fbpx
Beisbol

¿Por qué el mercado de las Grandes Ligas evoluciona tan lento?

Grandes Ligas-Mercado-Beisbol
Trevor Bauer es agente libre tras ganar el Cy Young. Foto AFP

Llegó el primer día de diciembre y los estelares jugadores que se encuentran sin contrato, permanecen de la misma forma. Ni siquiera la estampa de Trevor Bauer, George Springer, J.T. Realmuto y todo tipo de jugadores que son considerados los mejores en la actualidad, son las víctimas de un lento mercado en las Grandes Ligas.

La realidad es que las negociaciones entre equipo y agentes es diferente en 2020. Debido a la pandemia que provocó el coronavirus, los conjuntos cuentan con menos recursos, por lo que redujeron presupuestos, limitan sus pretensiones y correrán menos riesgos al momento de ofrecer contratos a peloteros.

De momento, poco más de 30 millones de dólares se han gastado los equipos de las Grandes Ligas durante el mercado de agentes libres. Los Bravos de Atlanta firmaron a Drew Smily (11 millones de dólares) y a Charlie Morton (15 millones de dólares). Además, los Reales de Kansas City contrataron a Mike Minor, lo que han sido los únicos acuerdos en más de un mes desde que inició la temporada baja.

J.T. Rrealmuto sigue sin equipo. Foto AFP

¿Las razones para tan poco movimiento en las Grandes Ligas? Netamente económicas. Los equipos de las Grandes Ligas sufrieron pérdidas combinadas de alrededor de tres mil millones durante la temporada 2020 afectada por la pandemia, por lo que no hay muchos recursos para despilfarrar. Especialmente cuando se desconoce cómo se jugará en 2021.

Las pérdidas de ingresos han provocado que todos los equipos del béisbol reduzcan costos mediante recortes salariales, licencias, despidos o la eliminación de puestos. Los Filis redujeron su fuerza laboral a 80. Los Cachorros de Chicago redujeron la suya hasta 100. Los Atléticos de Oakland despidieron al 20% de su equipo de trabajo.

Por su parte, el campeón de la Serie Mundial, los Dodgers, anunciaron despidos a principios de noviembre. Los Medias Rojas, Marlins, Diamondbacks, Astros fueron otros de los que hicieron recortes. En fin, las Grandes Ligas cuenta sus monedas, lo que perjudicará a los jugadores que aspiraban a contratos acordes a su condición de estrellas.

“Preocupándome, no conseguiré absolutamente nada”, confesó Liam Hendricks, talentoso cerrador que también busca equipo para 2021. “No voy a lidiar con esas cosas, así que le di esa responsabilidad a mi agente. Si varios equipos se interesan, mi esposa y yo nos involucraremos en el proceso”.

2 de diciembre, día cumbre en las Grandes Ligas

La lista de las Grandes Ligas, que de momento no reduce la cantidad de miembros, aumentará considerablemente a partir del 2 de diciembre. Este miércoles será la fecha límite para que las organizaciones ofrezcan contratos a peloteros que serán parte del arbitraje, un proceso que durante la pandemia puede ser muy costoso.

El arbitraje, debido a las evaluaciones de los últimos años, provocan un aumento sustancial de los salarios de los jugadores. Normalmente, los equipos aceptar pagan sin chistar ese crecimiento del sueldo, sin embargo, en pandemia es un lujo que no se pueden dar.

Un ejemplo son los Filis, organización que hizo recortes dentro de la organización. Vince Velasquez, un lanzador con inconsistencias notorias, proyecta cobrar cuatro millones de dólares para 2021, una cantidad que seguramente en Filadelfia evitarán pagar. Liberando su contrato el 2 de diciembre, se librarán de hacerlo. Así como los cuáqueros, los otros 29 conjuntos podrían hacer lo mismo con varios de sus jugadores.

Si cuatro millones de dólares es una suma que inquieta a los equipos de las Grandes Ligas, qué esperar de contratos multianuales y pesados que desean los agentes libres estrellas. Por eso, todavía no firmó uno de los principales peloteros desempleados.

Y se trata de decisiones en los que las razones deportivas no aparecen. Los Indios de Cleveland dejaron el libertad a Brad Hand, uno de los relevistas más dominantes de las Grandes Ligas, pero que su sueldo de 10 millones de dólares desbalanceaban el presupuesto del equipo. Poco importaron sus 16 juegos salvados o 2.05 de efectividad, porque se quedó sin equipo por la complicaba situación económica de las organizaciones.

Los días pasan y todavía no hay grandes firmas. Jugadores considerados élites todavía esperan que sus representantes los llamen con una oferta importante, algo que quizás tarde mucho tiempo en llegar por las dificultades de experimentar el mercado en 2020.

“Le dije a mi agente ‘Usted se ocupa de todo’, pero háganos saber quién se ha comunicado y en qué orden”, continuó Hendriks. “En cierto modo, háganos saber lo que están diciendo. Me gusta tener una idea de lo que está pasando”.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.