fbpx
Fútbol

Los hermanos Yendis y su fortuna de jugar juntos en Monagas SC

Klinsmann (medio) debutó recientemente como profesional. / Cortesía.

Más allá de un contexto negativo en el fútbol venezolano, esta disciplina también regala buenas anécdotas. Y es que la temporada 2020 seguramente quedará marcada en el recuerdo de la familia Yendis, quienes tienen a tres de sus siete hijos en el equipo profesional del Monagas SC.

El pasado jueves 19 de noviembre, mientras enfrentaban al Deportivo Táchira, debutó el hermano menor de Jesús y Starling Yendis: Klinsmann, quien tuvo sus primeros minutos en la Liga FutVe, con apenas 16 años de edad.

Al minuto 87 del cotejo, el estratega Jhonny Ferreira llamó al habilidoso extremo, oriundo de Barcelona estado Anzoátegui, para sustituir a Franklin González. De esta forma y posiblemente sin saberlo, cumplió el sueño de los tres.  

Yendis
Klinsmann Yendis debutó frente al Dvo. Táchira. / Monagas SC

“Estoy feliz por el debut. Quería ser profesional desde pequeño porque siempre veía a mis hermanos jugar. Gracias a Dios se nos pudo cumplir uno de nuestros sueños, que era jugar los tres juntos”, dijo Klinsmann para Triángulo Deportivo.

Felicidad plena

En aquel momento, Monagas SC iba perdiendo 3-2 ante el equipo aurinegro. Jesús inició como titular por la banda izquierda de la zaga, mientras que Starling ingresó por Luis Chiquillo al medio tiempo.

El defensor y hermano mayor (22) entre los tres futbolistas orientales, escuchó cuando Ferreira llamó a Klinsmann. “Enseguida volteé y miré que iba a entrar. Me puse feliz primeramente porque iba a debutar y segundo porque en ese momento sentía que necesitábamos a alguien con esa chispa de encarar y ganar duelos”, dijo Jesús.

Previo a este partido, el joven había recibido hasta otras cinco convocatorias. La sexta fue la vencida. “El debut de mi hermano fue muy especial. Sabemos lo que ha trabajado y esperado este momento. Estamos contentos por eso”, aseguró Starling, quien tiene actualmente 21 años.

Asimismo, los tres saben que esto apenas es un paso de lo que vendrá más adelante. “Tiene que seguir trabajando y metiéndole para que pueda ser un jugador diferente. Un jugador que pueda salir al extranjero y no se convierta en uno más”, destacó el volante, quien ya tuvo un paso por las inferiores del Newell’s Old Boys de Argentina.

Desde Puerto La Cruz, los padres y el resto de los hermanos estuvieron atentos a este gran acontecimiento. “La familia está muy contenta por él y su debut, pero mucho más contentos porque lo pudo hacer junto a mi hermano Jesús y yo en un partido”, contó Starling con orgullo.

Klinsmann y Jesús Yendis. / Cortesía.

Momento único para los Yendis

Pese al recorrido que cuentan los dos mayores, su carrera deportiva apenas comienza, teniendo de respaldo la corta edad. No obstante, estar todos en el mismo equipo nuevamente será difícil que vuelva a suceder y esto lo aprovechan día a día.

“Somos muy jóvenes y seguramente tendremos una larga carrera, en el nombre de Dios. Pero juntos no lo sé. Entonces yo estoy aprovechando al máximo compartir junto a ellos como hermanos y compañeros. Siempre que puedo me tomo fotos, porque son cosas que quedarán para siempre”, resaltó Jesús, el defensor.

Además, él es el compañero de habitación de Klinsmann en la concentración de Barinas. “Es una responsabilidad para mí, como uno de sus hermanos mayores, enseñarle muchas cosas que lo nutran a crecer como persona y futbolista”.

Es por esto que no dejan de disfrutar el tiempo juntos, aunque ahora lo hagan desde un punto más profesional. “Siempre estamos juntos los tres hablando, jugando play y compartiendo cada momento. Lo disfrutamos mucho”, confesó.

Esta condición de tener a la familia cerca en un momento delicado tras la pandemia, motiva y da fuerzas para seguir adelante. “Es un privilegio para nosotros sentir como nuestros padres en cada llamada se sienten tan orgullosos de nosotros. Esto la verdad nos motiva a seguir y luchar por nuestros sueños”, dijo Jesús.

Familia de fútbol

Jesús, Starling y Klinsmann no son los únicos deportistas de la familia. Yendris, otro hermano menor, milita actualmente en la cantera del Deportivo La Guaira. Además su padre, Jesús Yendis tiene una escuela de fútbol con el mismo nombre en Anzoátegui.

Starling y Jesús Yendis. / Cortesía.

Para Starling, esta pasión compartida ha influido mucho en su carrera. “La verdad estoy contento y agradecido por el apoyo de mis padres desde pequeños. Han sido una pieza fundamental. Han estado en los malos momentos, que es donde casi nadie está y eso es muy importante en esta carrera, como lo es el fútbol”.

En el caso de Klinsmann, sucedió algo similar y por esto escogió al balompié como profesión, por encima del béisbol. Ya que en sus primeros años también la practicó, como muchos otros niños de la región oriental. Era tercera base y campo corto.

Las primeras cosas las aprendió junto a su padre en la escuela. “Empecé jugando al fútbol desde los cinco años, como hasta los diez. Luego de ahí me fui a Puerto Cabello porque ahí estaba Starling y duré otros dos años hasta que volví al Deportivo Anzoátegui”, dijo el extremo.

Klinsmann Yendis (7) durante el Sudamericano sub-15 en 2019. / Conmebol

Pero con todos los problemas económicos que tenía el principal equipo de Puerto La Cruz, se trasladó hasta Monagas para incorporarse a las inferiores del club azulgrana. Estando en este plantel, fue llamado a la Vinotinto sub-15 para participar en el Sudamericano en 2019.

“Estoy muy contento de haber participado en el Sudamericano. Gracias al profesor Tamanaco por darme la confianza y llevarme”, expresó Klinsmann.

Ahora, tras haber sumado finalmente sus primeros minutos como profesional, piensa en continuar trabajando para ser llamado nuevamente a los módulos de la sub-17, dirigido también por Frank Tamanaco Piedrahita.

“Quiero seguir agarrando minutos porque ahora toca la sub-17 (Vinotinto). Tengo que seguir metiéndole y trabajando para ir al Sudamericano, el próximo año. Cuando esté más grande, mi sueño es salir a jugar en otro país”, cerró.

Acerca del autor

Alberto Gardeazabal

Nací en Caracas, Venezuela. Lasallista y Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Monteávila. Gerente Deportivo FIFA de la Universidad Metropolitana. Con cinco años de experiencia en medios web, periodismo institucional, locución y producción radial.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.