fbpx
Columnistas

Nutrición deportiva: ¿mito o realidad?

Deporte nutrición
/ kreedon.com

La mayoría de los atletas aficionados saben que prestarle atención a su alimentación ayudará no solo con sus objetivos estéticos, sino con su rendimiento en el terreno de juego. Ahora bien, si esta población conoce del tema; ¿por qué existen muchos atletas de elite que no visualizan la nutrición y la alimentación como un potenciador del rendimiento deportivo?

Si bien es cierto que muchos son los atletas y entrenadores que han tomado conciencia motivándose a incursionar en la búsqueda de una asesoría profesional en esta área de la nutrición, aún quedan atletas que toman esta como un mito y no como una herramienta real y útil para su mejora profesional.

Recordemos que el atleta triunfa no solo por lo que hace durante sus entrenamientos en campo, sino por todas aquellas actividades que realiza entre sesiones de ejercicio; lo cual es conocido como “entrenamiento invisible”, y es lo que probablemente logre marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso a nivel profesional.

Es un error pensar que con solo cuidar la alimentación previa y durante el día de competencia el atleta obtendrá beneficios. Por esta razón es que la nutrición deportiva se contempla como un aspecto importante dentro del entrenamiento invisible, abarcando desde la fase activa del ejercicio hasta la recuperación y el descanso; con el propósito de optimizar el rendimiento deportivo retrasando la fatiga y mejorando los tiempos de recuperación a través de diversas estrategias nutricionales.

Hay que cuidar todos los aspectos

Siempre le recuerdo a mis atletas, aunque sea un cliché, que el cuerpo es su herramienta de trabajo y que deben cuidar la cantidad y el tipo de nutrientes que consumen; pues el rendimiento físico depende de un medio ambiente limpio y saludable.

La alimentación para el deportista es un tema con mucho auge, otorgándole así trabajo a muchos colegas; ya que la información sin aval científico que abunda en internet actúa como un arma de doble filo para aquellos atletas que no cuentan con asesoría en su staff de trabajo y buscan informarse por su propia cuenta.

Los atletas deben entender que la salud y el rendimiento están antes de los objetivos estéticos, y que muchas veces la apariencia aceptada por la sociedad para un atleta se aleja del físico óptimo para una disciplina deportiva determinada. Situación que se repite con frecuencia debido a las recomendaciones nutricionales populares que muchas veces tanto atletas como entrenadores extrapolan de forma errónea.

La clave de la nutrición para un atleta y el objetivo de un nutricionista deportivo es conseguir la cantidad adecuada de energía. Es decir, calcular las calorías necesarias que respalden tanto el día a día del atleta como los periodos de entrenamiento. Así como ajustar los macronutrientes a las diferentes etapas de preparación y competencia, y mejorar su composición corporal en función de la masa muscular y tejido graso.

Educarse es la clave

En la actualidad, los expertos explican que educar al atleta con respecto al tipo de nutriente que debe ingerir en un momento determinado, según su carga de entrenamiento, y periodizar la alimentación durante el día a día, resulta de vital importancia. Pues, el sólo distribuir las calorías en proteínas, carbohidratos y lípidos; sin tomar en cuenta el momento de inclusión en el día de acuerdo al desgaste del atleta, queda actualmente en un panorama deficiente para el manejo nutricional de un atleta de élite.

Asimismo, el nutricionista deportivo debe trabajar sobre las falsas creencias de los suplementos deportivos, asesorando sobre sus ventajas, desventajas y posible inclusión. Enfatizándose que esta ayuda sólo servirá si el atleta adopta una correcta alimentación.

La nutrición tiene un gran impacto en el deportista, que puede beneficiar o perjudicar el rendimiento deportivo. Una dieta deficiente no permitirá que este se desenvuelva correctamente, y si lo logra, lo más seguro es que su recuperación no se dé de la forma más óptima. Mientras que, al existir una dieta excesiva, el atleta posiblemente podrá alterar de forma desfavorable su nivel de grasa corporal o muscular; afectando no solo el rendimiento sino aumentando el riesgo a sufrir lesiones y contraer enfermedades.

Un deportista que presta atención a su alimentación y es consciente del cuidado de su cuerpo es un atleta de la nueva generación. Aquel que comprende que, para soportar entrenamientos intensos, disminuir cuadros de lesiones; potenciar su recuperación y prolongar su carrera, no le es suficiente solo con el entrenamiento de campo. Sino que entiende que, con la mejora de su estilo de vida, y de su alimentación, alcanzara el triunfo.

Aspectos para no olvidar:

  • Busca asesoría con un profesional especializado en tu disciplina deportiva.
  • Procura leer información proveniente de entes calificados como el Comité Olímpico Internacional (COI) o la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva (ISSN).
  • La alimentación del atleta debe priorizar la salud y el rendimiento antes que la apariencia física.
  • Lo que sirve para una atleta puede que no le funcione a otro.

¡Ayudarte y guiarte a conseguir el máximo rendimiento desde los alimentos es la misión del nutricionista!

Entrenamiento invisible.

Periodización nutricional.

Nutrición y rendimiento deportivo.

Acerca del autor

Sofia Olivares

Soy nutricionista egresado de la UCV, con casi 6 años de experiencia en el fútbol profesional, me apasiona como los alimentos pueden mejorar el rendimiento deportivo, y aunque me encanta trabajar con atletas de alta competencia, me fascina enseñar y formar a los atletas jóvenes. Además, me gusta enseñar sobre los nutrientes y la calidad de los alimentos, y no simplemente sobre contar las calorías que consumimos.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.