fbpx
Otros deportes

Rubén Limardo exaltado al Salón de la Fama de esgrima

Rubén Limardo-Salón-Fama
Rubén Limardo tiene varios argumentos para llegar a la inmortalidad (Photo by Ernesto BENAVIDES / AFP)

El sable de Rubén Limardo se ganó el máximo honor: la inmortalidad. El venezolano consigió ser exaltado al Salón de la Fama de esgrima mundial según reveló el comunicado de prensa del Comité Olímpico Venezolano (COV). Se ganó un puesto en el pabellón de la Federación Internacional de Esgrima, ente reconocido por el Comité Olímpico Internacional (COI).

El venezolano ingresó al Salón de la Fama por votación unánime del Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Esgrima (FIE), en el primer año en el que fue considerado elegible. Lo acompaña en esta exaltación Olga Kharlan, ambos son los únicos miembros activos. Aunque todavía compiten en el máximo nivel, sus éxitos ya son argumentos suficientes para tener un pedestal entre los mejores esgrimistas de todos los tiempos.

“Me siento contentísimo con esta noticia, sobre todo porque llega en un momento difícil, en el que no he podido reunirme con mi familia en Venezuela, debido al confinamiento por la pandemia del coronavirus”, detalló Limardo, según el COV, tras conocer su hazaña.

Entre otros, Ruben Limardo compartirá en el Salón de la Fama con Piere de Cobertain (creador de los Juegos Olímpicos) y Tomas Bach presidente del COI. Sin embargo, la lista cuenta con otras leyendas que brillaron en Juegos Olímpicos y distintas competencias internacionales.

“Ser parte del Salón de la Fama de la FIE, donde están los mejores del mundo, es un orgullo como venezolano, como atleta, como persona. Nunca me esperé esto. Ni siquiera sabía que existía un Salón de la Fama, me enteré hace poco cuando me postularon”, se sinceró el campeón olímpico venezolano.

Rubén Limardo: argumentos de sobra para alcanzar la inmortalidad

Limardo alcanzará la inmortalidad tras una gran cantidad de logros en una carrera que no ha terminado. Ganó una medalla de bronce Copa del Mundo Juvenil 2001 en Italia, bronce mundial cadete 2002 Antalya. También oro en la Copa del mundo de Portugal 2003. Además, una presea dorada en la Copa del Mundo de Finlandia 2003, medalla de oro en la Copa del Mundo de Luxemburgo 2003, otra presea de oro en la Copa del Mundo de Israel 2003 y una medalla de bronce en la Copa del Mundo de España 2003.

Pero la carta de presentación de Rubén Limardo llegó en los Juegos Olímpicos, máxima cita de la esgrima. En Londres 2012 se alzó con una medalla de oro en la prueba individual, gesta que descansará por el resto de la historia en los archivos del deporte venezolano. El oriundo de Ciudad Bolivar también sumó preseas en Juegos Panamericanos, otro de los puntos altos en su trayectoria deportiva.

Limardo ha participado en tres Juegos Olímpicos, siendo en 2008 el inicio. Tras obtener el oro en Londres 2012 y ganar la Copa del Mundo adulto en la temporada 2012-2013, el venezolano terminó primero del ranking mundial.

Ahora, con un puesto garantizado en la inmortalidad, Rubén Limardo intentará ensanchar su resumen curricular. El venezolano no detiene su preparación para sus futuras competiciones, incluyendo su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio, que se disputarán en 2021.

“Agradezco a mi equipo de trabajo, a todas las personas que me han apoyado, a la prensa que siempre ha reflejado mis resultados, y dedico este nuevo logro a mi equipo, a mi esposa, a mis hijos y a mi mamá que está en el cielo, y que bastante luchó por esto”, finalizó.

Sorprendido durante el entrenamiento

Durante una rueda de prensa vía Zoom la tarde del miércoles 09 de septiembre, Rubén Limardo dio a conocer los detalles de ese momento en el que recibió la noticia. “Cuando recibo la información estaba entrenando. Me llama un compañero (José Benavidez), contesto, me habla y me pregunta qué estaba haciendo, a lo que le digo que me encontraba entrenando y que si me podía llamar al rato. Me dice ‘para el entrenamiento que esto es sumamente importante’ a lo que yo me asusto porque no sabía si era bueno o malo”, contó entre risas.

Luego de esas fracciones de segundos entre nerviosismo y dudas, José Benavidez le soltó la noticia. “Acabas de quedar en el salón de la fama. Quedé como en shock, sabía que me habían postulado pero se me había olvidado entre tantas cosas, mi familia y pensar el cómo traerlos a Polonia para poder entrenar tranquilo y seguir mi ruta a Tokio. Controlé las emociones y volví a los entrenamientos pero me sentía bastante contento”.

“Pese a que nos hemos ganado el respeto en la pedana, también hacía falta ganarse estos espacios. Para un latino, quitarle un cupo en la historia a un europeo es importantísimo” ⁣

Rubén Limardo y su mirada crítica

El venezolano aprovechó la ventana digital y además de contar su emoción por el galardón, habló de la actualidad venezolana y el deporte. “Para recuperar el nivel del deporte nacional es necesario tener planificación, recursos, logística, pero lo más importante es el conocimiento”, dijo.

“Yo escucho a muchos hablar de Venezuela potencia, pero mi hermano Francisco, medallista panamericano, sale corriendo del entrenamiento a trabajar como DJ, Por su parte, otros del equipo trabajan como mesoneros”, expuso.

“En París 2024 es donde visualizo mi retiro”

Rubén Limardo

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

2 Comentarios

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.