fbpx
Fútbol

Bayern Múnich y Man City se van con un ojo morado

Bayern Múnich acusó desgaste al ser goleado por el Hoffenheim / AFP

Jornada en la que dos gigantes desnudaron carencias. ¿Cansancio? ¿Algún desgaste por minutos acumulados? ¿Accidente del fútbol? Quizás es un coctel de todas las anteriores. Lo cierto es que el arranque de la Bundesliga y la Premier League trajeron este domingo dos noticias de primera plana, Bayern Múnich y Manchester City fueron goleados.

Sí, el actual campeón de la Champions League y la Supercopa de Europa. El mismo equipo que tiene ocho Bundesligas en forma consecutiva y que no perdía desde el 7 de diciembre de 2019. Este domingo, desgastado, cayó goleado por el valiente Hoffenheim 4 goles por 1.

Bayern Múnich vio terminada la racha de victorias más larga de las cinco ligar más importantes de Europa / AFP

Fue un partido de mucha intensidad para un Bayern que despachó 8-0 en la primera jornada al Schalke 04. Tres días después levantó la Supercopa ante Sevilla jugando 120 minutos de máxima exigencia. ¿Llegaron los jugadores cansados? Pues en el 11 titular de Hans Flick solo estuvieron cuatro que no fueron titulares ante el cuadro andaluz.

En la Premier League se dio otro resultado que impresiona. Por primera vez un equipo de Pep Guardiola recibe cinco goles, luego que el Leicester City le endosó un 5-2 al Manchester City en el Etihad Stadium.

Par de lecciones duras para equipos que están llamados a ser protagonistas en cada una de sus ligas. Un Bayern Múnich acostumbrado a cabalgar en su país y un City que, inclusive, sonó para llevarse a Messi luego de su acto de rebeldía con Barcelona. Sus problemas defensivos se vieron una vez más pero esta vez de manera más evidente.

Bayern Múnich acusa una semana agotadora

Con la llegada de la pandemia, el mundo no volvió a ser el mismo. Todas las actividades tuvieron que modificarse y entre ellas el fútbol. La Champions League cambió de fechas, los clubes y sus jugadores que participaban en la misma no tuvieron el descanso de otros tiempos. Las pretemporadas fueron cortas.

El Bayern Múnich ganó la “Orejona” y pocas semanas después tuvo que iniciar la Bundeliga. La semana pasada tuvo que jugar la primera jornada ante el Schalke y entre la misma contra Sevilla en la Supercopa. Al partido ante Hoffenheim llegaron con un gran desgaste y unas cuatro variantes.

¿El resultado? Un sonoro 4-1 que terminó con una racha de 23 victorias seguidas, la más larga de las cinco ligas más importantes de Europa. También se acabó la seguidilla de 32 partidos sin perder luego de caer el 7 de diciembre ante el Borussia Mönchengladbach por la jornada 14 de su torneo doméstico.

Hoffenheim hizo fiesta con el Bayern que no perdía desde diciembre de 2019 / AFP

Andrej Kramarić con doblete, Moanes Dabour y Ermin Bičakčić fueron los encargados de poner los goles por el Hoffeinheim. Joshua Kimmich anotó el de la honra para el Bayern Múnich.

Y es que el aspecto físico no puede dejarse de lado. Neuer, Pavard, Kimmich, Sané, Boateng, Gnabry y Lewandowsky jugaron los tres partidos de la semana. Las variantes fueron Tolisso, Alaba y Davies; pero la columna vertebral del Bayern fue la misma.

90 minutos contra Schalke más 120 ante Sevilla pudieron pasar factura. Al choque ante Hoffenheim, Hans Flick varió con Davies en la banda izquierda, Tolisso en la primera línea de volantes y Zirkzee en punta, aunque al tratar de darle vuelta al marcador terminó ingresando de cambio a los titulares habituales.

Guardiola prueba el sabor de las goleadas

El Barcelona que construyó se acostumbró a triturar defensas. Golear a sus rivales y marearlos con la posesión de la pelota era la marca registrada de Pep Guardiola. También lo hizo con el Bayern Múnich, aunque no pudo ganar la Champions. Desde su llegada a Manchester aún se espera por los títulos fuera de Inglaterra.

Guardiola recibió la derrota más abultada de su carrera como entrenador / AFP

Ante Leicester tuvieron un tropezón este domingo que hizo que los reflectores se posaran de nuevo sobre el entrenador catalán. Se dijo que Lionel Messi se reencontraría con Pep en la ciudad inglesa luego de su conflicto con el Barcelona, pero se olvidaron que con buena defensa también se gana. No solo con una delantera temible.

Según un dato de ESPN, pasaron 644 partidos dirigidos a primera equipos para que Guardiola recibiera cinco tantos.  El City tampoco se comía cinco goles desde que el Arsenal los hizo añicos en el 2003.

Jamie Vardy fue la gran figura del Leicester. Ese equipo que en la temporada pasada le hizo sombra al City y Liverpool y cuando parecía que se metían en la Champions League, llegó la pandemia y en el regreso del fútbol se espichó a tal punto de solo ganarse el cupo a la Europa League.

Vardy anotó un “hat trick”, mientras que Youri Tielemans y James Maddison pusieron los goles restantes. Por el City, el argelino Riyad Mahrez marcó gol y asistió a Nathan Ake ante su ex equipo.

Acerca del autor

Miguel Ángel Valladares

Soy periodista egresado de la Universidad Fermín Toro de Barquisimeto, Venezuela en 2007. Fui fundador y coordinador de deportes del Diario La Prensa de Lara por ocho años. Me apasiona el deporte. Cubrí eventos internacionales como la Copa América 2007 y 2011. Me gusta contar historias.

1 Comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.