fbpx
Fútbol

Fútbol sacó a otro racista de la cancha

Racismo-Clarke-Inglaterra
Clarke hizo comentarios considerados racistas. Andreas SOLARO / AFP

Desde hace varios años, la FIFA dejó claro que el racismo no es bienvenido en el fútbol. Recientemente, específicamente en Inglaterra, se le cerró la puerta a una persona que cree en la discriminación de las personas por el color de piel.

Greg Clarke, presidente de la Federación Inglesa (FA) de fútbol, presentó su dimisión tras realizar expresiones racistas durante una audiencia parlamentaria. Por más excusas y disculpas, el directivo no tuvo otra opción que poner su cargo a la orden.

“Podemos confirmar que Greg Clarke ha dimitido como presidente”, anunció la FA en un comunicado. La medida fue celebrada por varios protagonistas del fútbol inglés, que desde los últimos días presionaron para que el gerente no estuviera más vinculado por la disciplina de inmediato.

Después de todo, Clarke utilizó términos inapropiados durante su discurso. Utilizó “jugadores de color” para hablar de los futbolistas negros en el campeonato inglés durante una audiencia ante el Comité de lo Digital, la Cultura, los Medios y el Deporte (DCMS) de la Cámara de los Comunes para dar su visión del futuro del balompié.

Luego que la declaración transcendió al público, inmediatamente se inició la campaña. Varios futbolistas afirmaron que el “racismo no puede ser perdonado” y mucho menos viniendo de un directivo con tanto poder en una federación. Días después, Clarke no le quedó otra opción que marcharse en medio de críticas.

También vicepresidente de la FIFA, Clarke también fue criticado por haber puesto en duda la falta de profesionalismo de los futbolistas de origen asiático, que según el dirigente tienen “intereses de carrera diferentes”.

Clarke quedó encerrado por sus palabras y el fútbol no lo perdonó

Como era de esperarse, Greg Clarke inmediatamente negó que sea racista. Afirmó que sus palabras no fueron entendidas de la mejor forma, porque en otros lugares del mundo se usan en un contexto diferente.

“Greg Clarke se excusa profundamente por el lenguaje utilizado para designar a los miembros de la comunidad étnica minoritaria precisó la FA en un comunicado previo al anuncio de su dimisión. “Admitió que el uso de la expresión “de color” no es apropiada y pidió perdón de todo corazón durante la audiencia”. Además, la nota aseguró que, en su defensa, los estadounidenses usan la expresión “people of colour”.

Pero en Inglaterra es diferente. En inglés existen dos expresiones diferentes: “Coloured people”, considerada racista, y “people of coulour”, que no lo es. En español, ambas suelen traducirse de la misma manera: “Persona de color”.

El diputado conservador Julian Knight, presidente del comité del DCMS, puso en duda la sinceridad de la FA. “Es verdad que Greg Clarke se excusó ante el comité. No obstante, no es la primera vez que la FA tiene este tipo de problemas. Esto nos hace cuestionarnos su compromiso en favor de la diversidad”.

Anton Ferdinand, víctima durante su carrera como futbolista de insultos racistas por parte del central de Chelsea y capitán de la selección inglesa John Terry, calificó en un tuit las palabras de Clarke de “intolerables”.

Pero de momento, la segregación recibió un golpe. El fútbol está continuamente manchado por el racismo, por lo que era necesario una acción concreta, lo que en definitiva sucedió en Inglaterra.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.