fbpx
Beisbol

Ramichán se va de Yokohama siendo una leyenda

Alex Ramírez renunció a ser manager del Yokohama / Sankei Sports

En 2015 el jardinero venezolano Alex Ramírez fue nombrado manager de Yokohama DeNa BayStars. El caraqueño se convertiría en el primer latino en la historia del béisbol japonés en ocupar un cargo al frente de un equipo. No era para menos, la figura de Ramichán producía confianza y esperanza. Una leyenda estaría al frente.

Eran tiempos turbulentos para Yokohama. Venían de quedar últimos en la Liga Central con 62 triunfos y 80 derrotas. Una temporada tan negativa no pudo sino resultar en el despido del manager Kiyoshi Nakahata y para remplazarlo estaba el exgrandeliga venezolano. Ese que luego de 13 temporadas es considerado el mejor pelotero extranjero en la historia del circuito.

Luego de cinco años al frente del Yokohama, con una clasificación a la Serie de Japón y otra a la Serie del Clímax, Ramichán ha renunciado. Así lo anunció a través de la cuenta @CardenasSportsM luego de haber sellado la eliminación del equipo en la presente temporada.

“Asumo toda la responsabilidad y es por eso que terminaré mi ciclo como mánager del club al concluir la temporada regular”. Así se expresó el veterano patrullero en unas declaraciones recogidas por el periodista Augusto Cárdenas.

Es el final de una etapa en Yokohama que fue más que positiva para el venezolano. Sin haber culminado la temporada regular, su registro como manager muestra 330 victorias y 331 derrotas. Cuando faltan 13 encuentros por disputarse, su equipo marcha a 14.5 juegos del líder, Tokyo Giants.

“Mi objetivo siempre fue ganar la Liga Central, y aunque el equipo me dio todas las herramientas y ofensivamente somos los mejores de la Liga, teniendo a los dos mejores bateadores de la Liga Central, y con la cuarta mejor efectividad colectiva, no hemos logrado esa meta. Asumo toda la responsabilidad y es por eso que terminaré mi ciclo como mánager del club al concluir la temporada regular. Al momento de concretarse nuestra eliminación entregué mi renuncia a la gerencia del equipo y solo puedo agradecerles por la oportunidad que me dieron para cumplir esta meta de dirigir en el béisbol japonés”.

Alex Ramírez

En Japón cumplió su sueño de ser estrella

El camino como pelotero de Alexander Ramírez lo llevó por caminos diferentes a los que se tenía acostumbrado en década de los 90. Formó parte de un tridente joven en los jardines de Cardenales de Lara, equipo con el que debutó en la 92-93.

En aquel equipo compartió el outfield con William Cañate y Robert Pérez. Luego de su paso por Lara defendería las camisetas de Caribes y Águilas. Precisamente con los rapaces tendría su mejor temporada en la 99-00 cuando bateó para 315 en 124 turnos, según datos de Pelota Binaria.

Esa sería su última en Venezuela. Luego de ser un prospecto cotizado en los Indios y, después de intentarlo con Azulejos y Piratas, Ramírez decidió poner rumbo a Japón para firmar con los Yakult Swallows; un equipo con el que estaría por las próximas siete temporadas.

Ramichán es considerado el mejor pelotero extranjero en la historia del béisbol japonés / El Emergente

La capacidad de adaptación fue sobresaliente. En esa primera campaña promedió 280 y conectó 29 cuadrangulares. Al marcharse en 2007 a los Yomiuri Giants, Ramichan había soltado 211 batazos de vuelta completa.

Fue entonces el momento de probar con otra camiseta, Yomiuri. En su estreno con los Gigantes consiguió 45 jonrones e impulsó 125 carreras. Estos números fueron acrecentando los pergaminos como toletero excelso. Pero un par de campañas más subió la vara y tuvo su mejor registro como bateador de poder al conectar 49 jonrones, su tome histórico.

La hora del retiro y su regreso a Yokohama

Para la temporada 2013 de la pelota nipona, Ramichán decidió que era la hora del retiro. Su carrera en Grandes Ligas fue corta, pero en Japón consiguió su lugar en el mundo. La última campaña la cumplió con Yokohama, el equipo que luego le daría la oportunidad de seguir haciendo historia.

Pero antes de decir adiós tuvo su primera experiencia al frente de un equipo. Terminado su vínculo con el Yokohama DeNa Baystars se unió al Gunma Diamond Pegasus; un equipo semiprofesional en el que fue manager-jugador. Al final de la campaña del 2014, pese a haber bateado sobre 300, decidió aceptar un cargo como director senior.

No pasó mucho tiempo para que Ramichán volviera al máximo circuito de la pelota japonesa. Con la chapa de ser un pelotero con 380 cuadrangulares, 1272 carreras empujadas y 301 de bateo, Ramírez recibió la oportunidad de ser el primer manager latino en dirigir en Japón.

Entre sus dirigidos tendría al lanzador Guillermo Moscoso y a José Celestino López, un pelotero oriental que también había jugado en Cardenales de Lara, como él, y que este sábado llegó a 2 mil hits entre Grandes Ligas y beisbol japonés. Ramichán también conectó esa cantidad, pero solo en el torneo asiático.

No logró ganar un título para Yokohama, pero los devolvió a los primeros planos. En 2017 ganaron la llamada Serie del Clímax para pasar a la Serie de Japón, aunque terminaron cayendo ante Fukuoka SoftBank Hawks.

El futuro: pasar tiempo con la familia y mirar al Salón de la Fama

Los números como pelotero en Japón hacen pensar que a Alex Ramírez solo le falta tiempo para seguir los pasos de Luis Aparicio pero en la pelota asiática. En su primera aparición en las papeletas del Salón de la Fama en ese país obtuvo 65,8% de los votos, 10% menos de lo que hubiese necesitado para convertirse en inmortal.

Esos resultados dejan entrever que Ramichán es candidato de primer orden para ser exaltado en la clase del 2021. Por lo pronto, el mirandino se tomará un tiempo para dedicarse a sus negocios y a la familia-

“Aprovecharé para dedicarle mayor tiempo a mi familia, ya que tengo tres hijos bastante pequeños en casa. Creo que es un buen momento para tomar un merecido descanso familiar y también le dedicaré mayor tiempo a mi faceta como empresario aquí en Japón. Tampoco puedo descartar volver a dirigir más adelante, o cumplir alguna otra labor como técnico en otra organización, pero ya eso se evaluará en caso de llegar alguna propuesta. Por lo pronto solo espero terminar la actual temporada de la mejor manera posible”.

Alex Ramírez

La faceta de empresario la ha explotado en varios frentes. En 2013 abrió en Tokio un restaurant llamado Ramichán Café, allí ofrecía comida puertorriqueña, pero tuvo que cerrarlo. También lanzó la línea de ropa Ramichán Wear, además de un libro.

Acerca del autor

Miguel Ángel Valladares

Soy periodista egresado de la Universidad Fermín Toro de Barquisimeto, Venezuela en 2007. Fui fundador y coordinador de deportes del Diario La Prensa de Lara por ocho años. Me apasiona el deporte. Cubrí eventos internacionales como la Copa América 2007 y 2011. Me gusta contar historias.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.