fbpx
Beisbol

Robinson Canó: el precio de una debacle

Canó-Mets-MLB
Robinson Canó se perderá la temporada 2021. Mark Brown / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP

Las posibilidades de Robinson Canó para ir al Salón de la Fama se esfumaron en su totalidad el 18 de noviembre. El dominicano dio positivo por segunda ocasión en su carrera en una prueba antidopaje, lo que le cerrará las puertas de Cooperstown y marca el inicio de una carrera que parecía estar destinada a finalizar en el olimpo de Major League Baseball (MLB).

Canó, quien Programa Conjunto de Prevención y Tratamiento de Drogas de MLB en 2018 por un diurético, recibió la primera suspensión. Ahora, tras salir positivo por Stanozolol, el pelotero se perderá toda la temporada de 2021, lo que evitará que cobre 24 millones de dólares.

Debido a sus dos violaciones del programa antidopaje, Canó dejó de percibir 35 millones de dólares. Además, su legado, que durante mucho tiempo lo dejó como un potencial inmortal, se redujo a ser la vergüenza de MLB.

“Estamos extremadamente decepcionados de ser informados acerca de la suspensión de Robinson por violar el programa de MLB”, aseguró Sandy Alderson, presidente de los Mets. “Esta situación es lamentable para él, la organización, nuestros fanáticos y para el deporte. Los Mets apoyan a MLB en sus esfuerzos para eliminar las sustancias para mejorar el rendimiento del juego”.

Con una carrera de 16 años, en la que ha dejado promedio de .303, con 2.624 inatrapables, 334 cuadrangulares y dos Guante de Oro, Canó era un firme candidato al Salón de la Fama. Sin embargo, los electores han demostrado que no tienen consideración con los consumidores de sustancias prohibidas, por lo que el dominicano se cerró las puertas. Al ser reincidente, sus posibilidades bajan todavía más.

“Personalmente es un caso sensible para mí”, señaló un expelotero dominicano que prefirió mantenerse en el anonimato. “Estos casos que me afectan mucho, porque es afectar el trabajo de otro. Me gustaría que el sueldo que no ganará la próxima temporada, se lo entregan a los otros segunda bases que están en las Grandes Ligas. MLB debe tener castigos más severos con los que atrapen consumiendo esteroides”.

Mets por el caso Canó: ¿buena o mala noticia?

De forma institucional, los Mets no escondieron su decepción por ver a Robinson Canó vinculado con sustancias prohibidas. Sin embargo, en el análisis frío, Nueva York se le abre un abanico de opciones interesantes por la irresponsabilidad del pelotero.

Principalmente porque los Mets, recién comprados por el multimillonario Steve Cohen, verán como dejarán de pagar 24 millones de dólares por un pelotero en descenso. Canó ligó .318 durante 49 juegos en 2020, sin embargo, sus condiciones mermaron y defensivamente era una debilidad en el equipo.

Lo que estaba destinado para pagarle a Robinson Canó, ahora el equipo lo puede usar en otras áreas. Quizás firmar a un agente libre como DJ LeMahieu para sustituirlo o invertirlo en otra necesidad como J.T. Realmuto para la receptoría, Trevor Bauer para la rotación o George Springer para los jardines. Sin el dinero de Canó en los libros, los Mets pueden gastar hasta 20 millones de dólares más este invierno sin preocuparse por el umbral del impuesto al lujo.

Además, ahora las piezas internas encajarán con mayor facilidad. Jeff McNeill, un destacado segunda base pero inefectivo como patrullero, podrá volver a su posición natural con el quisqueyano fuera del equipo. “No puedo imaginar cómo van a estar decepcionados quitando todo ese dinero de sus cuentas”, dijo a MLB un ejecutivo de la Liga Nacional.

Robinson Canó se perderá todo la temporada de 2021. Foto AFP

Pero no todo es perfecto para los metropolitanos. El cambio que trajo a Robinson Canó provoco que se desprendieran de dos prospectos (Jered Kelenic y Justin Dunn) que están llamados a ser estrellas con los Marineros de Seattle, por lo que el traspaso cada suena peor para los Mets.

“Si tuviera alguna preocupación sobre cuál es el estado físico o la capacidad de rendimiento de Robby en el futuro, no habría hecho el trato”, dijo Brodie Van Wagenen, gerente general de los Mets en 2018 poco después del intercambio. “Tiene una gran ambición de poder ser grandioso en los próximos años. Todos tenemos una gran confianza en que un bate tan consistentemente como el de Robinson Canó, no va a perder esas habilidades. Y si continúa trabajando tan duro en su cuerpo y su movilidad defensiva, no hay razón por la que no pueda ser un jugador productivo para nosotros”.

Cada día que pasó, esas palabras perseguirán al directivo. Para 2021 Van Wagenen no estará vinculado con los Mets, pero será complicado que consiga otra oportunidad como directivo tras hacer ese traspaso.

Especialmente porque dejó una deuda importante. Nueva York tiene que pagarle a Canó 48 millones de dólares hasta 2023. Que otra organización se encargue de ese contrato es imposible y dejarlo en libertad con tanto dinero pendiente no es una decisión común en las Grandes Ligas.

Se desconoce si los Mets darán la bienvenida a Canó de regreso luego de múltiples violaciones a la política de drogas de MLB, o si pasarán la página a pesar de su compromiso financiero a largo plazo con él.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.