fbpx
Beisbol

Se acabó la era del Panda en los Gigantes de San Francisco

Pablo Sandoval con 33 años de edad perdió mucho nivel y San Francisco lo sabe
Pablo Sandoval con 33 años de edad perdió mucho nivel y San Francisco lo sabe / Foto AFP

Los Gigantes de San Francisco están haciendo todo lo posible para llegar a los playoffs de este año, pero si juegan en octubre, no tendrán uno de los mejores jugadores de postemporadas en la historia de la franquicia. El equipo dejó en libertad a Pablo Sandoval, luego de que no retomara el nivel ofensivo que ambas partes esperaban.

El club de la Bahía hizo el movimiento de manera oficial el jueves por la tarde, en el que subieron al recién contratado Justin Smoak.

En 82 turnos al bate esta temporada, Sandoval promedió .220 con un OPS de .546 mientras el carabobeño luchaba por hacer un contacto constante.

Sandoval también perdió el control de un puesto en la lista por falta de versatilidad posicional, ya que los Gigantes dijeron que era una opción en la primera y tercera base a principio de campaña, pero se sintió más cómodo cuando lo usaban como bateador designado o emergente.

Con solo tres apariciones en la tercera base esta temporada, se hizo cada vez más claro que los Gigantes no confiaban en Sandoval para jugar la posición que se convirtió en su puesto principal al principio de su carrera.

El Panda más famoso de la Costa Oeste

La carrera de Pablo Sandoval se hizo “gigante” gracias su destreza en la esquina caliente cuando irrumpió en la escena en 2008 como un jugador de cuadro de 21 años que pasó por el sistema de granjas de la organización como receptor.

Sandoval ayudó a los Gigantes a ganar tres títulos de la Serie Mundial en 2010, 2012 y 2014, ganando los honores de MVP en 2012.

Sandoval fue cátcher en 11 juegos en su temporada de novato con los Gigantes e incluso recibió algunos bullpens durante el entrenamiento de primavera en 2019. Pero nunca fue más que una opción de emergencia en la posición y al no cumplir el objetivo de Bruce Bochy de que jugara todo. De hecho, intentó las nueve posiciones en un mismo juego, pero debido a una lesión en el codo terminó su temporada 2019 antes de lo previsto.

Sandoval finalmente pasó parte de 11 temporadas con los Gigantes, pero su regreso al club en 2017 fue completamente inesperado después de criticar a la organización cuando firmó un contrato por cinco años y 95 millones de Dólares con los Medias Rojas de Boston después de la Serie Mundial de 2014.

Sandoval dijo que no echaría de menos a ningún compañero aparte de (Hunter) Pence y el mánager Bruce Bochy y sintió que le faltaban el respeto a los Gigantes que no hicieron más para retenerlo.

San Francisco lo perdonó

Cuando los Medias Rojas designaron a Sandoval para asignación mientras aún le debían casi 50 millones de Dólares en 2017, los Gigantes no fueron vistos como un destino realista debido a sus comentarios incendiarios. El gerente general Bobby Evans terminó arriesgándose con el “Panda” de todos modos y resucitó su carrera y reconstruyó su imagen durante su segundo mandato con los Gigantes.

Después de someterse a una cirugía de Tommy John para reparar un UCL desgarrado en su codo derecho el verano pasado, Sandoval se convirtió en agente libre al final de la temporada 2019 y reiteró públicamente su deseo de permanecer con los Gigantes.

Cuando el nuevo manager Gabe Kapler visitó el área de Miami, la casa de Sandoval en la temporada baja, para encontrarse con el lanzador Andrew Suárez y Shaun Anderson durante el invierno, Sandoval se invitó a sí mismo y pasó gran parte de una conversación a la hora del almuerzo convenciendo a Kapler de cómo podría ser un activo para los Gigantes de 2020.

El nivel le faltó a su ritmo ofensivo. Su seguridad ya no era bien vista en el lineup y ahora, los Gigantes contrataron a Justin Smoak. Todo eso obligó a cerrar la “Era del Panda” de la Bahía.

El dos veces All-Star ha conectado 149 jonrones en su carrera y tiene un promedio de bateo de .279.

Acerca del autor

Pedro Hernández

Creyente de lo que veo. Venezolano, periodista, redactor y reportero del deporte. Si hay un juego de beisbol en el estadio Universitario, seguramente me consigas allí. Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Católica Santa Rosa, con experiencia laboral de una década entre la web y medios impresos.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.