fbpx
Baloncesto

La noche que más amenazó el campeonato de los Lakers

Lakers-LeBron James-NBA
Los Lakers terminaron como los campeones de la NBA Nathaniel S. Butler/NBAE via Getty Images/AFP

Dentro de las complicaciones de estar en una burbuja, una pandemia activa, lejos de sus familiares y un desgaste físico importante, los Lakers de Los Ángeles sumaron el decimoséptimo título de la NBA de su historia. Lo consiguieron con relativa facilidad, porque apenas perdieron cinco juegos en postemporada y con un dominio importante en sus series. Pero ese final estuvo a punto de ser imposible, mucho antes de destapar las botellas de espumosa durante la celebración.

Porque ningún rival amenazó más el campeonato de los Lakers que la noche del 26 de agosto. En esa ocasión, los Milwaukee Bucks decidieron boicotear el encuentro contra el Orlando Magic, una vez llegaron a las redes sociales las imágenes del tiroteo contra Jacob Blake, un afroamericano residente de Wisconsin.

Los jugadores de los Milwaukee Bucks decidieron no salir a jugar el quinto juego de los Playoffs de NBA
Los jugadores de los Milwaukee Bucks decidieron no salir a jugar el quinto juego de los Playoffs de NBA / Foto AFp

Luego, con el asesinato de Jacob Blake en la memoria, LeBron James dudó en continuar jugando la temporada.

De acuerdo a la periodista de ESPN, Ramona Shelburne, la principal figura de los Lakers consideró la decisión. Estuvo muy cerca de salir de la burbuja, porque deseaba mandarle un mensaje al mundo y brindar su apoyo al movimiento Black Lives Matters.

En el reporte, James estaba frustrado porque los gestos de los jugadores no estaban siendo escuchados. A pesar de que se arrodillaban durante el himno nacional y las camisetas con mensajes, la brutalidad policial seguía en la calle. Ante eso, quería llevar a un nuevo nivel la elección de los Bucks: no jugar más.

“Cuando los Bucks improvisaron una protesta en su partido contra los Magic tras conocer la historia de Jacob Blake, LeBron James habló con amigos y consejeros aquella noche. Hasta altas horas.”, aseguró la reportera. “Apoyaba la causa de los Bucks, pero la falta de un planteamiento y la estrategia seguida le frustraron”.

Tras debatir ideas con cercanos y su representante, James optó por marcharse de la burbuja de la NBA. Esta medida, iba a ser acompañada por otros jugadores de los Lakers. “Si LeBron no juega, nosotros tampoco”, afirmó un basquetbolista a Shelburne.

Obama, el “héroe” del campeonato de los Lakers

Con un LeBron James decidido por marcharse, la temporada de los Lakers de desmoronaba. A pesar de estar 3-1 arriba en su serie contra los Portland Trail Blazers, que su estrella dijera adiós a la temporada sería un golpe determinante en las aspiraciones del equipo.

“Los más cercanos a él aseguran que estuvo a punto de irse aquella noche”, continuó Ramona Shelburne.

Pero apareció un salvador. Uno bastante inesperado. Chris Paul, presidente del sindicato de jugadores y amigo cercano de LeBron James, propuso hacer una llamada al expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama. Además de ser una imagen importante de los derechos civiles, su voz infunde respeto entre los deportistas afroamericanos.

“Lo que cambió todo fue la llamada que Chris Paul y él hicieron a Barack Obama. Sus palabras fueron claras: sacar algo de ello presionando a la NBA y la sociedad para hacer más”, informó la periodista.

LeBron James se coronó por cuarta vez en la NBA Nathaniel S. Butler/NBAE via Getty Images/AFP

Andre Iguodala, Paul y James le presentaron a la NBA una lista de peticiones para volver a jugar. Solamente con una respuesta positiva, se retomaría la postemporada. La liga debía establecer una coalición de justicia social, usar arenas como lugares de votación e incluir anuncios publicitarios en cada juego de playoffs para crear un mayor compromiso cívico en las elecciones nacionales y locales.

Tras esa conversación, la postura de LeBron James cambió drásticamente. Se organizaron entre los jugadores y, con la ayuda de Michael Jordan, provocaron que la NBA tomara acción en la lucha para terminar el racismo en los Estados Unidos.

Los Lakers y los Clippers, principales candidatos al campeonato en ese momento, olvidaron su intención de salirse de la burbuja. Basquetbolistas como Dwight Howard, Kawhi Leonard, Paul George y otros que habían coqueteado con no salir más al tabloncillo, se volvieron a uniformar para continuar la postemporada.

Las aguas se tranquilizaron y la burbuja se mantuvo intacta. Con LeBron James como Jugador Más Valioso en la Final de la NBA, los Lakers regresaron al trono de la liga. Sin embargo, todo ese festejo se vio amenazado aquella noche del 26 de agosto.

“No tiene miedo de usar su plataforma para hablar sobre cosas que son importantes sin preocuparse por la reacción o la opinión pública”, dijo Jeanie Buss, presidente de los Lakers. “Él defiende lo que cree, y me ha fortalecido al ser franco por las cosas de las que ahora me he dado cuenta, hablando por las cosas que son correctas”.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.