fbpx
Columnistas

El tiempo de servicio en Grandes Ligas

Los jugadores que pasan 172 o más días en lista activa de 25, se acreditan una temporada completa de tiempo de servicio en Grandes Ligas.
Foto: Christian Petersen/Getty Images/AFP

De acuerdo a lo establecido en la normativa de la MLB, una temporada de Grandes Ligas dura 187 días. Los jugadores que pasan 172 o más días en la lista activa de 25 jugadores, incluido el tiempo en la lista de lesionados, se acreditan con una temporada completa de tiempo de servicio.

Cuando pasan esos primeros 172 días es crucial, porque el reloj de tiempo de servicio por temporada de cada jugador avanza a una nueva temporada. Desde allí, cuenta para la elegibilidad de agencia libre después de seis temporadas completas de tiempo de servicio. Y eso se debe a que esos primeros 172 días de tiempo de servicio se pueden dividir en diferentes temporadas; antes de que su equipo y su agente comiencen a contar su tiempo de servicio en temporadas completas año tras año.

A la figura de la agencia libre en MLB, se la agrega la del arbitraje salarial en lo que respecta a los cómputos del tiempo de servicio. El jugador cobrará salario mínimo hasta tanto pueda acudir a un árbitro que decida sobre su futuro salarial.


También te puede interesar:


La mayoría de los equipos manipulan el tiempo de servicio de sus grandes prospectos; con la finalidad de que puedan retenerlos por mayor tiempo antes de irse a la agencia libre. Estas maniobras del roster tienen un gran efecto de seguimiento para el futuro de un jugador, en cuanto a dónde juega y en su potencial de ganancias a lo largo de su carrera.

En promedio, en Grandes Ligas, los jugadores debutan en estos días después de cumplir los 24 años. Si un jugador llega a los 24 años y termina estando completamente bajo el control del club durante siete temporadas diferentes; eso puede significar que no llega a la agencia libre hasta que cumple 30 años.

Entre las temporadas de 24 y 30 años de un jugador, abarca por completo los años en los que la mayoría de los análisis sugieren que es probable que sea más productivo. Enmarcando esa ventana del control del club sobre la carrera de un jugador, se obtiene el máximo valor para el club. Y, al mismo tiempo, se garantiza que para cuando llegue a la agencia libre, los cálculos sugieren que ya va a ser un activo decreciente.

Finalmente, cuando el jugador llega a los 10 años de servicio en las Grandes Ligas se activa el beneficio de la pensión. Una vez que el jugador se retire optara por esta remuneración de por vida; lo que hace también que llegar a ese número sea una garantía económica en sus años postbéisbol.

Acerca del autor

Fernando Huncal

Soy abogado venezolano, apasionado por el deporte. Master en Derecho y Gerencia Deportiva. Agente General Certificado MLBPA.

1 Comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.