fbpx
Fútbol

Messi sigue en guerra contra el Barcelona

Messi-Barcelona-Futbol
Messi dudó de su continuidad en el Barcelona (Photo by Manu Fernandez / POOL / AFP)

Con un burofax, informó que deseaba abrir un nuevo capítulo en su carrera futbolística. Al no concederle el deseo, Lionel Messi entró en una guerra contra la directiva del Barcelona que, al tomar decisiones que no son del agrado de su capitán, recibirán la ira de un jugador que criaron, formaron y dieron todas las comodidades para que sea feliz.

La última batalla que Messi libra contra Josep María Bartomeu es por la salida de Luis Suárez. No porque su ciclo en Cataluña llegó a su fin, sino por las formas como se la comunicaron. El delantero uruguayo, tercer máximo goleador en la historia del cuadro culé, fue comunicado que no entraba en la programación de Ronald Koeman con una breve llamada telefónica y un tímido homenaje que no satisfizo al argentino.

“Te merecías que te despidan como lo que sos: uno de los jugadores más importantes de la historia del club, consiguiendo cosas importantes tanto en lo grupal como individualmente”, dijo Messi en una carta por su cuenta de Instagram para despedir a Suárez. “No que te echen como lo hicieron. Pero la verdad que a esta altura ya no me sorprende nada”.

Es uno de los últimos capítulos de una confrontación entre Messi y la directiva que inició hace mucho tiempo. Malas decisiones en lo deportivo, como dejar salir a Neymar; contratación improvisadas de técnicos, sumar a Quique Setién sin el talante para llevar las riendas del Barcelona o gestos irrespetuosos contra figuras importantes en la historia del club.

“Desde hace tiempo que no hay proyecto ni hay nada, se van haciendo malabares y van tapando agujeros a medida que van pasando las cosas”, explicó Messi cuando confirmó que se quedaba en el Barcelona. “Como dije antes siempre pensé el bienestar de mi familia y del club”.

Messi-Barcelona: una relación desgastada a punto de explotar

Desde fuera, mucho antes de un 2020 turbio, la relación entre Lionel Messi y el Barcelona parecía feliz. En la intimidad, el matrimonio se desgastó y poco a poco muestra indicio que un divorcio por diferencia irreconciliables está en el destino.

Ni las continuas renovaciones de contrato, que convirtieron al argentino en el deportista mejor pagado de la actualidad, compraron su felicidad. Sin embargo, todo eso quedó en el olvido en este momento.

Messi
Un niño lamentó la posibilidad de que Messi se marchara (/ Pau Barrena/AFP

El Barça Gate es uno de los detonantes en la guerra que el futbolista tiene abierta contra su equipo. A principio de año, mucho antes de una de las peores temporadas del Barcelona en la década, La Cadena Ser de España publicó un reportaje en el que aseguraron que Bartomeu contrató una empresa que se encargaba de usar las redes sociales para limpiar su imagen y desprestigiar a Messi, algo que nunca olvidó el rosarino.

“Nunca consideré ir a juicio contra el Barça para poder beneficiarme. Nunca haría una cosa así. Repito, me quería ir y estaba en todo mi derecho, porque lo decía el contrato que podía quedar libre. Y no es ‘me voy y ya está’. Era me voy y me costaba muchísimo. Me quería ir porque pensaba en vivir feliz mis últimos años de fútbol. Este último no encontré la felicidad dentro del club”.

Lionel Messi

Una batalla de varios frentes

No es la primera vez que Lionel Messi utiliza sus redes sociales para lanzar un dardo a la directiva blaugrana. Tampoco sus mensajes solo eran direccionados hacia Bartomeu, sino a otros directivos que también despertaron la ira del delantero.

Eric Abidal, quien renunció a su cargo como gerente del Barcelona tras la eliminación en la Liga de Campeones, aseguró que “muchos jugadores no trabajaban mucho”, bajo el mando de Ernesto Valverde. Esa declaración del francés, provocó uno de los primeros ataques del capitán culé.

Abidal habla de su cáncer y confiesa qué le pidió Messi - AS Argentina
Messi junto a Abidal en pleno encuentro

“Sinceramente no me gusta hacer estas cosas, pero creo que cada uno tiene que ser responsable de sus tareas. Hacerse cargo de sus decisiones. Los jugadores, de lo que pasa en la cancha. Los responsables del área de la dirección deportiva también deben asumir sus responsabilidades y sobre todo de las decisiones que toman”, inició el mensaje de Messi. “Creo que cuando se habla de jugadores habría que dar nombres porque si no, se nos está ensuciando a todos y alimentando cosas que se dicen y no son ciertas”.

Eso marcó el inicio del fin de Abidal como gerente del Barcelona. Tras una abrumadora derrota contra el Bayern Múnich, el propio francés, compañero de Messi en la época Guardiola, se marchó por decisión propia.

Así, entre publicaciones y declaraciones, la relación entre Messi y el Barcelona se acerca al fondo. De momento se mantienen de la mano, sin embargo, el amor se acabó.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

3 Comentarios

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.