fbpx
Tenis

Roland Garros irreconocible para los tenistas: clima, pelotas nuevas

Roland Garros-Tenis-Jugadores
Roland Garros hizo cambios para jugar en la pandemia (Photo by Martin BUREAU / AFP)

Un clima frio, completamente alejado a lo acostumbrado en París cuando el Roland Garros abre sus puertas a los tenistas. Pero también con pelotas diferentes, un protocolo de seguridad estricto y una pandemia en el mundo, los jugadores están obligados a hacer ajustes en uno de los torneos más importantes de la temporada, pero que es irreconocible en la actualidad.

Los rayos de sol de la primavera que acostumbran a bajar a las pistas parisinas, fueron cambiadas con un viento fuerte acompañado de lluvia. No solo eso es diferente en Roland Garros en su edición de 2020. Las pelotas, normalmente de la marca Babolat, ahora son Wilson, otro de los condicionantes que sienten los tenistas.

“No hay secreto, todos los jugadores lo sienten”, dijo a AFP Karen Khachanov. “Es el comienzo del otoño. La semana pasada hizo (un clima) bueno pero esta semana llueve, entre 12 y 15 grados (centígrados), por lo que las pistas están superlentas, pesadas y las bolas se hacen grandes”.

Antes esas condiciones, de acuerdo a la opinión de los tenistas, las nuevas pelotas responden diferentes. Muchas de ellas se abomban, lo que obliga a modificar sus golpes porque son menos rápidas al momento de rebotar con la tierra batida.

Las nuevas pelotas son bastante pesadas, hace frío, humedad, esta combinación no ayuda”, señaló el octavo jugador mundial, Matteo Berretini. El italiano, incómodo por esos aspectos, cayó eliminado en la tercera ronda por el 186º ATP, el alemán Daniel Altmaier.

Favoritos también batallan con el nuevo Roland Garros

Rafael Nadal, uno de los favoritos para ganar Roland Garros, también notó la diferencia de inmediato. Ha ganado 12 ediciones durante su carrera, por lo que es uno de los más apropiados para opinar sobre la actualidad de la competición.

Victoria Azarenka-Roland Garros-Frio
Los tenistas tendrán que lidiar con el frio en Roland Garros. Foto AFP

Nadal habló de las condiciones “más difíciles” en las que ha jugado en Roland Garros. Señaló la meteorología -frío, lluvia y viento- y las nuevas bolas, que describió como “piedras”, peligrosas para codos y hombros.

El español reiteró que ahora su enfoque para disputar los encuentros, que le dieron resultado por más de una década, tendrá que cambiar en 2020. Seguramente tendrá la oportunidad de ganar un punto rápido, sin embargo, tendrá que ser cauteloso porque con las pelotas Wilson no se sabe.

Khachanov compartió la teoría de Nadal. Precaución es la bandera en los encuentros del ruso.

“Es difícil lograr golpes ganadores, hay que construir mucho los puntos”, añadió Khachanov, anticipando un torneo con “muchos intercambios” y “más físico que de costumbre”, afirmó. “Al principio me precipitaba, intentaba acabar rápido el punto, pero es imposible en estas condiciones. Después me dije ‘Ok, no importa el tiempo que duren los intercambios, solo tienes que pelear y golpear tantos golpes de derecha como puedas'”.

No solo hay detractores entre tenistas

El nuevo Roland Garros no solo tiene enemigos. Algunos, quizás menos que los críticos, les gustan las condiciones actuales, porque cierra la brecha entre los favoritos y los aspirantes, por lo que el torneo mejora el nivel.

“En Austria tenemos muchos días así, cuando jugaba en Futures (tercera división del tenis)”, aseguró Dominic Thiem, número tres del mundo. “En marzo en Croacia o en República Checa, por ejemplo, había muchos torneos en condiciones similares. Diez o quince grados, bolas pesadas, no es nuevo para mí”.

Que la pelota rebote con menos agresividad, no es problema para Thiem. Tampoco que el juego tenga un ritmo más lento, ya que de esa forma tiene más tiempo para preparar y desarrollar su estrategia.

“Adoro cuando la pista no está muy rápida y tengo tiempo para preparar mi juego en el fondo de la pista”, añadió.

Novak Djokovic encontró la forma para triunfar en el nuevo Roland Garros
Novak Djokovic encontró la forma para triunfar en el nuevo Roland Garros (Photo by Thomas SAMSON / AFP)

Novak Djokovic, un camaleón capaz de adaptarse a cualquier pista, tiene su receta: la dejada. El serbio encontró la mejor forma para sacar provecho de las condiciones que entrega el Roland Garros, por lo que no tiene problema alguno con las pelotas, clima u otros.

“En tierra batida los jugadores tienen tendencia a retroceder para tener más espacio y tiempo porque la bola bota más alto que en otras superficies. Aquí el rebote es más bajo por las condiciones”, señaló el número mundial. “La dejada un golpe muy importante”.

A algunos les gusta y otros lo detestan. Sin embargo, el Roland Garros es una tradición en el tenis, razón por la que irreconocible o no, es un atractivo importante ganarlo.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.