fbpx
Baloncesto

¿Te gusta la NBA y nunca escuchaste de Victor Wembanyama? Lo harás pronto

Victor Wembanyama-NBA
Victor Wembanyama ya entrena con estrellas como Rudy Gobert

Para un aficionado de la NBA, el nombre de Victor Wembanyama no dice absolutamente nada. No hay muchos motivos tampoco para que existe un recuerdo, porque se trata de un jugador francés que, apenas tiene 16 años de edad, por lo que está fuera del espectro del mejor baloncesto del mundo.

Pero desde ya, Wembanyama se empieza colar en las listas de las mejores promesas de la disciplina. En su mayoría, gracias a su biotipo: 2.19 metros de estatura y 2.31 de envergadura, registros que hacen soñar a los directivos de la NBA de lo que podría hacer en una cancha. Después de todo, no existe un jugador en la actualidad con ese físico.

Especialmente porque el adolescente mostró condiciones que lo convierten en un “unicornio”. Pese a su imponente estatura, corre la cancha como un escolta, cuenta con los conocimientos para ser buen defensivo y, ante la incredulidad de los ojeadores, tiene buen tiro perimetral. Una completa joya.

“Puede decirse que es el mejor proyecto de jugador que hay en el mundo independientemente de la edad”, asegura Mike Schmitz, especialista del draft de ESPN.  “Tiene una destreza y una técnica extraordinarias para un jugador tan alto. Hace pases sin mirar, dribla y tiene una gran visión del juego“, agregó Pascal Donnadieu, entrenador de su equipo, el Nanterre 92.

Pedigrí deportivo, otro motivo para buscarlo

Victor Wembanyama viene de una familia netamente deportiva, por lo que la presión y las intangibles por competir están en su sangre. Desde pequeño se inculcó la importancia por practicar distintas disciplinas, por lo que adquirió esas condiciones atléticas que lo transforman en una joya de baloncesto.

Su madre jugó en el Stade Français y le guio en sus primeros pasos entre canastas a los cuatro años. Por su parte, el padre fue saltador de longitud, alcanzando los 7,41 metros como mejor marca. Su hermana juega en las categorías inferiores de un equipo de baloncesto, mientras que su hermano se fue por el balonmano, también resaltando a nivel internacional.

Quizás por eso recibió los genes de todas las ramas familiares. De acuerdo con informaciones de medios internacionales, Wembanyama alcanzó el 1.90 de estatura cuando tenía 10 años de edad, por lo que llamó la atención de los mejores clubes europeos.

El Barcelona presentó una oferta a su familia para asegurarlo, sin embargo, el joven la rechazó. Prefirió jugar baloncesto en el Nanterre 92, conjunto que desarrolla sus impresionantes cualidades en el tabloncillo.

Por el momento no me interesa el aspecto financiero. Estoy en la fase en la que necesito progresar lo máximo posible. Manejar el dinero no es mi responsabilidad, sino de mis padres, dijo el francés durante una entrevista para L’Equipe.

Wembanyama ya es un “problema” para los NBA

Menor de edad, un cuerpo que todavía no puede levantar peso y sin los recursos que solo llegan con veteranía, Victor Wembanyama ya supera a jugadores de la NBA. Y no cualquiera, sino Rudy Gobert, considerado uno de los mejores defensores de la liga.

Ambos compartieron durante un entrenamiento amistoso. Gobert retó en varias oportunidades al adolescente que, ante la sorpresa de los presentes, encestó en la mayoría de las oportunidades que lo marcó el pivot del Utah Jazz. Gobert, ganador de dos premios al Defensor del Año, no podía detener al joven de 16 años.

Admira a Kristaps Porzingis. Sin embargo, trata de imitar a Kevin Durant y Giannis Antetokounmpo, quienes “que no tienen un juego estereotipado”. Los dos últimos, no tienen el biotipo de Wembanyama.

De acuerdo al reglamento actual de la NBA, el galo estará disponible para 2023. Desde ese momento tendrá la edad mínima para ser seleccionado, algo que en este momento, no le quita el sueño.

“Estar con la selección absoluta en los Juegos de París en 2024 y la NBA, que por supuesto me atrae. El draft es una meta, pero no se puede planear tan a largo plazo. Está tan lejos que ahora mismo es ficción. No quiero ser el número 1, sino ser el mejor jugador posible en la NBA. “Mi objetivo siempre es ganar todo sin excepción. Ese deseo de ganar es natural. Odio tener a alguien por encima de mí“.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.