fbpx
Beisbol

Tampa Bay, la reingeniería más allá del dinero

Los Rays de Tampa Bay irán ante los Astros a la Serie de Campeonato / AFP

Un cuadrangular en la octava entrada de Mike Brosseau ante el lanzallamas cubano, Aroldis Chapman, prendió la fiesta. En un estadio con gradas vacías, con alegres rostros de cartón, los Rays de Tampa Bay eliminaron a los Yankees y disputarán la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante los Astros.

El batazo de cuatro bases tuvo varios significados. Sirvió para volver a una Serie de Campeonato después de 12 años. En aquel 2008 vencieron a los Medias Rojas en siete juegos para terminar cediendo en la Serie Mundial ante los Filis 4-1. Pero también significó el resultado de varias temporadas de restructuración y continuidad.

Mike Brosseau ya había tenido un altercado en la accidentada temporada con Chapman. El 1 de septiembre, el bateador vio pasar muy cerca de su cabeza una poderosa recta de 101 millas por hora del lanzador. Aquel episodio dejó un sabor a revancha entre ambos que se selló con un cuadrangular y no con otro bolazo.

La victoria de 2-1 del equipo del norte de Florida los llevó un peldaño más arriba que su también sorpresivo vecino del sur, los Marlins. Para lograrlo, dejaron en el camino a dos rivales de división, primero a los Azulejos y luego a los Yankees.

Es el premio a una gerencia que apostó por rearmar a un equipo manteniendo la cabeza. En 2015, Kevin Cash llegó a Tampa para tomar las riendas de un equipo perdedor. Las Rayas venían de quedar penúltimos en su división a 19 juegos de los Orioles. Su primera temporada no fue diferente en cuanto a los números, solo quedaron dos juegos por debajo de 500 pero eso no alcanzó para abandonar la antesala del sótano.

La mejoría llevó a la gerencia a tomar una decisión importante, debían mantener a Cash. Le dieron un contrato de cinco años para que liderara el proyecto y siguiera dándole herramientas para, en un mediano plazo, volver a competirle a los poderosos.

Entonces Cash firmó una extensión que lo uniría a Tampa Bay por seis temporadas más, con opción a una extensión hasta el 2025. “Obviamente, mi familia y yo estamos emocionados por este nuevo acuerdo. No sé si sorprenderse es la palabra correcta, o halagado de que estuvieran dispuestos a ofrecerme un trato tan largo”, dijo Cash luego de firmar.

Kevin Cash ha sabido llevar en armonía a unos Rays de Tampa Bay que llevan años en una reconstrucción / AFP

Rays siguió teniendo equipos modestos en reestructuración. En 2017 volvieron a tener dos juegos por debajo de 500 y un año después ganaron 90 choques, pero no les alcanzó para el puesto de comodín. Pero en 2019 escoltaron a los Yankees y lograron regresar a la postemporada. Sacaron a los Atléticos en el partido por el Wild Card pero cedieron 3-2 ante Houston en la Serie Divisional.

Esa sed de revancha los llevará ahora a enfrentar casi inmediatamente al equipo que les amargó la temporada pasada. Unos Astros que han sido señalados por casos de señas ilegales pero que siguen siendo favoritos para regresar a la Serie Mundial.

Tampa Bay, el humilde que busca la Serie Mundial

La diferencia en el papel entre Los Rays y el resto es abismal. La nómina de 29 millones de dólares que presentaron para esta campaña contrasta con los 84 millones que tuvieron los Yankees, según Las Mayores.

El vigésimo octavo equipo de 30 contendientes sacó al tercero más costoso. Tampa Bay demostró que con corazón e inteligencia para armar un club pudieron más que el poder económico y los cuadrangulares de Nueva York.

Pero el tino se dio a la hora de armar un club que fuese económicamente sostenible y competitivo. Es así como, escribió Juan Toribio para MLB, llegaron como agentes libres Charlie Morton, Yoshi Tsutsugo, Mike Brosseau, Kevan Smith, John Curtiss, Aaron Loup y Ryan Sherriff.

Por la vía del cambio se sumaron Nick Anderson, Oliver Drake, Pete Fairbanks, Tyler Glasnow, Trevor Richards, Aaron Slegers, Ryan Yarbrough; Michael Pérez, Mike Zunino, Willy Adames, Ji-Man Choi. También lo hicieron Yandy Díaz, Brian O’Grady, Joey Wendle, Randy Arozarena, Manuel Margot, Brett Phillips y Hunter Renfroe.

Precisamente en esos movimientos llegó la columna vertebral del equipo. Tyler Glasnow llegó hace un par de temporadas desde los Piratas para ser el líder de la rotación. En las últimas dos campañas tiene 11 victorias por tan solo dos derrotas.

Tyler Glasnow lidera la rotación de Tampa Bay / AFP

Charlie Morton y Blake Snell acompañan a Glasnow para formar una rotación complicada con la que tendrán que sortear los siderales. También con el aporte de bateadores que sorprendieron como el caso del cubano Randy Arozarena, quien en la postemporada tiene 12 inatrapables en 27 viajes al plato con 3 cuadrangulares.

“Es bueno tener una revancha. Creo que somos mejor equipo este año. Este equipo ha pasado por muchas cosas y de hecho estamos jugando muy bien”, dijo el as Tyler Glasnow.

Para el primero de la Serie de Campeonato, Houston mandará al morrito Framber Valdez. El dominicano, que ha ganado sus dos salidas en la postemporada se medirá a Blake Snell. Para el segundo careo el equipo texano tendrá como iniciador a Lance McCullers Jr.

Tampa Bay ha demostrado que se preparan para la maduración de un proyecto. Vienen avisando que no es con una chequera que piensan hacer celebrar a sus fanáticos. ¿Llegó la hora de la venganza para los Rays?  

Acerca del autor

Miguel Ángel Valladares

Soy periodista egresado de la Universidad Fermín Toro de Barquisimeto, Venezuela en 2007. Fui fundador y coordinador de deportes del Diario La Prensa de Lara por ocho años. Me apasiona el deporte. Cubrí eventos internacionales como la Copa América 2007 y 2011. Me gusta contar historias.

1 Comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.