fbpx
Baloncesto

La LPB se niega a morir

La LPB está a punto de extinguirse, pero sus socios se reunieron este miércoles para comenzar a estructurar la temporada 2021 de la liga.
Trotamundos se coronó en la Copa LPB / Cortesía Trotamundos

“La LPB nunca morirá”, aseguró Alinson Chacón, presidente de la Liga Profesional de Baloncesto en una entrevista realizada el año pasado al Diario Líder. A poco tiempo de terminar el 2020, el circuito está a punto de extinguirse, pero sus socios se reunieron para comenzar a estructurar la temporada 2021 de la liga.

No es un secreto los problemas que ha tenido la LPB y sus equipos en los últimos años. Deudas, equipos errantes, poca actividad y una estrategia de mercadeo nula que se ha basado en solo recibir dinero del gobierno nacional. Esto limitó y maniató a un circuito que comenzó en 1974 como Liga Especial de Baloncesto, fundado por el recientemente fallecido, Leonardo Rodríguez.

En 2019 se realizó la Copa LPB, un torneo que se hizo para mantener en forma a los jugadores de la selección nacional que se preparaban para ir a los Juegos Panamericanos y al Mundial de Baloncesto. El gerente general de la LPB en ese momento, Oswaldo Narváez, presentó un cronograma de trabajo que permitía tener baloncesto todo el año, incluso un torneo 3×3. Algo que no se pudo realizar por múltiples factores, entre ellos la deuda que tienen con el ahora directivo de la Superliga.

Reunión salvadora

Los socios de la LPB se reunieron el miércoles 4 de noviembre, al menos nueve de ellos. Gigantes de Guayana intentó entrar en la reunión, pero no lo aceptaron en la videoconferencia, una ofrenda que no luce amistosa de cara al futuro inmediato de la organización. Guayana, así como Guaiqueríes y Bucaneros disputan también la Superliga, ambos equipos estuvieron en la reunión, pero con otros dueños.

Margarita tuvo como representante a su propietario legítimo, Rodolfo Tovar. Tras salir la notificación sobre la decisión del Tribunal Supremo de Justicia sobre la querella entre Tovar y el Ministerio del Deporte, logró que decidieran el retorno de su equipo. El otro es Bucaneros que en la Superliga compite con Gregory John al mando, pero su socio, Alinson Chacón lo representa en la LPB.

En el cónclave decidieron que tienen que hacer la asamblea de la LPB lo antes posible. Según sus estatutos, deben realizar una convocatoria en un diario de circulación nacional con al menos 15 días de anticipación. En la asamblea decidirán la nueva directiva de la LPB, su nueva estructura y la organización del torneo 2021. Además, aseguran que tienen, al menos, dos franquicias que quieren entrar al circuito

Deudas y más deudas

Lo que ha signado a la LPB en los últimos años han sido las deudas. Marinos de Anzoátegui aún debe una suma cercana a los dos millones de dólares a distintos jugadores y tienen demandas en FIBA, igualmente Gaiteros del Zulia ha tenido problemas de liquidez en los últimos años, incluso han tenido que jugar fuera del estado por factores extradeportivos.

Pero lo que más preocupa en el futuro de la LPB es el aval de la Federación Venezolana de Baloncesto. Hace meses el jerarca de la FVB, Hanthony Coello, aseguró que la liga le debe la federación y deben arreglar este problema si pretenden jugar.

De no hacerlo la LPB no tendría validez alguna en temas de transferencias de jugadores, no podrían tener árbitros federados, ni mesas técnicas y eso conllevaría a que la LPB pasaría a ser un torneo más de los que se realizan en las zonas populares del país.

Otro punto clave son los gimnasios. De las 10 franquicias solo una tiene estadio propio y es Trotamundos de Carabobo con el Forum de Valencia, los demás son propiedad del estado y muchos están en comodato.

La LPB se enfrenta a su momento más duro, con un divorcio total entre el organismo federativo y ellos, con una Superliga que luce como un fuerte rival. Aunque en la LPB que en otrora había una división palpable, parece encontrar cierta unidad que busca luchar por mantener un circuito que ha perdido brillo y que ya no luce como “el espectáculo deportivo de Venezuela”.

Acerca del autor

Rowerth Goncalves

Mi pasión el deporte, mi vida el cine. Periodista y crítico cinemátográfico. Baloncesto, boxeo y olimpismo son mi carta de presentación

3 Comentarios

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Buenas noches. Se ve un panorama muy difícil en general para la LPB, pero en particular me llama la atención sobre la convocatoria a la Asamblea “en un diario de circulación nacional con al menos 15 días de anticipación”. Si literalmente es así parece imposible.

    • Hermanos, la avaricia, la sin razón, el ego y el dinero indebidamente administrado, son los elementos de la propia destrucción de la LPB; no es nada sano, que en sólo dos equipos, se concentren los miembros de la selección nacional. Son muchos los elementos que deben analizarse. Creo que la SUPERLIGA, como se proyecta, llegó para amurallar lo que en corto tiempo será el continúo desarrollo de jugadores, técnicos y personal de mesa técnica. El baloncesto nacional será motivo cotidiano de conversación en el país. Lo ideal, en cada capital de estado un equipo.

  • Pienso que deberían unificar estas ligas para consolidar la superliga que se ha mostrado con mucha fuerza lejos de lo que se hace en la lpb quiero decir que hay una cámara de jugadores que no conocíamos y que estaban rezagados sólo porq esta lpb se mueve es el dinero y no el talento joven ojala se entienda que el futuro esta ahí y lleguen a un acuerdo no todo tiene que ser un negocio ….