fbpx
Psicología

Tenis: el precio de practicar un deporte individual

Nick Kyrgios-Deporte-Individual
Nick Kyrgios desveló que sufre de depresión PEDRO PARDO / AFP

Seguramente durante todos estos meses, encerrado en un apartamento por la pandemia que provocó el coronavirus, a Nick Kyrgios le hubiera gustado que su disciplina haya sido el fútbol y no el tenis. O el baloncesto. En definitiva, uno colectivo, con compañeros que lo apoyaran en los peores momentos.

Especialmente alguien con la personalidad del australiano. Continuamente se metió en problemas por su conducta y, aunque tiene un equipo de trabajo a su alrededor, lamentó no tener un compañero de equipo como otros atletas en el mundo.

“No pienso que la gente comprenda hasta qué punto el tenis puede ser (un deporte) solitario”, declaró Kyrgios al al Sunday Telegraph de Sídney. “Estás solo en la pista. No puedes hablar con nadie. Debes encontrar la solución tú mismo. Llevaba mal este aspecto”.

Es el precio a pagar por jugar tenis. Cuando se consigue un título, las celebraciones son solitarias. Cuando llegan las dolorosas derrotas, reconfortarse sin una charla de un director técnico. En las suspensiones, como el caso de Kyrgios, sin el abrazo de un compañero que vivió algo similar.

“Me acuerdo de haberme despertado en Shanghái hace un año, eran las cuatro de la tarde y estaba todavía en la cama, con las cortinas cerradas. No quería ver la luz del día”, recordó el jugador de 26 años de edad. “Estaba seriamente deprimido”.

Kyrgios zverev thiem
Nick Kyrgios criticó a los tenistas que estuvieron en el Adria Tour (Photo by PEDRO PARDO / AFP)

Con esa tormenta que creó su mente, jugar tenis dejó de ser una prioridad para el oceánico. Salir a entrenar era un desgaste insoportable y prepararse para un torneo era agotador. Todo por los estados de ansiedad que provocaba su mente al asociarla con el tenis.

“Mucha gente me metía presión, y yo también me metía mucha presión. Perdí toda la alegría de jugar y era incontrolable”, siguió.

Lo políticamente incorrecto del deporte

En una disciplina en la que se demanda buena conducta, Nick Kyrgios es lo diametralmente opuesto. Con el suficiente talento para que sean sus condiciones las que hablen por él, termina siendo su conducta la que lo convierte en un continuo tema de debates.

Terminó involucrado en riñas con otros tenistas. También intercambió insultos con su expareja y acusó a la ATP, lo que le provocó una sanción económica. No se trató de la primera, porque durante su carrera recibió varios castigos.

Recibió una sanción de 113.000 dólares por un mal comportamiento en Cincinnati. Por su parte, estuvo sancionado 16 semanas por llamar “competencia corrupta” al US Open. La institución podría suspenderlo si recurre en otra mala conducta.

Kyrgios cambió su relación con el tenis

Durante un 2020 repleto de suspensiones, Nick Kyrgios aprovechó la pausa. La tomó como un descanso para que su mente se tranquilizara y, que en definitiva, encontrará una paz que no hacía aparecía en el tenis.

Cuando se reanudaron las competencias, decidió quedarse fuera. No se anotó para participar en el US Open, además de evitar un contagio, para seguir trabajando su mente.

“Tenía la impresión que nadie quería conocerme como persona, que se me veía simplemente como el tenista a utilizar. No me sentía capaz de confiar en nadie. Era un lugar solitario y sombrío”, resumió Kyrgios.

El australiano aprovechó esta pausa para implicarse en la colecta de fondos en favor de las víctimas de los incendios que sufrió su país el pasado año, así como en su fundación por los niños desfavorecidos.

“Lo extraño de verdad (estar en el circuito). Pero no vivo ni respiro tenis. Hay otras cosas que me gustan hacer”, cerró.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.