fbpx
Psicología

Psicólogos comienzan a tomar importancia en las “burbujas” deportivas

Algunos equipos del FutVe cuentan con psicólogo. / Cortesía Yaracuy FC

En este atípico 2020, la reinvención y la adaptación fueron dos de las palabras más utilizadas tras los efectos de la pandemia. Hasta el deporte tuvo que buscar la forma de sobrevivir para continuar con lo estipulado en el calendario, al menos por este año.

La mayoría de los países suspendió sus torneos entre cinco y siete meses aproximadamente. Todo parecía desconocido para los seres humanos, todo era incierto. No había –y hasta ahora tampoco existe– una posible solución cercana a lo que está pasando.

Esto trajo como consecuencias muchas pérdidas humanas y económicas. También derivó en infinidades de problemas sociales y psicológicos, de los cuales ni siquiera los atletas, aquellas personas que muchos endiosan por su talento, pudieron escapar.

Con el tiempo, una de las soluciones para reanudar las distintas disciplinas fue por medio de las conocidas “burbujas”. Esta modalidad se ha implementado en distintos países para aislar a un grupo de atletas o equipos enteros, con el fin de disminuir el contacto exterior y el riesgo de contagio. De esta forma, tener la posibilidad de culminar lo planificado.

Burbuja
Burbuja NBA. / Sport.es

Y aunque son muchos los ejemplos a nivel internacional del éxito generado por dicho aislamiento, existen otras variables que han surgido gracias a esta ‘nueva normalidad’ en el deporte.

Por ejemplo, en el fútbol venezolano tanto en primera como en segunda división, las diferentes instituciones que aceptaron participar en el certamen, tendrán que estar bajo este protocolo de la “burbuja”, al menos por dos meses. Lo que implica alejarse por un largo período de la familia. Algo similar sucede en el baloncesto profesional.

¿Qué tanto puede afectar este encierro voluntario a una persona? ¿Psicológicamente son sanas estas burbujas? ¿Cómo puede afectarle a un deportista esta nueva normalidad? En Triángulo Deportivo aprovechamos el Día del Psicólogo en Venezuela para intentar responder algunas preguntas, junto a dos especialistas.

El ser humano y el encierro

Un atleta común tiene una vida bastante rutinaria, sobre todo en plena competición. Generalmente va de la casa u hotel al entrenamiento o estadio, constantemente. Incluyendo viajes de por medio entre ellos. Al llegar la pandemia, esto se cortó y hubo un período de estrés debido a la incertidumbre que ocasionaba no saber hasta cuándo sería esto.

Gran parte de los equipos continuaba con ejercicios desde la casa, sin embargo no es lo mismo. Cuando algunos clubes comenzaron a retornar a los entrenamientos, la ansiedad bajó. Así lo explicó la psicóloga Carla Barreto, quien trabaja para Yaracuyanos FC en la Liga Futve.

“Durante seis meses estuvieron viviendo momentos de frustración. Quizá hay más alivio cuando regresaron a su rutina normal. Por ahí se pudo ir drenando más”, indicó.

Pero cuando retomaron la rutina, llegó otra vez el momento del encierro y con otras medidas de seguridad y salubridad que no estaban acostumbrados.

“Cuando empieza el torneo, que los vuelven a aislar y ya tienen dos meses en un hotel, a estas instancias los niveles de frustración, que es la variable psicológica que más se maneja en este momento, empieza a pasar factura con el encierro”.

burbuja psicólogo
Carla Barreto. / Yaracuyanos FC.

Según indicó Barreto, la frustración puede afectar directamente a los niveles de concentración, atención y al estado de ánimo. Por ello la figura de un psicólogo a nivel profesional es de suma importancia.

“El papel del psicólogo es acompañarlos para manejar a nivel individual y grupal lo que son variables como inteligencia emocional, manejo de las frustraciones, control de atención y concentración”, dijo.

Asimismo, también hay que resaltar la realización de actividades recreativas, con el fin de ayudar a los deportistas a poder drenar emociones. Sin embargo, el encierro o aislamiento no serían las únicas cosas que le afectan a un jugador.

Situaciones como el no jugar o incluso cómo asumes todos estos problemas, pueden pasar factura. “Personalmente me preocupo mucho por los que no están jugando. El que está jugando está interactuando. El que no, se ve más afectado. Existen bastantes muchachos de la regla del juvenil que no están jugando”, dijo la especialista.

¿Son efectivas las Burbujas?

Estados Unidos se convirtió en el país que más implementó las denominadas burbujas. Desde el fútbol, hasta el baloncesto y el béisbol tuvieron que concentrar sus fuerzas en una sola sede para evitar viajar y disminuir así el contacto físico entre los atletas y gente externa.

Pero, según el psicólogo Reinaldo Contreras, parte del cuerpo técnico de Yaracuy FC y de la Vinotinto masculina sub-17, aun teniendo todas las comodidades, hubo problemas con los protagonistas. No a nivel de contagio, pero sí de distracción.  

“En estos escenarios se vivieron momentos críticos como deportistas que salieron sin avisar de la concentración y fueron a ver a su familia o hacer otro tipo de actividades, buscando cierto tipo de desahogo”, contó.

Contreras indicó que los niveles de estrés no solamente se dan en el escenario venezolano, sino también incluso donde se tiene las mejores garantías y existe mayor calidad. “El ser humano tiene una respuesta adversa a ese momento porque lo estás sacando de su espacio natural, independientemente de si le estás dando un buen servicio”.

El especialista considera que estas burbujas son “espacios de estrés y caos”, aunque “te puede permitir, por momentos, lograr un nivel de concentración directo a la competencia. Pero al ser algo tan dramático e inmediato, sin mayor tiempo de preparación, lleva a que todo sea un poco más incómodo”.

burbujas
Reinaldo Contreras. / Cortesía Yaracuy FC.

No obstante, esto no quiere decir que dichas concentraciones puede hacer que ganes o pierdas un torneo. Todo dependerá de muchos factores. “No es la burbuja en sí lo que te puede favorecer o perjudicar, sino lo que engloba la burbuja. Cómo la llevas, qué recursos tienes o cómo la manejas”, indicó Contreras.

El entorno y el jugador

En ocasiones consideramos que, debido a distintos factores, el entorno no le afecta a los atletas. Sin embargo esto no es así. Incluso, ambos especialistas citaron una enseñanza del reconocido psicólogo Manuel Llorens, que habla de este aspecto.

“Uno no puede trabajar al jugador venezolano sin conocer de dónde viene, conocer su contexto. Los mismos jugadores te dicen que hay cosas más allá del fútbol que hacen que ellos no estén bien psicológicamente”, comentó Carla Barreto.

Asociando este tema con las burbujas, Reinaldo Contreras complementó que estar en ellas no te aísla de la realidad. “Las instituciones y los clubes no se apartan de eso. El jugador tiene que alimentarse, movilizarse, conseguir ciertos espacios para poder desempeñarse dentro de su carrera deportiva y eso está relacionado con el contexto país”.

El reconocido Manuel Llorens en Bolivia. / Balonazos.

Además, el psicólogo de la Vinotinto sub-17 ha llegado a una conclusión bastante cruda dentro de su experiencia dentro del mundo deportivo. “Este torneo va a generar daños, perjudicar en diferentes casos a deportistas, cuerpo técnico o clubes. La idea es que tú trates de trabajar para minimizar la mayor cantidad de daño posible”.

Ya podemos entender la importancia del acompañamiento psicológico de un profesional a un equipo deportivo. Pero ¿están conscientes los jugadores y las instituciones sobre la evolución de este punto en el fútbol actual?

“En mi experiencia he tenido siempre la disposición de los jugadores para trabajar con el papel psicológico. Con los juveniles aún más y los profesionales también, siempre han estado dispuestos a la ayuda”, indicó la psicóloga de Yaracuyanos.

Además, explicó una anécdota para complementar la idea. “Llevo quince días trabajando en Yaracuyanos y ayer que no hubo charla, me preguntaron ‘¿hoy no hay charla?’ sienten que necesitan quizá drenar algunas cosas y están de acuerdo con ese trabajo”, contó Barreto.

En cuanto a las instituciones y según su experiencia considera que todavía falta cultura para este tipo de trabajos. “Por un tema de ego, hay entrenadores que todavía no les gusta que incluso mucho en su trabajo. Me ha ido bien, pero todavía falta aceptar que el trabajo psicológico es importante en un equipo”, explicó.

Por otro lado, Reinaldo Contreras cree que en primera división están más claros en este aspecto, que en la AC2. “Los clubes de primera división están apostando un poco más a esta área. A los de segunda les falta todavía más animarnos y entender este rol necesario hoy, con la realidad que tenemos”, destacó.

Acerca del autor

Alberto Gardeazabal

Nací en Caracas, Venezuela. Lasallista y Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Monteávila. Gerente Deportivo FIFA de la Universidad Metropolitana. Con cinco años de experiencia en medios web, periodismo institucional, locución y producción radial.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.