fbpx
Otros deportes

Burbuja del Masters 1000 de Roma: pruebas, distancia y lo que varios tenistas pedían a gritos

Masters 1000-Roma-Tenos
El Masters de Roma se juega a puerta cerrada. Foto AFP

El Masters 1000 de Roma que se jugará en 2020 será una experiencia completamente diferente para los jugadores a la de años anteriores. No habrá fotografías en el Coliseo, ni salidas para disfrutar de la amplia gastronomía italiana ni compras en los centros comerciales de la ciudad. Los tenistas estarán en una burbuja, llena de chequeos, aislamiento y un estricto protocolo de seguridad.

Desde su llegada a Italia, los deportistas deben cumplir el reglamento. Mantener una distancia de otras personas, estar en las habitaciones asignadas a menos de que se vaya a la cancha y ser puntuales con los chequeos por parte del personal sanitario.

Una vez dentro de la “burbuja”, los tenistas serán separados en dos grupos. Las mujeres estarán en un hotel y los hombres en otro, solamente permitiendo salir de ellos cuando se vaya al Foro Itálico, el estadio romano que alberga las pistas, los vestuarios, las salas de preparación y las ruedas de prensa.

Pruebas y más pruebas en Roma

Estar encerrados en una habitación, no es suficiente para los organizadores del Masters 1000 de Roma. Constantemente habrá chequeos en los jugadores, que será la única forma para identificar posibles positivos entre las personas que están en las instalaciones.

Los test PCR, tras el realizado sistemáticamente a su llegada a Italia, deberán ser repetidos cada cuatro días por los jugadores. En las jugadoras, será cada cinco días, de acuerdo a lo que indican los protocolos de la ATP y de la WTA. 

Hay una serie de actividades que los jugadores podrán realizar en los hoteles, pero siempre cumpliendo el reglamento. Distancia, poco contacto y el uso de mascarillas para no ponerse en riesgo ante positivos no detectados.

Similar a la mayoría de las competencias deportivas en el mundo, el Masters 1000 de Roma se llevará a cabo a puertas cerradas. A pesar de que los organizadores intentaron que un número limitado de espectadores dijeran presente, en definitiva, los encuentros se realizarán sin nadie en las gradas.

Masters 1000 de Roma escuchó peticiones de los tenistas

Usar mascarillas en la cancha, fue la principal queja de los tenistas en el US Open. No entendieron el motivo o razón para llevar tapabocas mientras estaban separados de su rival, pero en el Masters 1000 de Roma eso cambió.

“Tenemos el permiso de no llevar máscaras en las pistas, lo que me parece totalmente lógico, en la medida en que todos los jugadores han sido controlados”, afirmó Stefanos Tsitsipas. “No tengo problemas con que no pueda ir a la ciudad para hacer turismo”.

El griego no fue el único que terminó con buenas sensaciones cuando llegó a las instalaciones donde se jugará el torneo italiano. Simona Halep también terminó satisfecha con la seguridad y el cuidado que tienen los organizadores para evitar contagios.

“Tengo un poco de miedo por lo que pasa en el mundo, pero me siento segura aquí”, expresó la jugadora. “Todo está bien administrado. No podemos dejar el hotel, no podemos dejar la burbuja”, añadió la número dos mundiales (primera cabeza de serie en Roma), que no estuvo en el Abierto de Estados Unidos.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.