fbpx
Fútbol

La historia detrás de los peluches del Heerenveen

15.000 osos de peluche adornaron un partido en Países Bajos. / Heerenveen

La pandemia que azota al mundo en este 2020 ha privado a los fanáticos de asistir a los estadios a apoyar a sus equipos. Sin embargo, en los Países Bajos esto no evitó un gesto benéfico por parte del Heerenveen, club perteneciente a la primera división, conocida también como Eredivisie.

Dicho club goleó 4-0 al FC Emmen en la sexta fecha del certamen y no lo disfrutaron solos. Tampoco con su gente. Estuvieron acompañados por 15.000 osos de peluche que adornaron las gradas del estadio Abe Lenstra. La intención era poder venderlos, para así poder recaudar la mayor cantidad de dinero posible.

Su destino: colaborar con el cáncer infantil. Fue así como consiguieron un total de 230.000 euros desde el momento en que inició la venta. Esta todavía continúa mediante la página web Kikashop. Más allá de la alegría por la cuarta victoria de la campaña, el Heerenveen también se sintió orgulloso por su alianza con la Children Cancer Free Foundation y la compañía farmacéutica MSD.

Según la nota de prensa de la Eredivisie, el número de peluches colocados en el cotejo del pasado sábado 24 de octubre tiene que ver con los 15.000 niños que tienen o han sufrido de cáncer en el territorio neerlandés. Los osos tienen un costo de 14.95 euros.

Antecedentes: los peluches invaden el fútbol

Lo planificado por Heerenveen, no es la primera ocasión que sucede esto en la Eredivisie de los Países Bajos. De hecho, la fundación que se enfoca en el cáncer infantil de este país temía de no poder recaudar fondos debido a los impactos económicos de la pandemia en Europa.

En el año 2016, por ejemplo, sucedió algo similar en el duelo que enfrentaba al Feyenoord y ADO Den Haag. En esa ocasión si estuvieron los aficionados presentes, siendo los del segundo equipo los visitantes y quienes organizaron la sorpresa, ante un grupo de niños que estaban presentes en la grada y pertenecían al hospital de Rotterdam.

Según cuenta una nota de Marca, en un momento determinado del partido estas personas lanzaron los peluches hacia la grada donde estaban ubicados los jóvenes, cambiándoles por un momento la vida y brindándoles una alegría.

En España también se desarrolló una sorpresa benéfica de este estilo durante un partido del Betis y Eibar. El suceso ocurrió en 2018 y aunque el estadio no contaba con la presencia de los homenajeados, los aficionados lanzaron miles de peluches al campo, durante el descanso.

Los mismos estaban dirigidos hacia infantes ubicados en distintos refugios de la comunidad. Ocurriendo esto en plena época navideña, seguro que estos niños tuvieron unas fiestas diferentes a lo que estaban acostumbrados. Esto demuestra una vez más que el deporte no sólo es un juego, va mucho más allá.

Acerca del autor

Alberto Gardeazabal

Nací en Caracas, Venezuela. Lasallista y Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Monteávila. Gerente Deportivo FIFA de la Universidad Metropolitana. Con cinco años de experiencia en medios web, periodismo institucional, locución y producción radial.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.