fbpx
Beisbol

Yanquis: dudas sobre un grupo talentoso

Yanquis-Nueva York-MLB
La firma de Gerrit Cole no fue suficiente para los Yanquis Sean M. Haffey/Getty Images/AFP

Toda eliminación en postemporada golpea la moral de una organización. Especialmente de aquellas que están acostumbradas a pelear por campeonatos y siempre tienen la obligación de, por lo menos, llegar a la instancia final. Pero el porrazo que recibieron los Yanquis de Nueva York, eliminados en las Series Divisionales por los Rays de Tampa Bay, duele todavía más.

Más allá de inversión, que convirtió a los Yanquis como el equipo con la nómina más cara en tosas las Grandes Ligas (109.4 millones de dólares), la sequía en Nueva York es pronunciada. Son 11 años sin celebrar un campeonato en el Bronx, a pesar de ensamblar un núcleo talentoso de peloteros.

Y es eso lo precisamente lo que provocará cuestionamientos con la reciente eliminación. Desde 2017 el equipo se metió a la postemporada con la confianza de meterse en la Serie Mundial, sin embargo, perdieron el encuentro definitorio. Para 2020, tras la firma importante de Gerrit Cole, se despidieron de los playoffs una serie más temprano que el año anterior.

“Odio esa pregunta todos los años”, respondió el mánager Aaron Boone a la pregunta de si la temporada fue un fracaso. “Porque hay fracasos y éxitos en la vida. Nadie en ese dugout es un fracaso”.

Dudas sobre el roster

Para la gerencia, la respuesta quizás es diferente. Una vez los Rays empezaron a celebrar en el campo su clasificación a la Serie de Campeonato, dentro de los Yanquis inició un proceso de análisis profundo sobre los pasos a seguir.

Gary Sánchez, llamado a ser el receptor del futuro, fue mandado a la banca en la mayoría de las aperturas de Cole. Gleyber Torres sufrió un bajón ofensivo en temporada regular y, aunque repartió batazos en octubre, sus deficiencias defensivas en el campocorto seguramente harán pensar a los Yanquis en otras opciones. Aaron Judge y Giancarlo Stanton volvieron a mostrar problemas físicos, sus males desde que llegaron a las Grandes Ligas.

Hay más incertidumbre de cara a 2021. Luis Severino se realizó una operación Tommy John, por lo que su producción es una incertidumbre. James Paxton no encuentra la forma para mantenerse saludable, Domingo Germán batalla con los fantasmas de la violencia doméstica y Deivi García, el futuro de los Yanquis en la rotación, no contó la confianza del cuerpo técnico para lanzar más de una entrada.

Stanton y Judge siguen con problemas de lesiones Christian Petersen/Getty Images/AFP

El cerrador Aroldis Chapman continuó con sus inconvenientes para ser efectivo en postemporada. En 2019 recibió el cuadrangular de José Altuve que significó la eliminación y en 2020 fue Mike Brosseau que mandó a las gradas un envío del cubano.

Además, el mejor pelotero el equipo en las últimas dos campañas, DJ LeMahieu, será agente libre. ¿Firmarlo y hacer más pesada la nómina del equipo o dejarlo ir para mover a Torres a la segunda base? Mantenerlo es la opción favorita de los aficionados, ¿pensarán igual en la directiva en una pandemia que dejó pérdidas económicas elevadas?

Pese a las interrogantes, hay una realidad sobre el roster de los Yanquis: como grupo, son los suficientemente talentosos para llevar sobre sus hombros la responsabilidad de estar en una de las franquicias más importante del deporte. No obstante, de momento no han logrado dar el paso para que la celebración sea la que todos esperan.

Meses de movimientos en los Yanquis

Al menos en medio de la decepción, parecen claras las áreas que el equipo necesita resolver. La receptoría es un problema que necesita solución de inmediato y que alguien como J.T Realmuto podría resolver. Un bateador zurdo para balancear el ataque y brazos para la rotación.

¿Aaron Boone seguirá como mánager? Christian Petersen/Getty Images/AFP

Convencer a LeMahieu es una de las prioridades. Contratar a Trevor Bauer para juntarlo con Cole transformaría a la rotación de los Yanquis en una de las más temidas del beisbol, algo que quizás le falta al equipo: provocar pánico en los rivales. Después de todo, Luke Voit piensa que perdieron esa intangible.

“Siento que los equipos no nos tienen mucho miedo en este momento y es algo triste”, dijo Luke Voit, inicialista del equipo. “Porque somos los Yanquis de Nueva York”.

Ya sea que los rivales perdieron el respeto o simplemente mejoraron, es claro que se vienen decisiones importantes. Seguramente Boone seguirá al frente como mánager y Brian Cashman como gerente general, pero algún cambio deberá llegar para evitar una nueva desilusión en 2021.

“Odio este sentimiento”, dijo Voit, con la cabeza gacha ante la cámara. “Todo esto apesta. Es el tercer año consecutivo que pasamos por lo mismo”.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.