fbpx
Baloncesto

La LPB espera regresar en febrero

LPB asamblea
La LPB realizó una asamblea extraordinaria / cortesía LPB

El mantra de la LPB es volver al ruedo tras un año sabático en este accidentado 2020. La Liga Profesional de Baloncesto tuvo una asamblea extraordinaria en la que conversaron sobre el acercamiento que deben tener con la Federación Venezolana de Baloncesto y el Ministerio de Deporte. También hablaron “extraoficialmente” sobre el inicio de la liga y será en febrero.

El 28 de febrero sería la fecha elegida por los dueños de equipo para comenzar el torneo apertura de la LPB. Leyeron bien, el torneo apertura, en el cónclave también conversaron un nuevo esquema para el baloncesto profesional. Jugar dos torneos, apertura y clausura, para después tener una final absoluta.

Todo esto no fue reflejado oficialmente por la LPB, pero varias fuentes aseguraron que ese fue el modelo de competencia que se expuso en la asamblea extraordinaria. Con el torneo apertura en febrero, con una fecha que puede cambiar como han hecho recientemente en la liga, el torneo clausura quedaría relegado para septiembre y la final absoluta en noviembre.

Todo esto supeditado a el acercamiento que tendrá la LPB con los organismos que rigen el baloncesto y el deporte a nivel nacional. La Federación Venezolana de Baloncesto mediante su presidente, Hanthony Coello, aseveró que la liga le debe una cantidad considerable de dinero a la FVB y por ahora no tendrían el aval competitivo.

Una LPB sin aval

El no contar con el aval deja en una situación irregular a la LPB. A pesar de que podrían jugar tendría consecuencias a nivel de transferencias de jugadores, árbitros y estadísticas. Incluso la FVB podría multar a cualquier personal que decida participar en la liga por no tener el aval competitivo.

El presidente de la LPB, Alinson Chacón, junto a Rostin González presidente de la organización Cocodrilos de Caracas fueron los elegidos para integrar la comisión que tendrá que reunirse con Coello y el ministro del deporte, Mervin Maldonado, y lograr el acercamiento que pueda limar asperezas y poder cancelar la deuda para tener el aval y poder tener todo en regla.

Una nueva estructura organizacional

La LPB siempre ha tenido una estructura en la que existe un presidente, un vicepresidente, un secretario y un tesorero. Ahora eso va a cambiar definitivamente. La liga tendrá nuevamente la figura del comisionado. Algo que no tiene desde que Sergio Silvio renuncio al cargo, también tendrá un gerente general, el primero y último en este cargo fue Oswaldo Narvaéz.

Con esta estructura se busca crear una junta directiva fuerte y que tendrá a la junta de accionistas como veedores. Por ahora Chacón continuaría como presidente y Giosi Palmisano como vicepresidente.

Actualidad en los equipos

Marinos y Gaiteros han sido los patitos feos de la LPB en los últimos años. El once veces campeón de Venezuela ha sido noticia por las deudas que han tenido con varios jugadores, entre ellos Héctor Romero y Óscar Torres. La LPB aseguró que el 80% de las deudas ya fueron saldadas por Carlos Silva, dueño del equipo oriental, pero Romero y Torres se pronunciaron públicamente.

Las glorias del Marinos de Anzoátegui escribieron comunicados en los que exponen que aún les deben dinero y que el exgrandeliga, que en su momento firmó un contrato multianual en las Grandes Ligas por 60 millones de dólares, no se ha comunicado con ellos.

Por su parte Gaiteros del Zulia, equipo que ha sido nómada en los últimos años de LPB al punto de tener que cambiar su puesto por Llaneros de Guárico, también fue absuelto por la LPB, pero con una pelea legal en puertas por la denuncia que interpuso el coronel Paul Romero Ferrer para recuperar el control de equipo.

Originalmente Romero Ferrer era el dueño legítimo de Gaiteros, pero según el entorno furrero el le cedió los derechos a su hermano Alirio “Camarón” Romero quién al fallecer le heredó el conjunto de occidente a su hijo Paul Romero Cavallo, mejor conocido como “camaroncito”.

La LPB tiene el ímpetu para regresar, pero tendrá que poner en orden muchas cosas y eliminar otras en su afán por adecuarse a los nuevos tiempos dentro del baloncesto venezolano.

Acerca del autor

Rowerth Goncalves

Mi pasión el deporte, mi vida el cine. Periodista y crítico cinemátográfico. Baloncesto, boxeo y olimpismo son mi carta de presentación

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.