fbpx
Fitness

De preparador físico de futbolistas a youtuber fitness

Antonio Pimentel está listo para el entrenamiento. Junto a él ya no hay futbolistas como cuando era preparador físico de Atlético Venezuela.
En su canal de Youtube Cardio Abdomen tiene 590.000 suscriptores / Cortesía Antonio Pimentel

Antonio Pimentel está listo para un nuevo entrenamiento. A su alrededor ya no hay futbolistas como cuando era preparador físico del Atlético Venezuela. Ahora tiene a hombres y mujeres de distintas edades haciendo ejercicios frente a una pantalla. El caraqueño con su Cardio Abdomen se ha convertido en un youtuber fitness. 

“1,2,3… ¡Vamos que sí podemos!” Antonio repite esta frase en los más de doscientos videos que tiene en su canal de Youtube Cardio Abdomen. El joven de 26 años, en 2019, dejó a un lado su trabajo como preparador físico para grabar videos con rutinas de ejercicios.

“En 2017 trabajé con Libertador en tercera división y en 2018 con Atlético Venezuela; tanto en el equipo profesional de hombres como en el femenino. A finales de ese año había la posibilidad de extender contrato, pero comencé a subir videos en Youtube. Al ver la receptividad y que podía vivir de esto decidí darle el tiempo que se merecía. Así que por Cardio Abdomen dejé el fútbol”, cuenta el carismático Pimentel. 

Al ver los más de 590.000 suscriptores que se han convertido en fanáticos de su trabajo, Antonio confiesa que tomó la mejor decisión de su vida. Ya no está en una cancha de fútbol como preparador físico, sino en las salas de gimnasios a los que asistía desde hace cinco años. Sin contar que a diario entra a la casa de miles de personas que hacen sus rutinas de ejercicios. 

El tras cámara de Cardio Abdomen 

El youtuber fitness había creado su canal en 2012 con el objetivo de subir uno que otro video. Cada dos meses cargaba una rutina. El material lo hacía de forma casera con un celular. Hasta que un día lo contactó una chica que se dedicaba a las redes sociales para preguntarle si él monetizaba esos videos. Antonio no entendía nada porque pensaba que 120.000 era poco.

“Ella me dijo que estaba loco. Tenía videos con millones de vistas y eso era complicado en Youtube. A partir de ahí me organicé. Siempre comienzas con fallas, pero vas  perfeccionando todo tu material e ideas. Hasta las horas en las que publicas”, expresa Pimentel que suele publicar entre 9:00 y 10:00 de la mañana. 

Antonio tiene un productor. Ya cuentan con cámaras, micrófonos y luces para grabar. Le gusta participar en todo el proceso de producción. Por eso, se encarga de desarrollar los calendarios de entrenamientos, las rutinas y hasta elegir a las personas que lo acompañan. En sus videos hay desde jóvenes hasta adultos. Su idea es que todos puedan sentirse identificados y hagan los ejercicios sin ver que es imposible. 

“La pasamos muy bien en cada grabación, es como una clase. Nunca lo he visto como un trabajo. Cuando estás grabando las rutinas es como una extensión tuya. Siempre me ha gustado dar clases en los gimnasios”, destaca después de dejar programada un rutina en Cardio Abdomen. 

Cada semana tiene hasta tres pautas de grabación y también de carga de contenidos. Los sábados publica ejercicios de tonificación, los domingos cardio y los miércoles consejos de entrenamiento. Su idea es ir aumentando y tener cápsulas de nutrición con especialistas del área. Todo su material es gratis.

La cuarentena aumentó el fervor por su canal 

Las redes sociales de Cardio Abdomen tenían una buena cantidad de seguidores. Sin embargo, después de la cuarentena por el COVID-19 explotó. En Instagram pasaron de 14 mil seguidores a más de 60 mil.  En Youtube va rumbo a los 600 mil suscriptores. El caraqueño pasó de responder cien mensajes diarios a más de dos mil. 

“Ha sido muy grande y apasionada la conexión. Cuando revisas los mensajes o videos son micros que han nacido del fervor que ha generado la rutina. Es el tema motivación y alegría. Es lindo verte reflejado en las pantallas con cualquiera de las personas. Se ha abierto un canal de amor y son mensajes fervorosos”, confiesa el joven que cambió toda su rutina. Más que Antonio Pimentel, ahora es Cardio Abdomen. 

“No me rindo, tú tampoco. Vamos a seguir, hay que llegar a la cima”, esas son algunas de las frases que el youtuber fitness venezolano repite en cada video. Mientras su rutina aumenta de esfuerzo y el aire escasea, él grita para animar a quienes lo ven desde sus casas. Su sonrisa contagia y a pesar del cansancio, muchos son los que se toman una foto con su cara de satisfacción por haber terminado la rutina intensa. 

No solo graba videos de ejercicios, también saludos por cumpleaños o mensajes de motivación que le piden a través de sus redes. Es una celebridad del fitness que ha escalado internacionalmente. La mayoría de sus seguidores son de Argentina, Colombia, México, Chile y Ecuador.

Se considera una persona que le gusta motivar a otros y eso es lo que poco poco ha logrado con Cardio Abdomen. “Puedes llegar la cima que te propones, la que tú dijiste que querías. Unos llegan hoy y otros mañana. Todos van a llegar a una cima que ellos crearon y se pusieron. El éxito es subjetivo”, reflexiona quien cuando estaba en el fútbol también le gustaba arengar a los jugadores.

Cardio Abdomen por el mundo 

El objetivo del youtuber fitness es viajar con Cardio Abdomen. En 2015 salió de su país a trabajar en Santiago de Chile. Su idea era probar en el exterior y ganar dinero.  Mientras daba clases de cardio, hizo de delivery y anfitrión en un restaurante saludable. 

En 2019, Antonio cruzó el Océano Atlántico para vivir unos meses en España. Sin embargo, aún no ha sellado su pasaporte con la marca que lo llevó a estar en miles de casas fuera de Venezuela. 

“Yo ya la confirmé y la quiero hacer. Comenzaría por Buenos Aires, luego Santiago y Uruguay. Esas tres por ahora”, responde Pimentel sobre la gira que aún no tiene fecha. También le gustaría ir a Colombia porque asegura que cuenta con muy buenos seguidores en Bogotá y Medellín. 

El que fue preparador físico de fútbol es agradecido por la evolución que ha tenido con su canal de Youtube, ya que vive de eso. Pero reconoce que al estar en Venezuela gasta muchísimo dinero y las cosas no están bien. Aún no sabe si dará el paso de emigrar. Por ahora, sigue con su energía que levanta a cualquiera del sofá para hacer ejercicio y le recuerda a todos que pueden alcanzar la cima que se propongan. 

Lee también: Ejercicio en casa: la rutina perfecta de seis ejercicios

Acerca del autor

Mariann García

Soy comunicadora social. Nací entre el mar y las montañas de Venezuela, pero hace más de tres años emigré a Argentina. Tengo diez años cubriendo la fuente deportiva. Me apasiona contar sus historias y descubrir el lado B de sus protagonistas.

1 Comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Muchas gracias por la entrevista a Antonio, Mariann!! Sin ninguna duda, nos salvó la vida a muchos durante el confinamiento jeje! Espero que en Argentina te hayan recibido bien!! Yo soy de Argentina pero desde hace varios años vivo en España.
    Un abrazo grande!!