fbpx
Medicina

Beneficios de la actividad física en personas con Alzheimer

Con actividad física se puede prevenir el Alzheimer. / Vitónica.

Para nadie es un secreto que realizar ejercicio físico, en sus distintas modalidades, es el método más efectivo para mantener una vida sana. Desde personas jóvenes que buscan una buena figura, hasta aquellos con una edad avanzada que deben cuidar el corazón, la tensión o como mecanismo de prevención para otras enfermedades.

Incluso, si vamos un poco más a profundidad, los expertos también recomiendan este tipo de actividades para estimular la capacidad cognitiva de las personas. Es decir, aquella que tiene todo ser humano y cuya función radica en el poder de conocer. Esta capacidad se muestra afectada con enfermedades como las demencias o el Alzheimer.

Cabe destacar que esta última fue descubierta en 1901 por el médico Alois Alzheimer, quien falleció un día como hoy, 19 de diciembre, pero en 1915. Es por eso que aprovecharemos esta fecha para hablar sobre los beneficios, posiblemente desconocidos, de la actividad física en ella.

Sinapsis. / National Geographic

Influencia en la sinapsis neuronal

Por diferentes motivos, el Alzheimer afecta de forma muy directa a las neuronas. Las personas que tienen esta enfermedad, presentan en su cerebro unas placas que contienen moléculas de péptido beta amiloide. Esto contiene propiedades tóxicas que provocan la pérdida de neuronas.

Para fortuna del ser humano, varios estudios han determinado que la realización de ejercicios físicos, sumado a otro tipo de actividades, ayuda en la sinapsis neuronal. De esta forma podría evitarse la pérdida de la memoria habitual en la enfermedad.

La Facultad de Psicología y Ciencias del Ejercicio, en la Murdoch Universiy de Australia fue una de ellas. Esta determinó mediante distintos exámenes, que un grupo de personas que realizaba ejercicios físicos regularmente, producía de una forma más lenta las moléculas con amiloide.

Mientras tanto, el grupo que no realizaba ejercicios, tenía una presencia mayor. Esta ha sido uno de las tantas evaluaciones a nivel mundial que se ha hecho sobre este punto en específico. Lo que sí es cierto, es que cuando nos acostumbramos desde corta edad a tomar la actividad física como parte de la rutina, nuestro cuerpo lo agradecerá décadas más tarde.

Claro está que también ayudará a compartir con otras personas y tener un contacto con el medio ambiente. Dos puntos necesarios para poder trabajar y despejar la mente. Pero todo dependerá de los espacios que tenga la persona en su entorno. Se puede aprovechar desde un parque, una plaza o incluso las escaleras de su edificio.

Las cartas son buena opción para estimular las personas con alzheimer. / Pixabay

Otras actividades para trabajar en el Alzheimer

Es importante acotar que, aunque una persona con enfermedad avanzada de Alzheimer podría no ser capaz de realizar actividades rutinarias, siempre será bueno incluirla en ellas. Desde ayudar en la casa, comida o limpieza, hasta tender la ropa o doblarla.

Asimismo, existen otros ejercicios que ayudarán a la concentración y estimulación neuronal. Por ejemplo, juegos de mesa como la memoria, cartas o dominó. Leer un libro, observar fotos viejas e intentar recordar a los personajes presentes, escuchar música, cantar, bailar.

Hablar con viejas amistades, recibir o hacer visitas a familiares puede significar importante para las personas que padecen del Alzheimer. Realmente todo dependerá, en gran medida, de las cosas que en condiciones sanas, a la persona le gustaba realizar.

Acerca del autor

Alberto Gardeazabal

Nací en Caracas, Venezuela. Lasallista y Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Monteávila. Gerente Deportivo FIFA de la Universidad Metropolitana. Con cinco años de experiencia en medios web, periodismo institucional, locución y producción radial.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.