fbpx
Fútbol

René Higuita y su paso por Venezuela, a 25 años del escorpión

René Higuita tuvo un paso por Venezuela con Guaros de Lara / Prensa Guaros

Un seis de septiembre de 1995, un portero colombiano haría historia. De aspecto desgarbado, de solo ver a René Higuita ya se tenía claro el por qué le apodaban “el loco”. Esa noche en Wembley haría “el escorpión”, esa jugada que maravilló al mundo y que ya más de dos décadas después todavía es recordada.

Higuita fue famoso no solo por sus paradas y su aspecto desencajado. Cobraba tiros libres con máxima precisión y era un especialista en lanzar penales. Jugó con Colombia la Copa Mundial de Italia 90 y tres Copas Américas. Se retiró en 2004 en Ecuador pero tres años después, volvió para jugar con Guaros de Lara.

Sí, aquel Guaros de Lara que recién había ganado el boleto a primera división junto con el Atlético El Vigía. Ese equipo que comenzó con muchas promesas de grandeza y terminó hundido en problemas económicos, pero allí regresó del retiro el histórico René Higuita.

René Higuita inmortalizó esta jugada como el escorpión / El Tiempo

En la Venezuela pre Copa América 2007 en casa fue un suceso. El nombre de René Higuita sonaba por todas partes. Más por las glorias de un pasado brillante que de un presente alucinante, pero figura es figura.

René Higuita llegó a Barquisimeto sin grandes exigencias. Con tres años retirado pero con una fama que hizo que muchos no quisieran creer que la noticia era cierta. Aquel greñudo que hizo el escorpión en Wembley y que se metió en un lío tratando de salir con pelota dominada ante Camerún en el Mundial del 90 jugaría en los estadios venezolanos.

El camino al escorpión

René Higuita es nativo de Medellín, tierra donde fue profeta con el Atlético Nacional. Con el cuadro “verdolaga” ganó la Copa Libertadores ante Olimpia de Paraguay en el 89. Tuvo una gran actuación en la Copa Intercontinental ante el AC Milán, aunque los europeos ganaron con un gol en el último minuto de la prórroga.

De siempre su vida estuvo ligada a polémicas. Fue un jugador importante en el Atlético Nacional del capo Pablo Escobar. Se dice que fue uno de los jugadores que visitó al capo en La Catedral, su famosa cárcel.

También en los cuartos de final de Italia 90 intentó salir jugado luego de una pelota retrasada por Luis Carlos Perea. Roger Milla, el recordado delantero camerunés le quitó el balón y marcó el 2-0 definitivo que selló la eliminación de Colombia.

Pero en 1995 hizo la jugada que lo inmortalizó. En un amistoso el 6 de septiembre en Wembley ante Inglaterra aprovechó un centro flojo de Jamie Redknapp para elevar sus pies hacia atrás y rechazar el balón con los talones. Esa jugada sería nombrada como “el escorpión”.

Ese hecho no era inédito para él. Ya lo había hecho cinco años antes en un comercial en Colombia, pero por primera vez lo intentaba en un partido. Su fama se regó por todo el mundo en una época donde las redes sociales no existían.

La llegada de René Higuita a Venezuela fue un suceso

Guaros de Lara venía de subir a primera división y se decía que el poderío económico de su dueño le daba espalda. Carlos García, el hijo de Blanca Ibañez, la exesposa del expresidente Jaime Lusinchi, quiso comenzar dando un golpe a la mesa y pensó en grande.

“El equipo sube con una nómina importante de jugadores pero no se tenía claro si se mantenía el cuerpo técnico. El técnico de aquel entonces era Edgar Torrealba, pero en una reunión en Caracas asoman que el colombiano Jaime De La Pava estaba disponible. La directiva lo contacta y acuerda un contrato con él”, contó Freddy Blanco, jefe de prensa de aquel Guaros de Lara.

Jaime De La Pava dirigió a Guaros de Lara en el regreso de Higuita al fútbol / Uniautónoma

Así, quien en 2009 se transformaría en el CD Lara, se hizo con los servicios del colombiano. De La Pava venía de ser campeón con América de Cali y de dirigir a la Selección Colombia en categorías menores.

“El cuerpo técnico de De La Pava incluía a Fernando Velasco y Diego Barragán. Precisamente este último era muy amigo de René Higuita y le pareció que podía traerlo. Guaros necesitaba un portero y, por sus nexos con Barragán, había chance de traer a Higuita. Se pensaba que sería un gran golpe mediático”, afirmó el periodista.

Pero ya hacía tres años que el medallo no tapaba en un partido oficial. Su última campaña había sido con el Aucas ecuatoriano donde porteó en 35 partidos. Pero para el equipo recién ascendido era una oportunidad que no podía dejar pasar.

El hombre que al que le tocó ser su preparador

Edgar Torrealba tuvo la responsabilidad de tomar el timón del equipo al final de la campaña en segunda. Llevó las riendas de Guaros hasta lograr el ascenso que se concretó en casa ante Estudiantes de Mérida. Luego la directiva le quitó la confianza para dirigir primera.

“Cuando traen a De La Pava trajo a su cuerpo técnico y me nombran preparador de porteros. Resulta que luego me entero que por ahí van a contratar a René Higuita, fue una sorpresa. Era un tipo humilde que siempre tomó en cuenta las observaciones que le hacía. Recuerda que venía con cierto desgano por los años sin jugar, pero se entregaba al máximo”, explicó Torrealba.

“Eguita”, como se le conoce en Lara, tenía bajo su mando al “loco Higuita”. Ese tipo famoso que había jugado un mundial de fútbol. “Era un maestro para los demás porteros. Recuerdo que yo trabajaba en un restaurant como segundo empleo y a él siempre le gustaba ir. Estaba en la parroquia Unión y era especialista en pescado. A Higuita le encantaba el pescado con patacones o yuca”.

La temporada arrancó e Higuita se convirtió en una razón para ir a los estadios donde jugaba Guaros. No importaba si el “loco” estaba en su mejor forma o no, pero el privilegio que daba ver a un tipo que se mostraba en televisión era irresistible.

René Higuita fue el favorito de la afición larense / Prensa Guaros

“Llegó a la pretemporada en una baja condición física, pero cuando se entrenó fue cambiando rápidamente. Debutó en el Farid Richa de Barquisimeto en el empate a 2 ante Monagas y no se vio bien. En el segundo partido ante Italia en Caracas tuvo un fallo al final en una jugada donde intentó salir”.

Pero el portero cambió las cosas. “Cuando tomó condición física hizo a diferencia. En un partido ante El Vigía tapó cuatro mano a mano y tapó un penal para que el equipo ganara 1-0.”, afirmó Blanco.

Estando en Barquisimeto, sus compañeros pudieron ver en vivo aquel escorpión que ya tiene 25 años de vida. También algunos aficionados que se iban a los entrenamientos para ver al portero colombiano.

“Una vez lo hizo porque se lo pidieron sus compañeros. Lo más sorprendente es que le salía al primer intento”, aseguró Freddy Blanco. Edgar Torrealba lo certificó. “Eso es verdad, no necesitaba que le tiraran 10 pelotas, a la primera lo hacía. Lo vi una vez en el Farid Richa y otra en El Kilovatico”.

La crisis en Guaros hizo que se fuera con una deuda

Su paso por Guaros de Lara no terminó de la mejor manera. El equipo comenzó a acusar problemas económicos y el colombiano, así como el cuerpo técnico se fue. A tal punto de que demandó a los venezolanos ante FIFA por su pago.

“Nunca me dijo que era por eso. Cuando se despidió de mí me dijo que me agradecía mucho, que estaba a la orden en Colombia y que se tenía que ir porque había cerrado un ciclo. Era un tipo muy profesional”, dijo Torrealba.

El equipo dejó ir a Higuita y le mantuvo una deuda / Cortesía

Blanco también recuerda cuando se marchó. “Fue un movimiento atrevido traer a un tipo de esta talla. La organización no estaba preparada y surgieron problemas. Pero deportivamente hablando, tuvo una actuación muy decente tomando en cuenta que vino con más de 40 años y con tres de haberse retirado”.

Solo 10 juegos duró la aventura del “loco” Higuita por el fútbol venezolano. Se fue con una deuda, peo dejando el recuerdo para los fanáticos de cuando vieron a aquel arquero del escorpión jugando con sus acostumbrados shorts.

Acerca del autor

Miguel Ángel Valladares

Soy periodista egresado de la Universidad Fermín Toro de Barquisimeto, Venezuela en 2007. Fui fundador y coordinador de deportes del Diario La Prensa de Lara por ocho años. Me apasiona el deporte. Cubrí eventos internacionales como la Copa América 2007 y 2011. Me gusta contar historias.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.