fbpx
Baloncesto Medicina

Durant sobre su rehabilitación: “Tuve que aprender a caminar de nuevo”

Durant-Lesion-NBA
Kevin Durant ya se recuperó en su totalidad. Foto AFPA

Kevin Durant fue uno de los últimos jugadores de la NBA que se rompió el tendón de Aquiles, la lesión más temida por un basquetbolista. Significó su salida de la cancha durante su mejor momento, tras ganar dos campeonatos con los Golden State Warriors y en la cúspide de sus facultades. Ahora, tuvo que arrancar desde cero.

El alero se reportó a la pretemporada con los Brooklyn Nets, su tercera organización dentro de la NBA. Pero para él, no son unos entrenamientos comunes, sino un espacio en el que se demostrará que está saludable y a plenitud de condiciones para volver a ser una estrella.

Sin embargo, es más sencillo decirlo, que hacerlo. Un basquetbolista se rompa el tendón de Aquiles llena de dudas el futuro de su carrera. Pérdida de velocidad, poca explosividad y deterioro de la parte interior del cuerpo son algunas de las consecuencias de sufrir esa lesión, algo con lo que tendrá que lidiar Durant durante los próximos meses.

“Tengo que ver cómo me siento en la situación de un partido real de la NBA”, confesó el jugador de 30 años de edad. “He trabajado todo lo duro que he podido. Llevo catorce años en la NBA ya, así que incluso sin esta lesión, no arrancaría al 100 por 100. Pero me siento bien”.

El pasado 10 de junio de 2019 fue el último encuentro de Kevin Durant. Disputaba el quinto juego de las finales entre Warriors y los Raptors, cuando escuchó una explosión en la parte baja de su pierna. Desde entonces, no había tenido contacto directo con sus compañeros, hasta que empezó a lanzar balones en las instalaciones de los Nets. “Me sentí bien en la pista. Simplemente voy día a día, me lo estoy tomando así”, dijo.

Durant habló de cómo fue la recuperación

La rotura del tendón de Aquiles no es un mito entre los basquetbolistas. Es palpable el pánico que le sienten los jugadores a esa lesión, porque su proceso de recuperación y rehabilitación no es sencillo. Además de extenso, te saca por completo de las canchas.

“Había tenido lesiones y pasos por el quirófano antes”, afirmó el ganador de un premio MVP. “Pero nunca había pasado por un período de recuperación de más de tres meses. Con esta lesión en el tendón de Aquiles, esos tres meses eran solo la primera fase de la recuperación”.

Kevin Durant usa zapatos especialmente diseñados para su lesión. Foto AFP

Tras la operación, Kevin Durant pasó por masajes, terapias, fortalecimiento físico y hasta charlas motores. También recibió consejos para aprender a desplazarse, de forma de que la zona lastimada no causara un desbalance en su cuerpo. Mientras tanto, jugar baloncesto no aparecía entre las cosas por hacer.

“Ha sido algo nuevo para mí, sin duda. Nunca había experimentado nada ni remotamente parecido. Tener que aprender a caminar otra vez, no poder andar y necesitar ayuda para cualquier cosa que quieras hacer durante tres o cuatro meses… fue muy duro”, explicó.

“Con esta lesión, los primeros días de recuperación duran tres meses. No puedes caminar ni correr, tenía que usar una patineta. La gente no valora realmente lo que significa eso, y tener que aprender otra vez a caminar, saltar, correr… La gente no se da cuenta de que el tendón de Aquiles es uno de los ligamentos más fuertes del cuerpo, pero una vez que se rompe… lo tienes que rehacer”, continuó Durant.

Nets ni Kevin Durant se preocupan por una recaída

Desde el momento que inicie la temporada, Kevin Durant no tendrá ninguna limitación. Jugará como el resto de sus compañeros y solamente su estado físico determinará cuándo necesitará descanso.

Porque en la mente del alero, la lesión es parte del pasado. Una de las etapas más importantes de una rehabilitación de una delicada lesión es la psicología. Y en esa parte, el experimentado jugador está recuperado.

“No puedo centrarme en eso, solo en jugar sin preocupación. Algunas veces tiendes a centrarte en no lesionarte, y generalmente sales a jugar y te lesionas. Así que saldré a jugar con todo y asumiré las consecuencias”, afirmó.

Pero la cautela siempre estará presente. El nuevo entrenador de los Nets, Steve Nash, expresó que seguirá de cerca la evolución de su jugador para que pueda mantenerse saludable durante toda la campaña.

“Ha sido un parón muy largo para los dos, pero en particular para Kevin, que viene de una de las lesiones más duras que puede sufrir un jugador de baloncesto. Tenemos que tener cautela con él y la adaptación que va a necesitar en su regreso. Él ha hecho todo lo que se puede hacer para estar en condiciones. Tal vez hasta tengamos que protegerlo nosotros de él mismo porque la pasión y la felicidad que le pone a este deporte”.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.