fbpx
Fútbol

¡Con pocos argumentos! Carlos Queiroz: “Estos jugadores no merecen esta situación”

Un golpe tan contundente como el que Ecuador le propinó a la Colombia de Carlos Quiroz es algo que no es para nada habitual.
Queiroz quedó al borde de ser despedido / Cortesía EFE

Un traspié lo puede recibir cualquiera y donde sea, pero un golpe tan contundente como el que Ecuador le propinó a Colombia, es algo que no es para nada habitual.

Es cierto que la selección cafetera venía mal luego de ser goleada por Uruguay en su casi inexpugnable Barranquilla, pero en la Eliminatoria Sudamericana no hay tiempo para lamentarse sino para levantarse.

Eso buscaba el equipo de Carlos Queiroz en Quito frente a un combinado ecuatoriano que tenía dos partidos dando la sorpresa con un triunfo ante Uruguay y otro histórico en la siempre complicada altura de La Paz.

El escenario no era el más propicio, pero Colombia siempre tiene argumentos para contrarrestar un momento adverso. Esto, sin embargo, quedó claro desde muy temprano que no iba a pasar, porque Ecuador fungió de huracán para llevarse por delante a los neogranadinos con los tempranos goles de Robert Arboleda, Ángel Mena, Michael Estrada y Xavier Arreaga. En 39 minutos ya el juego estaba 4-0. La sentencia estaba hecha.

Castigo histórico para Colombia

Ante la desesperación, Queiroz hizo cuatro cambios antes del descanso, preciso momento cuando la visita solo pudo anotar por intermedio de un penal cobrado por James Rodríguez.

“Ecuador jugó mejor que nosotros, si todos hablan de una virtud de Colombia era su seguridad defensiva, pero hasta los últimos dos partidos era así y ahora de súbito nos tomaron mal. Pero es posible cambiar en los próximos partidos”, opinó el entrenador luso al finalizar el encuentro.


Lee también:


El segundo tiempo fue de más castigo para Colombia que, muy lejos de intentar recuperarse, fue golpeado nuevamente por otros dos goles, esta vez a cargo de Gonzalo Plata y Pervis Estupiñán. Fue el fin de una real pesadilla.

Colombia empezó bien su camino con la goleada sobre Venezuela por 3-0 y con el punto que logró rescatar en Santiago ante Chile. Eran cuatro puntos nada despreciables.

“Son dos derrotas durísimas. Sé que estos jugadores no merecen esta situación, tienen más calidad y ganas de lo que muestran los resultados. El responsable soy yo. Pido a la gente que recuerde que estos jugadores son los mismos que aportaron gloria a Colombia muchos partidos atrás y lo harán de nuevo muy pronto”, agregó, posteriormente, Queiroz.

La selección Colombia cayó por segunda vez recibiendo seis goles en Eliminatorias y hacía 43 años que no lo sufría. Esto había pasado el 6 de marzo de 1977, camino al Mundial de Argentina 78, cuando su verdugo fue Brasil.

Muchos problemas y poca autocrítica

Como era de suponerse, el mundo se le vino encima a Queiroz y particularmente a su desdibujada idea de juego. “Es un tabú que se construye, cada partido tiene su historia. Cuando un equipo gana como Ecuador hoy no hay mucho que decir, felicitarlos, pero los jugadores de Colombia están muy dolidos, muy sufridos con estos resultados y yo que los conozco les va a tocar muy fuerte. Seguro con la casta que mostraron en partidos anteriores vamos a cambiar, vamos a mejorar y a sacar los puntos necesarios para ir a Qatar”, afirmó.

Para Ecuador es la primera vez que marca seis goles en un juego premundialista y actualmente es la selección que más ha anotado hasta ahora en estas primeras cuatro fechas.

La realidad colombiana cambió del cielo a la tierra y ahora se ubica en un sombrío séptimo puesto. Para revertir esto, y en medio de rumores de despido, Queiroz tiene una alternativa.

“Levantarse. Los jugadores irán a sus clubes y seguro todos haremos esfuerzo para mejorar y llegar a marzo con buenas condiciones porque ahora lo importante es recuperar mentalmente y técnicamente a los jugadores. Los partidos de marzo dan un par de meses. Hay que tener barba dura y estómago de cemento. Los jugadores saben y están dolidos y sé que trabajarán bien con humildad para llegar a marzo fuertes”, cerró Carlos Queiroz.

Y es que la siguiente doble fecha para Colombia la invita a estar preocupada desde ya: recibe a Brasil y visita a Paraguay. Tiempo para sanar hay, pero tiempo para cambiar la mentalidad, no lo sabemos.

Acerca del autor

Ramón Castro

Soy Licenciado en Comunicación Social venezolano y locutor con experiencia en radio y televisión. Reportero en cobertura de noticias en vivo. Tengo ocho años relacionado con el mundo web. Asesor de marketing digital. Cuento historias desde Bogotá, Colombia.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.