fbpx
Beisbol

¿Qué dicen ahora los scouts que no creyeron en Ronald Acuña Jr.?

Ronald Acuña Jr.-MLB-Bravos
Ronald Acuña Jr. se convirtió en una superestrella Tom Pennington/Getty Images/AFP

Haga una pausa y chequee rápidamente los bonos por firmar que reciben las promesas de Latinoamérica. Jason Domínguez, un jardinero dominicano, recibió 5.1 millones de dólares en 2019 por parte de los Yanquis. Un año antes, los Dodgers le entregaron 2.5 millones de dólares a un receptor de Maracay llamado Diego Cartaya. Usando esos dos casos como base, ¿cuánto recibió un pelotero con las condiciones de Ronald Acuña Jr.? La respuesta será mucho menos de lo que espera: 100.000 dólares.

Luce como una cifra ínfima para el pelotero en el que se convirtió en la actualidad. Mismo que pega cuadrangulares que superan los 400 pies y es una de las caras de las Grandes Ligas. Sin embargo, los Bravos de Atlanta no estaban obligados a subir su oferta. Pocos equipos se interesaron en Acuña, porque no estaban sorprendidos con los que veían en ese momento.

Para los parámetros de los scouts, se puede entender el motivo para el poco interés. Cuando se acercaba a los 16 años —edad para firmar al profesional— solamente medía 1.55 metros y pesaba 72 kilogramos, datos lejanos a los que buscan las organizaciones de las Grandes Ligas en los adolescentes.

En el terreno sí había condiciones que sorprendían, pero no encandilaban.

“Lo tenía en bandeja y listo para firmar, pero comencé a ser quisquilloso”, dijo un ejecutivo de la Liga Nacional a MLB. “Era atlético y tenía herramientas, pero pensé que su swing era demasiado largo. Cometí un error. Miras un par de veces a un niño y tienes que tomar una decisión. Aprendí de esa experiencia”.

Ronald Acuña Jr. conecta cuadrangular ante los Marlins (Photo by Todd Kirkland/Getty Images)

Ese cazador de talento, no era el único que pensaba así sobre Acuña. Los Reales de Kansas City presentaron la segunda mejor oferta para firmarlo: 50.000 dólares, por lo que no superó a la de Atlanta. Los Cascabeles de Arizona prometieron hacer una propuesta, pero nunca llegó.

Lo arruinamos. Escuché algunos rumores de que había algunos problemas y algo sobre la familia“, afirmó un director internacional de la Liga Americana. “Obviamente estábamos equivocados. Era un jugador de 100.000 dólares y nadie esperaba que fuera tan bueno”.

¿Qué vio el que sí firmó a Ronald Acuña Jr.?

La gran mayoría de los cazadores de talento durante esa época presentaron reportes similares. Ronald Acuña Jr. era un pelotero con un físico poco trabajado y durante los encuentros de exhibición no rindió como otros.

Pero Rolando Petit, un scout que trabajó con los Bravos por 26 años, sí notó algo. Vio que un joven que venía de una familia con peloteros con experiencia en las Grandes Ligas como Alcides Escobar, Alcides Escobar, Vicente Campos, Edwin Escobar y su padre Ronald, a quien también analizó en su época como jugador.

“Siempre me dije a mí mismo como cazatalentos que tenía que visitar a los jugadores en La Sabana porque sabía que allí les encantaba el béisbol”, dijo Petit. “Llegué a conocer a muchas personas e hice muchos amigos a lo largo de los años. Cuando vi a Ronald a los 14 años y medio, ya conocía a su madre y padre, tíos, abuelo y abuela. Conocí a los Escobar desde el principio”.

De acuerdo a los recuerdos de Petit, “Ronald Acuña no era alto, pero tenía buen brazo y bateaba. Se notaba el control que tenía del bate. ¿Qué más puedes pedir?”. Debido a lo económico que fue el acuerdo, los Bravos no dudaron en firmar al que sería su jardinero central en la postemporada en curso.

“Si te gusta un jugador, fíjelo, porque nunca se sabe si llegará a las Grandes Ligas”, continuó Petit. “A veces, tienes que intentarlo, especialmente si el jugador marca todas las casillas. Ronald Acuña Jr. podía batear, era atlético, y sabía todo sobre él. La pasión estaba ahí. Esa cara sonriente que ves ahora es la misma cara que tenía en ese entonces”.

Lastimosamente para Rolando Petit, su buen tino no valió para extender su trabajo con Atlanta. Una vez la organización fue castigada por las Grandes Ligas por irregularidades en las firmas internacionales, su contrato no fue renovado, por lo que una de sus últimas colaboraciones fue la firma de Ronald Acuña Jr.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.