fbpx
Otros deportes

Naomi Osaka lleva la bandera de la diversidad en el tenis

Naomi Osaka tenis
Naomi Osaka es la nueva cara del tenis (Photo by JOSE JORDAN / AFP)

Naomi Osaka alzó sus brazos y levantó el trofeo que le entregaron por ser la campeona del US Open. Fue una victoria que retumbó en todo el mundo, literalmente. Se festejó en Japón, porque la joven tenista es de madre nipona, pero también en Haití, de donde se su padre. Fue un triunfo de la diversidad, algo fundamental en una disciplina bautizado como el “deporte blanco”.

El campeonato de la jugadora provocó que distintas partes del mundo tomarán una porción del éxito. Desde Asia, pasando por el Caribe y hasta en América, porque la jugadora de 22 años de edad se convirtió en un ícono global.

Pero poco igualó a lo que se vivió en Japón. La cadena pública de televisión, NHK, interrumpió sus programas para anunciar el segundo triunfo en el US Open. Toda persona que sintonizó el canal en ese momento vio a Osaka terminar de superar a Victoria Azarenka, por 1-6, 6-3, 6-3.

“Logró la hazaña de conseguir un tercer título en individuales en un Grand Slam, lo que constituye un récord para un tenista o una tenista asiáticos”, se leyó en la portada de Nikkan, diario deportivo en el país asiático. 

Lo que para muchos puede ser considerado como presión, Naomi Osaka lo convirtió en motivación. Todos los mensajes por redes sociales y comentarios que vio por televisión sobre cada victoria que consiguió en el torneo, la llevaron a mejorar. Una vez en la final, no desaprovechó la oportunidad para ganar uno de los títulos más importantes en su joven carrera.

“Siento que todo me empujó a mejorar”, explicó Osaka en rueda de prensa. “Creo que jugué un tenis realmente bueno esta semana y estoy feliz por eso. Todo me ayudó a enfocarme, porque todos estos días encerrada en la burbuja provocó estrés. Afortunadamente todo salió bien”.

Naomi Osaka, una luchadora contra el racismo

Su golpeo, condiciones físicas y fortaleza mental no fue lo único elogiado. Naomi Osaka, quien durante el US Open utilizó sus mascarillas para mandar mensajes a favor de los derechos civiles, se convirtió en el ícono antirracismo en el tenis.

“Esta victoria es un símbolo para las familias afligidas por tragedias, que esperan que algunas cosas no se repitan y que la sociedad cambie por fin”, afirmó el diario Mainichi Shimbun.

La jugadora entró a la pista donde se llevaría a cabo la final con un tapabocas negro en la que estaba escrito el nombre de Tamir Rice, un afroamericano de 12 años al que mató un oficial blanco de policía en Cleveland, en 2014. Fue la última de una serie de siete mascarillas, una por partido desde la primera ronda hasta la final. Todas llevaban nombres de víctimas de violencia policial en Estados Unidos.

“Es valiente y estoy orgulloso de ella”, declaró a la prensa su abuelo, de 75 años, Tetsuo Osaka.

US Open: El poderoso mensaje de Naomi Osaka en sus cubrebocas
Osaka usó sus mascarillas para mandar mensajes /Foto AFP

Políticos en Japón también celebraron su compromiso con el movimiento Black Lives Matters. Fumio Kishida, uno de los tres candidatos a la sucesión del primer ministro japonés, Shinzo Abe, elogió la conducta de Osaka en el campeonato con un mensaje en su cuenta de Twitter.

“La respeto, ya que luchó por obtener el mejor resultado, señalando la importancia de la diversidad en el mundo. Obliga a la admiración”, explicó el político.

Aunque sí existió un “pero”. Llegó desde uno de sus patrocinadores, que recordaron que la prioridad de Osaka es el tenis, por lo que evitar conflictos debe ser lo principal en su conducta en la cancha.

“No creo que necesite hacer eso cuando lucha por estar arriba. Si es posible, nos gustaría que centre más su atención en sus competencias tenísticas”, afirmó al diario el portavoz de una sociedad japonesa que patrocina a Naomi Osaka.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.