fbpx
Artes Baloncesto

Nuevo material de The Last Dance: ¿Qué pensaba Michael Jordan de los destinados a destronarlo?

Jordan-Dance-Documental
Michael Jordan habló para una versión extendida de The Last Dance. FILIPPO MONTEFORTE / AFP

¿Qué pensaba Michael Jordan de los jugadores destinados a destronarlo? Es una pregunta que en The Last Dance no quedó del todo claro, pero en el contenido extra que saldrá con una edición en blu-ray para coleccionistas, sí.

Durante el extracto que aparecerá en el documental, Jordan tenía claro en su mente que no iba a jugar otro encuentro de la NBA. Era 1998, el capítulo de los Chicago Bulls estaba cerrado y, aunque años después volvió con los Wizards, en ese momento pensaba que todo había terminado.

La entrevista de Stuart Scott, para el programa Sunday Conversation, giró alrededor de quién sería el nuevo Michael Jordan. Ya los analistas consideraban a su majestad el mejor de todos los tiempos, por lo que era la vara a medir para los basquetbolistas jóvenes que llegaban a la liga tras su salida por la puerta grande.

“Creo que no es justo, pero es una vara de medir”, dijo Jordan sobre sí mismo. “Cuando yo empecé, el baremo era ‘Dr. J’ (Julius Irving). Es algo con lo que compararte. Pero no habrá nunca otro Michael Jordan como tampoco un Julius Erving, un Larry Bird o un ‘Magic’ Johnson”.

Durante ese año en específico, aparecían tres nombres que eran candidatos a tomar el trono de la NBA. Kobe Bryant, Penny Hardaway y Grant Hill, a quienes enfrentó, pero que tenían muchas cosas por hacer antes de entrar al debate.

“Kobe Bryant, Grant Hill, Anfernee Hardaway… Estos chicos tienen rasgos parecidos, pero será cómo trabajen esas características lo que les hará los mejores jugadores de baloncesto”, señaló Jordan.

A Michael Jordan nunca le interesó el debate

Durante esa entrevista, LeBron James ni siquiera había llegado a la NBA. Kobe Bryant todavía no se había establecido como la superestrella que llegó ser y los otros batallaban con lesiones que frenaron sus carreras. Sin embargo, Jordan dejó claro su pensamiento de la conversación: es inútil.

Tildó como “peligrosa” el afán de la NBA por buscar a la nueva estrella. La excesiva promoción que tienen con determinados jugadores, porque desvirtúan la competencia y todo se convierte en algo individual.

“No importa lo que haga la NBA en términos de tratar de promoverlo. No se puede engañar al consumidor, no se puede engañar a los aficionados. Así que el juego es el que dirá quién es el siguiente. Es un peligro porque la credibilidad del deporte podría verse afectada: tu juego tiene que evolucionar hacia esa etiqueta con la que la liga está tratando de promocionarte”.

Sobre Bryant, siempre lo puso en un lugar especial en su corazón. Se refirió en repetidas ocasiones al fallecido exjugador de los Lakers como su “pequeño hermano”, a quien ayudó durante sus inicios y época de estrella.

“Todos siempre quisieron hablar sobre las comparaciones entre él y yo”, dijo Jordan durante el funeral. “Solo quería hablar de Kobe”.

“Por alguna razón, siempre tiende a meterse en tus cosas. En tu armario, en tus zapatos, en todo. Era una molestia, si puedo decir esa palabra. Pero esa molestia se convirtió en amor cuando fue pasando el tiempo”, cerró.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.