fbpx
Fútbol

El día que Nelson Carrero se atrevió a marcar a Maradona

Nelson Carrero fue la marca personal de Maradona. / Contrapunto.com

Ver jugar a Diego Armando Maradona, posiblemente, era uno de los mejores espectáculos para los aficionados del fútbol. Ser su rival dentro de la cancha, seguro que también, pero convertirse en su marca personal, no todos se atrevían a serlo.

A Nelson Carrero le tocó este reto mientras Argentina visitó a Venezuela, un 26 de mayo de 1985, en el estadio Polideportivo de Pueblo Nuevo, San Cristóbal. En aquel momento, se abría el telón del Grupo 1 del Premundial a la cita de México 1986.

Sin embargo, todo fue por mera casualidad. En los planes iniciales de Walter ‘Cata’ Roque, seleccionador nacional, estaba Laureano Jaimes y no el caraqueño. Pero una lesión, dos semanas antes del encuentro, lo privó de jugar, llegándole la oportunidad al volante.

Walter Roque, Maradona, Carrero
Walter Roque, exentrenador uruguayo. / Web: fútbol Uruguay

Mientras se iba acercando el momento, más crecía la incertidumbre. ¿Quién podía marcar a Maradona? Se preguntaban muchos. Principalmente Cata, mientras se sinceraba con su plantilla: “hay un problema porque no tengo a quien más poner”, les dijo.

“Me puse a pensar y al terminar el entrenamiento, me acerqué hasta Cata que andaba atendiendo una entrevista y al terminar le dije ‘Profe, yo creo que tengo la capacidad de marcarlo’, se echó a reír en el momento y me dijo que hablábamos después de la cena”, recordó Nelson Carrero para Triángulo Deportivo.

Al terminar de comer, apareció Walter Roque con tres cartuchos que contenían videos de Maradona. “Me los puso y cuando vi los videos, pensé que mejor era quedarme callado y no haber dicho nada”, contó entre risas el exjugador.

“¿Estás convencido?”, dice Cata. Con seguridad, el futbolista asumió esa responsabilidad. “Tuve la fortuna de terminar jugando el partido, era un reto que tenía.”, indicó.

Una marca compleja

Cuando llegó el momento, Diego Maradona se robaba todas las cámaras y la atención de los presentes. Apenas al minuto de haber iniciado el compromiso, marcó el primero para Argentina con un tanto de tiro libre.

En la ejecución de esta jugada, la pelota picó antes de llegar al arco criollo, imposible para César Baena, el guardameta de turno. “El partido se dio como se dio. En el primer gol, pienso yo que si Baena hubiese estado en un buen día, la hubiese parado”, aseguró Carrero. 


Lee también:


Rápidamente y buscando recomponerse, el caraqueño junto a sus compañeros se desplazaron al medio del campo. “Ellos celebraban e iban caminando, yo también para sacar desde la mitad de la cancha. Le dije a un compañero ‘este gol no lo puede hacer, es imposible que lo pueda hacer’. Tenía al lado a Maradona y me dice ‘vamos pibe, que ahora es que queda partido’. Me mató con esa”, rememoró.

El exfutbolista criollo y también antiguo dirigente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), aseguró que Maradona siempre apoyaba a sus compañeros. “Él disfrutaba estando dentro de la cancha. A sus compañeros los bancaba de una forma impresionante, siempre los apoyaba. Con sus compañeros era a muerte”, dijo.

Carrero no olvida ese partido. “Nos hizo una jugada a Asdrúbal Sánchez y a mí, en un costado de la cancha, que yo le dije a Asdrúbal ¿Cómo hizo el tipo para darse la vuelta? ¿En qué momento se dio la vuelta que ninguno de los dos pudimos sacarle la pelota?”

Pese a que Maradona terminó anotando dos de los tres goles de Argentina esa noche, el caraqueño considera que la marca fue buena. “Yo digo que la marca fue buena porque él se fue a la raya y eso me daba facilidad. Pero cuando él la tocaba, parece que no le llegaba con el pie. Parecía que la pelota tenía un toque especial. Él no corría, levitaba. Esto me pasó dos veces, con él y con Zico”, analizó.

Maradona: un futbolista diferente

No solo lo deportivo caracterizaba a Diego Maradona. Había algo más, algo que lo diferenciaba de los demás jugadores. Incluso de otros grandes en la historia como Pelé o Johan Cruyff. 

“Tenía algo diferente en todos los aspectos. En lo futbolístico, en la personalidad, que no lo tenía otro. Era algo así como el carisma que decían los griegos, con inteligencia para hacer las cosas en el momento que se tiene que hacer. Él es algo especial. Hay políticos que han tenido eso como Hitler, independientemente si lo usaba para mal o para bien”, explicó.

Si algo llegó a caracterizar a Maradona fue su actitud en la cancha.”Era ganador. Desde el entrenamiento, el tipo ya se estaba preparando porque se concentraba tanto dentro de la cancha, que iba convencido de que iba a ganar. Yo digo que la gente viene tocada por el de arriba y ya saben su destino”.

Su felicidad era la cancha, incluso después de haberse retirado. “En una oportunidad me conseguí con un jugador que estuvo en la selección de Argentina, no con Maradona sino cuando él estaba dirigiendo. Le dijo al jugador ‘sabes una cosa, yo te envidio cada vez que entras a la cancha, porque yo quiero estar ahí’. La cancha era un éxtasis para él. No supo ser exjugador, le costó mucho irse de la cancha”.

El talento y la época

Para Nelson Carrero, las comparaciones suelen ser tediosas. Por ello considera que cada quien se desempeña según la época en la que juegue. De niño, pudo ver jugar a Pelé durante un partido entre Santos y Cruzeiro y años más tarde, enfrentó a Maradona.

Bajo esta experiencia argumenta su preferencia: “Veo las estadísticas y Pelé ganó tres mundiales, no creo que haya otro jugador que pueda hacer eso. Maradona en su momento fue extraordinario, el mejor. Cómo Pelé en la época”, dijo el caraqueño. 

También aparecen otros exponentes de la disciplina como Cruyff, Messi e incluso Ronaldinho. “Cada quien en su momento, pero entre los diez mejores del mundo, yo digo que Maradona y Pelé están entre los dos primeros”.

Lo que sí, es que nada le saca de la mente su creencia de que estos futbolistas estuvieron y están tocados por un ser divino. “Hay un ángel dentro de la cancha y que terminan tocándole la pelota, que nadie los ve. Vienen alineados. A otros nos dan con un garrote y a ellos le dan con una varita mágica”, profundizó el exfutbolista. 

Acerca del autor

Alberto Gardeazabal

Nací en Caracas, Venezuela. Lasallista y Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Monteávila. Gerente Deportivo FIFA de la Universidad Metropolitana. Con cinco años de experiencia en medios web, periodismo institucional, locución y producción radial.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.