fbpx
Espectáculos TD

Médico de Maradona estalla al ser acusado de homicidio culposo

Maradona
Maradona y Leopoldo Luque / Instagram

Desde que se dio a conocer el pasado 25 de noviembre la muerte de Diego Armando Maradona, la prensa internacional, especialmente los medios argentinos, han mantenido su foco en lo que fue la vida de la leyenda del fútbol. Bien sea para destacar sus maravillosas actuaciones o para recordar los momentos más bochornos que protagonizó el Pelusa.

Sin embargo, lo más reciente que se comenta sobre el exdelantero es la causa de su muerte, pues se encuentra bajo investigación, luego que el doctor Leopoldo Luque, quién lo había operado hace poco de un hematoma subdural, fuese acusado de homicidio culposo por el fallecimiento del 10, según señala las noticias del país suramericano.

De acuerdo a dichos medios, la Fiscalía ordenó este domingo un allanamiento en la residencia y consultorio del médico, por ser el sospechoso de la causa de la muerte del exjugador.

Las sospechas en contra del especialista se despertaron, tras el resultado de informe fúnebre del famoso, pues la autopsia reveló que a Maradona se le había sometido una mala praxis, por lo que los fiscales no dudaron en iniciar una investigación, según señala el portal Infobae.

Maradona tras el alta médica / Foto: AFP

Además, las solicitudes de las hijas de Diego: Dalma, Gianinna y Jana, quienes exigieron que revisaran las recetas que el médico le emitía a su padre, también alimentaron las dudas en contra de Leopoldo.

Cabe destacar, que el abogado y amigo del “Barrilete Cósmico,” Matías Morla, denunció horas después del fallecimiento
“que la ambulancia se demoró más de media hora en llegar a la casa donde se encontraba el 10”.
Por ello, advirtió que irá “hasta las últimas consecuencias”.

Leopoldo se defiende

Ante las acusaciones en su contra, Luque no se había pronunciado, pero luego de los allanamientos en sus propiedades, el doctor salió en su defensa en una rueda de prensa para asegurar que siempre atendió debidamente al astro del fútbol.

“No hubo error médico. No veo buenos y malos, ni culpables. Se hizo todo lo que se pudo y más, no tengo nada que reprocharme. Yo amaba a Diego. Lo que hice fue por y para Diego, hice lo mejor que pude. Él me necesitaba porque era el único que le llegaba. Yo no soy el respondable de todo esto. Estoy orgulloso de todo lo que hice, por Diego y por su familia”, aseveró Leopoldo Luque.

Posteriormente, mencionó que colaboró con la justicia: “Me sorprendió. Cuando Diego falleció, la fiscalía ya estaba trabajando allí en la casa. Estoy a disposición de la justicia. La parte legal no la entiendo, la verdad”.

Leopoldo sobre Maradona: “Casi me entro a puños con él”

Seguidamente, el médico insistió en que sus procedimientos siempre estuvieron dentro del margen, aunque destacó que en la última semana de vida de Maradona, ya no quería que lo ayudarán, por lo que tuvo que insistirle fuertemente que se levantara de la cama, a pesar que Diego le respondiera con ciertas groserías.

“El jueves me echó de su casa, me insultó, me dijo ‘la concha de tu hermana’, etc. Cuando Diego se ponía mal, echaba a todo el mundo. No quería ni recibir a las hijas. Me echó, me levanté pero no me fui. Él necesitaba ayuda. Le dije: ‘Para que yo me vaya, primero te tienes que levantar de la cama’. Y así le obligué a levantarse. Si casi me tengo que agarrar a piñas para internarlo…”, precisó Luque.

Entre tantas cosas, Luque agregó que no tiene nada que ver con la causa de la muerte de el Pelusa, descatando así que la intervención quirúrgica a la que lo sometió no generó malas consecuencias en su salud.

“Su muerte nada tuvo que ver con el coágulo operado. Nunca pensé que esto iba a pasar. No hay un error médico. Lamentablemente, un ataque al corazón es un hecho que le podía pasar a un paciente así, es lo más común del mundo que muera de un paro cardíaco por su historial clínica”.

Leopoldo y Maradona / Instagram

Finalmente, detalló el estado anímico que tenía Maradona antes de su partida del mundo terrenal: “Debía haberse ido a un centro de rehabilitación, pero él no quiso. Teníamos que controlar las pastillas y el alcohol, e hicimos lo mejor que se pudo. Diego hacía lo que quería, era inmanejable. No estaba tomando alcohol, el riesgo de Diego era de consumo, pero nada se podía hacer sin la voluntad de Diego. Su voluntad era imposible. No me gustó cómo lo vi tras el partido de Gimnasia”.

Acerca del autor

Stefania Colina

Licenciada en Comunicación Social, graduada en la Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR). Enfocada en la fuente de farándula y espectáculos. Agradecida con Dios por cada oportunidad que me brinda para crecer personal y profesionalmente.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.