mí me une la mente con el cuerpo”, contó Pablo Acha.

El tiro con arco es un deporte que exige concentración y precisión. El aspecto mental es clave para conseguir los objetivos: “La diferencia entre el 30 del mundo y el primero está en la cabeza, es el ser capaz de ponerte en la línea de tiro y hacer tu rutina. Todos sabemos pegar un 10, pero hay que pegarlo cuando realmente cuenta. Puedes estar entrenando y pegarte un montón de puntos, pero si al final el día de la competición no eres capaz de recrear tu rutina, no tiene sentido”, subrayó.

El desafío que significó el confinamiento para Pablo Acha

Como es bien sabido, el mundo del deporte se paralizó repentinamente debido a la pandemia. Pablo, en conjunto con los demás miembros de la selección española de tiro con arco, se encontraban en Turquía cuando la crisis del coronavirus se intensifico: “Cuando en Turquía las cosas empeoraron decidimos volver a España. Pero fueron días de incertidumbre, porque no sabíamos que iba a pasar, de si Tokio se iba a hacer o no. Si disputaríamos o no la Copa del Mundo para conseguir una plaza por equipos, por lo cual habíamos trabajando muchísimo”, señaló Acha.

En ese sentido, la situación por el coronavirus no detuvo a Pablo y a su equipo. A pesar que no contar con un espacio ideal para practicar, el burgalés no desfalleció: “Nosotros normalmente tiramos a 70 metros, pero con lo sucedido volvimos a casa y cambiamos esos 70 metros por cinco metros. Nuestro entrenador nos veía constantemente a través de videoconferencias, pero al final no se puede apreciar igual que in situ. Eso era lo que más extrañábamos: los entrenamientos en grupo”, manifestó Pablo.

El tiro con arco, está en constante evolución, es por ello que casi todos los años Pablo Acha trabaja para mejorar su técnica y evolucionar como tirador. “Esta cuarentena la aproveché algunos aspectos. Tenía ganas de hacerlo después de Tokio, pero vi esta oportunidad y dije: Creo que vamos a estar una buena temporada tirando a cinco metros, que es en donde cambiamos nuestra técnica. A nivel mental me veía más fuerte para ejecutar ese cambio y la verdad es que saque algo muy bueno de este confinamiento”, dijo el atleta, quien en la adversidad siempre encuentra oportunidades para crecer.

Vuelta a la “nueva normalidad” 

Luego de meses de confinamiento, Pablo regresó a la ciudad de Madrid para retomar el exigente ritmo de sus entrenamientos: “Desde el 18 de junio estoy en la residencia Joaquin Blume. Me hicieron unas pruebas, los test y todo lo pertinente para poder garantizar la seguridad acá. Ahora estamos tomando un montón de medidas y ya pudimos volver a entrenar con normalidad”, apuntó el burgalés.

“Los lunes, martes y miércoles dedicamos una hora y media al entrenamiento físico, y los días viernes y sábado solemos hacer ejercicios cardiovasculares o yoga, para relajar porque el domingo descansamos. Ese es el plan que solemos cumplir, siempre cumpliendo las medidas”.

Plaza olímpica para España

Pablo Acha González es uno de los mejores tiradores de España. En el 2019, logró para su país una plaza olímpica en la prueba individual de arco recurvo, luego de colgarse la medalla de bronce en los Juegos Europeos en Minsk, tras solo perder un duelo, en semifinales, y derrotando al italiano Pasqualucci en el duelo por el tercer lugar. “Representar a España es un orgullo. Lo había trabajado muchísimo. Yo siempre me vi consiguiendo la plaza, había visualizado muchas veces como sería ese momento, y la verdad es que fue como lo imaginé”.

“Fue un momento super bonito, porque ver que eres capaz, que puedes conseguir tus objetivos es lo que te hace grande. Cuando empecé a tirar veía que estaba bastante fino. Cuando empezó el campeonato dije: Yo de aquí puedo sacar bastante provecho. Al final, no te digo que antes de entrar a la eliminatoria ya sabía que iba hacer un buen papel ese día, pero si tenía algo en mí que me decía que lo lograría”, destacó Pablo con una sonrisa.

Un trabajador inalcanzable, para conquistar sueños es fundamental ser constante y tener confianza en sí mismo. Pablo Acha, demostró que el esfuerzo y sacrifico dan resultado: “Había trabajado muchísimo, tenía todo bajo control y simplemente debía hacer mi trabajo. Recuerdo que había muchísima tensión, sobre todo en las últimas tres flechas. No lo piensas, pero en tu cabeza lo sabes, si ganaba esa eliminatoria lo

graba también la plaza para España para los juegos olímpicos. Fue un momento épico”, contó emocionado Pablo. “Al final yo siempre digo lo mismo, España tiene un buen nivel por equipos y pienso que una medalla en unos juegos olímpicos en esa modalidad sería extraordinaria. Es mi sueño”, concluyó Pablo.

Acerca del autor

Bethania Martínez Leo

Nací en Mérida, Venezuela. Soy Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad Católica Cecilio Acosta. Formé parte de Estudiantes de Mérida FC, Studio 102.7, TLT y GOLTV. Ahora estoy radicada en Madrid, España, desde aquí colaboro con Triángulo. El deporte no es más importante que la vida misma.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.