fbpx
Motores

Daniel Ricciardo logró el podio del tatuaje

Ricciardo
/ Groupe Renault

Daniel Ricciardo volvió al podio. Desde 2018 que no lo alcanzaba, mientras que su actual escudería Renault no lograba posicionarse entre los tres primeros desde 2011. ¡Ahora Cyril Abiteboul y Daniel deben tatuarse!  

Desde el GP de Mónaco en 2018, Ricciardo no celebraba con champaña. Pero tenía su meta clara, volver a celebrar. Durante este 2020 había estado muy cerca de conseguirlo. La escudería francesa mostró grandes mejorías y su mejor piloto fue persistente. 

Pero esta historia no es de solo un podio. Detrás de este logro hay más. Daniel es un piloto que le inyecta diversión a la Fórmula Uno. En el Gran Premio de Gran Bretaña, cuando Ricciardo quedó cuarto, comentó por radio “quedamos a un puesto de tener que cumplir”. El piloto había acordado con el jefe del equipo Cyril, que si conseguía un podio, ambos debían tatuarse. 

Será algo gracioso entre Ricciardo y Abiteboul

“Él elegirá la parte del cuerpo donde nos lo haremos y el tamaño, pero yo elegiré el diseño. Tiene que ser algo gracioso que cuando lo mires, muevas la cabeza y digas recuerdo esos tiempos”, explicó el piloto semanas atrás. Cyril nunca se ha tatuado, lo que implica más diversión para esta apuesta.

En el Gran Premio de La Toscana, Ricciardo acarició el podio pero finalmente no lo logró. Finalizó cuarto detrás de Albon (Red Bull) con quien luchó toda la carrera.

Finalmente, lo consiguió en el GP de Eifel, donde batalló para superar a Charles Leclerc y luego en disputa con Sergio Pérez. “Es real, va a suceder. Ahora tenemos que ver qué diseño. Probablemente será algo que tenga que ver conmigo y creo que con sabor alemán. Este es obviamente el lugar donde lo hemos logrado”, declaró Ricciardo con su característica sonrisa. 

Por su parte, Cyril comentó “Daniel ha hecho una gran carrera y se lo merece, por lo que habrá que hablar sobre nuestra apuesta”. 

Fue un Gran Premio de celebraciones. La felicidad del piloto y de su equipo contagió a todos. “Wow, es como si fuera mi primer podio. Estas emociones son increíbles, cuando sales del coche y te abrazan los mecánicos. Estoy muy feliz de haberlo hecho, ha sido un gran día”, finalizó Daniel. 

Para cerrar con broche de oro, Ricciardo cumplió con la tradición australiana que introdujo a la F1, el “Shoey”, que es llenar de champaña la bota con la que se corrió y beberla directamente de ahí.

Acerca del autor

Oriana Chirinos

Licenciada en Comunicación Social, egresada de la Universidad Arturo Michelena en Valencia, Venezuela. Desde niña soy apasionada por los deportes y por esta razón decidí dedicarme a esta profesión. Pasé por enlamiradeltigre.com, Diario Notitarde, El Abonado, Deportes Unión Radio y La Mega. Pertenezco al staff de Triángulo Deportivo desde 2015 y actualmente colaboro desde Quito, Ecuador, a donde emigré en 2018.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.