fbpx
Columnistas

La LVBP en franja de advertencia

El 1 de diciembre, día tentativo consensuado por los equipos para comenzar la la LVBP, ya está tan cerca que también se les pone lejos.
La LVBP podría arrancar entre el 1 y 7 de diciembre / AFP

Obvien el 15 de noviembre, fecha lanzada al voleo con total desconexión de la realidad que fue fruto de la desinformación o la arbitrariedad del poder. Aquí lo alarmante es que el 1 de diciembre, día consensuado por los equipos de manera tentativa para comenzar la temporada 2020-2021 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), ya está tan cerca que también se les pone lejos.

Y se alejará más con cada día de indefinición, con cada hora de espera por una respuesta del gobierno de Estados Unidos que no termina de llegar y que la Oficina de Activos Extranjeros (OFAC) no está obligada a dar en el lapso perentorio que necesita la pelota nacional si pretende echarse a rodar. Dentro del circuito hay quienes opinan que la realización del certamen corre peligro, pese a que parecía aclararse el cielo. “Con el favor de Dios, habrá temporada”, apuntó una fuente consultada por Triángulo Deportivo. Que se invoque el poder divino a estas alturas resulta, sin duda, preocupante.  

¿Y la OFAC para cuándo?

En realidad, son dos contestaciones las que precisa la LVBP de la OFAC. Una, si Navegantes del Magallanes y Tigres de Aragua salen de la lista negra, en la cual fueron incluidos ambos clubes el año pasado debido a la presencia en sus juntas directivas de representantes de los respectivos gobiernos regionales o, lo que es lo mismo, del Estado venezolano. Sin el levantamiento de estas medidas punitivas por parte de la Casa Blanca, el sistema Major League Baseball no autorizará a nadie de su personal, sean jugadores o técnicos, a trabajar en alguna de estas organizaciones.


Lee también:


La otra aclaratoria que solicitó la Liga fue si la OFAC tomará represalias contra los clubes en caso de que reciban financiamiento del Estado para cubrir los gastos de una temporada signada por la pandemia de Covid-19. “Eso es esencial si queremos costear los protocolos de bioseguridad que exige MLB como requisito para autorizar a su gente a venir. Ya lo han aprobado para las otras ligas invernales de la región”, recordaba un directivo.

El quid de la cuestión es que el único de los países pertenecientes a la Confederación del Caribe cuyo gobierno ha sido sancionado por Washington es Venezuela. Y a la OFAC le tienen muy sin cuidado los apremios de la LVBP. “Los abogados son optimistas de que habrá una respuesta favorable. Pero llevan diciendo eso un mes”, expresaba mortificado un gerente.

¿7 de diciembre?

Ejecutivos de dos equipos afirmaron a Triángulo Deportivo que si para este viernes, 13 de noviembre, no había noticias de la OFAC que permitieran certezas sobre el arranque de la campaña, el comienzo de esta debería diferirse una semana con respecto a lo previsto originalmente.

“Sin una precisión sobre el campeonato no podemos llamar a prácticas; y para que los jugadores puedan estar preparados requerimos, por lo menos, dos semanas de entrenamiento previo. Sobre todo los lanzadores, muchos de los cuales han estado inactivos todo el año por la pandemia. Eso nos llevaría, más o menos, hacia el 7 de diciembre. Y no deberíamos descartar reducir el calendario”, dijo uno de ellos.     

Algunas organizaciones pretendían comenzar la pretemporada el lunes. Otros consideran que no están dadas las condiciones. “Se supone que la pretemporada comenzaría la semana entrante, pero aquí no hay medicinas, ni uniformes, ni pelotas, ni bates, ¡nada! Y muchos jugadores siguen fuera del país”, espetó un miembro del staff gerencial de una de las ocho novenas. Otros, sin embargo, han aterrizado y formulan preguntas a diario. Es natural. Muchos de ellos llevan un año entero sin generar ingresos con los cuales procurarse el sustento.   

Cumbre definitiva en la LVBP

Se espera que el próximo lunes, 16 de noviembre, los presidentes de equipo se reúnan para tomar la decisión definitiva, con o sin OFAC.

“Si para ese momento ya hay una respuesta afirmativa, habrá temporada en los términos previamente conversados”, apuntó un ejecutivo. “De lo contrario, es posible que varios equipos digan que ya no es posible jugar. Hace cuatro meses había clubes que se mostraban reacios. Ahora hay más razones para dudar. Pero si nos atrevemos a no salir al campo corremos el riesgo de que los equipos de la LVBP, tal y como los hemos conocido, dejen de existir. Eso debemos tomarlo en cuenta si queremos arriesgar el pellejo resolviendo que no haya temporada”.  

De todos modos, las oficinas operan en función de que haya pelota en la 2020-2021. Han hecho cambios de jugadores, dejado peloteros libres, contactado importados. Hasta se disputan los servicios de algunos forasteros. El lanzador zurdo Logan Darnell, que tanto éxito ha tenido por estas latitudes, aparece en la cartografía de Navegantes del Magallanes, Cardenales de Lara y Caribes de Anzoátegui. Hay otros canjes en proceso. Pero para que todo eso se concrete se necesitan definiciones. “Capaz y la OFAC responde… en diciembre, como el año pasado. Nosotros no somos su prioridad”. Por eso, a la LVBP se encuentra ahora pisando la franja de advertencia. Y ojalá pueda hacer un engarce de feria para que la LVBP no vea interrumpida una secuencia de casi 75 años inaugurando campeonatos.

Acerca del autor

Carlos Valmore Rodríguez

Periodista deportivo, especializado en la fuente de beisbol. Graduado en la UCAB en 1999. He trabajado en El Nacional, Líder, Meridiano, Unión Radio, IVC, Beisbolplay.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.