fbpx
Curiosidades

Chilavert presidente y otros tantos futbolistas con aspiraciones políticas

José Luis Chilavert se lanzó a la presidencia de Paraguay / AFP

No es una broma del Día de los Inocentes. José Luis Chilavert anunció que será candidato en las elecciones presidenciales de Paraguay en el 2023. ¿Otra de las excentricidades del portero goleador? ¿Quiere llamar la atención? ¿Es una oportunidad de oro para Paraguay? Imposible saberlo ahora.

Falta mucho aún para elegir al sucesor de Mario Abdo Benítez en la presidencia de Paraguay. De hecho, el anuncio de Chilavert en sus redes sociales no muestra logo de alguna organización política que pudiese apoyarlo. Hasta ahora es solo la intención del exportero mundialista que, luego del retiro, ha sido una referencia obligada en cuanto a opiniones sobre temas polémicos. Sean de fútbol o no.

Venezuela ha sido un tema que el candidato presidencial ha tomado como bandera. En 2018 calificó a Nicolás Maduro como un “tirano analfabeta”, en una entrevista para el programa argentino Intratables. “No entiendo por qué los países no se unen entre todos y lo sacan del poder. La gente se está muriendo de hambre”.

En esa oportunidad se mostró contrario a la filosofía política que implementó el fallecido Hugo Chávez. “Siempre voy a luchar para que el socialismo del siglo XXI no ponga pie en mi país, porque, a mi forma de ver, solamente sirve para fomentar vagos. No me gustaría que Paraguay se convierta en Venezuela”.

Pero aquella crítica no quedó allí. En 2019 Chilavert criticó duramente al astro Diego Armando Maradona quien, como fue costumbre, apoyó al gobierno de Nicolás Maduro asegurando que “en Venezuela manda el pueblo”.

Desde 2019 viene estructurando la idea de un plan de gobierno

En una entrevista para el diario paraguayo ABC en 2019, el exportero de Vélez, esbozó lo que serían sus ideas principales para gobernar. Se declaró admirador del expresidente espalo, José María Aznar y dijo que su país necesita la apertura de su economía al capital; además de recalcar el desgaste de los políticos tradicionales.

“La distribución del presupuesto nacional es fundamental. Como vemos en estos días se despilfarra en salarios y privilegios que favorecen a los políticos y familiares. El gobierno solo administra plata para pagarles a ellos y cada vez es más. Se olvidan de la salud y la educación. No piensan en los humildes que hacen malabarismos para sobrevivir. Esa insensibilidad hacia los problemas es lo que tenemos que combatir drásticamente”.

Chilavert indicó que, para entonces, no tenía partido político que lo apoyara; tampoco lo tiene ahora. Aseguró ser de familia colorada pero independiente. Para financiar su campaña dijo, estaría abierto a aportes de empresarios pero sin tener algún tipo de compromisos. “La gente sabe que soy ingobernable y dueño de mis decisiones”.

Otros futbolistas que han elegido la política

El paso que anunció dar José Luis Chilavert no es nuevo para los futbolistas. El más notorio de todos ha sido el liberiano George Weah, quien es presidente del país africano desde 2017. Pero la lista es larga.

Weah fue un delantero que, a pesar de estar entre los mejores del mundo, no pudo jugar un Mundial. En la selección liberiana fue una especie de estrella solitaria, así como lo fue en sus inicios en la política.

En 2005, el exdelantero del Mónaco, AC Milán, PSG, Chelsea, Manchester City, entre otros, fundó el Congreso para el Cambio Democrático. Con esa organización política se lanzó a la presidencia por primera vez en 2005. Aunque ganó en primera vuelta, Ellen Johnson Sirleaf, remontó en la segunda para ganarle.

George Weah fue elegido presidente de Liberia en 2017 / AFP

En aquella ocasión se le recriminó el no tener estudios universitarios. Weah, convencido de ser presidente, se fue a Miami para estudiar administración de empresas y criminología. En 2014 fue elegido senador y en 2017 ganó las elecciones presidenciales.

El equipo brasileño del Mundial de Estados Unidos 2014 tuvo dos delanteros letales, ambos probaron la política. En 2010 Bebeto fue elegido diputado del Estado de Río de Janeiro, cargo por el que fue reelegido. Romario fue senador por el Estado de Rio de Janeiro por ocho años.

Romario fue diputado de Rio de Janeiro por ocho años / AFP

Andriy Shevchenko, aquel maravilloso delantero ucraniano, se retiró del fútbol para dedicarse a la política. Su primera incursión no tuvo los resultados esperados al perder en las elecciones como diputado del partido Ucrania Adelante en 2012.

Otro futbolista de la exURSS también cambió las canchas por la política. El georgiano Kakha Kaladze, pieza del AC Milán con el que ganó dos Champions League, fue alcalde de Tiflis, la capital del país.

En México, el histórico Cuauhtémoc Blanco fue alcalde de la ciudad de Cuernavaca, en el estado de Morelos. El jugador emblema del América, ganó las elecciones como una especie de “outsider” que rompió la hegemonía añeja de los partidos tradicionales como el PAN y el PRI.

Cuauhtémoc Blanco en su campaña electoral / Facebook

Acerca del autor

Miguel Ángel Valladares

Soy periodista egresado de la Universidad Fermín Toro de Barquisimeto, Venezuela en 2007. Fui fundador y coordinador de deportes del Diario La Prensa de Lara por ocho años. Me apasiona el deporte. Cubrí eventos internacionales como la Copa América 2007 y 2011. Me gusta contar historias.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.