fbpx
Beisbol

Acuña sobre los pelotazos de los Marlins: “Lo hacen porque no me puede hacer out”

Acuña-Marlins-Pelotazos
Ronald Acuña se quejó por los pelotazos Elsa/Getty Images/AFP

En la mente de Ronald Acuña Jr. no hay un ápice de duda. Cada uno de los pelotazos que le dieron los lanzadores de los Marlins de Miami desde que llegó a las Grandes Ligas fueron intencionales y una respuesta a los numerosos batazos que les dio en su naciente carrera.

En el primer juego de las Series Divisionales, la situación no cambió mucho a lo mostrado en el pasado. Acuña volvió a ser un problema para los Marlins, comenzando el encuentro con un largo cuadrangular que lo convirtió en el pelotero más joven en la historia de las Grandes que inició un encuentro con jonrón. En su segundo turno, el venezolano recibió un pelotazo del abridor Sandy Alcántara.

“No tengo idea”, dijo Brian Snitker, mánager de los Bravos de Atlanta, a la pregunta si se trató de una acción intencional. “Me metería en muchos problemas si digo lo que en verdad pienso. Ellos han golpeado a este chico en numerosas ocasiones en los últimos años. Es una recta de 97 millas por hora, y eso duelo”.

Snitker tiene mucha razón. No solo en el dolor que ocasiona un pelotazo a esa velocidad. En sus tres años en las mayores, Ronald Acuña fue golpeado en cinco de las 206 oportunidades que se paró en el plato contra los Marlins, lo que equivale a un pelotazo cada 41.2 turnos. Contra los otros equipos, el jardinero recibió el impacto de la pelota en su físico 15 veces en 1.200 apariciones, una vez cada 80.

Para el talentoso pelotero criollo, no hay dudas de los motivos. “Deben golpearme porque no me pueden hacer out”, fue el mensaje que escribió Acuña en su cuenta de Twitter hora después de que finalizó el compromiso.

Ronald Acuña Jr. contra los Marlins: dominio total

De los 84 cuadrangulares que Ronald Acuña Jr. entre temporada regular y playoffs, 18 de ellos tenía como víctima a un lanzador de los Marlins. De por vida, tiene promedio de .318 contra Miami, con 43 carreras remolcadas en 45 juegos, estadísticas que confirman el enseñamiento del pelotero contra los peces.

Esos números, además, sostienen la tesis de Acuña: ante la imposibilidad de retirarlo, intentan amedrentarlo. Desde la cueva de los Marlins, niegan esa acusación. Mantienen que es un efecto secundario de la estrategia que usan en su contra, y que ellos mismos quisieran evitar.

“Obviamente estos jugadores tienen muchas emociones en este momento”, afirmó Don Mattingly, mánager de los Marlins. “Sé en un 100% que no estábamos intentando golpearlo. Probablemente se le escapó una recta a nuestro lanzador. Es una forma como lo trabajamos en el pasado: lanzarle pegado. No queremos pegarle, pero desafortunadamente, a veces pasa”.

Los problemas de Acuña con los Marlins se remontan al 15 de agosto de 2018, cuando intentaba conectar un jonrón abriendo juego por cuarta vez consecutiva. En ese turno, lo que recibió fue una recta de José Ureña que lo golpeó.

El último estacazo, vino acompañado de una celebración especial. Acuña golpeó la pelota a 428 pies de distancia por el jardín derecho del Minute Maid Park, conexión que el criollo festejó arrojando el madero por los aires. Normalmente esa acción, los lanzadores rivales castigan con un pelotazo.

“Quisiera tomarme un momento para ofrecerle disculpas a absolutamente a nadie”, fue el enunciado que usó Acuña para la imagen en la que aparece lanzando el madero. La publicación en su cuenta de Instagram contó con más de 95.000 interacciones en menos de una hora.

Intencionales o no, los pelotazos propinados por lanzadores de los Marlins contra Ronald Acuña Jr. ya no sorprenden. Ni al jugador, mucho menos a los técnicos de Atlanta. Pero lo que sorprende es los problemas que tiene Miami para retirar a un jugador que en cada oportunidad les hace daño.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.