fbpx
Beisbol LVBP

Tres bateadores que buscan convertirse en Bob Abreu en la LVBP

Alí Castillo, David Rodríguez y Hernán Pérez luchan por ser el campeón bate de la LVBP en 2020/21
Alí Castillo, David Rodríguez y Hernán Pérez luchan por ser el campeón bate de la LVBP en 2020/21 / Foto Editada por Triángulo Deportivo

En el béisbol venezolano, a pesar de tener un calendario mucho más reducido que el calendario de las Grandes Ligas, un bateador de .400 es algo raro de ver. Este logro solo lo han alcanzado 4 peloteros, en ocasiones únicas. En esta temporada 2020/21, está el curioso caso de que, tres bateadores luchan por pertenecer a este reducido grupo.

El primer bateador de .400 en la pelota venezolana llegó en la primera temporada de la LVBP en 1946 y fue el cubano Pablo García, del Magallanes. En esa temporada bateó para .403, luego de participar en 21 juegos y tomar solo 77 turnos al bate con 31 hits.

El segundo en lograr los 400 fue el legendario Víctor Davalillo, en la 62-63, su promedio fue .400 puntos exactos. Esa campaña, Vitico (con Leones del Caracas) tomó 150 turnos al bate en 38 juegos, bateando 60 hits, 16 dobles, 4 jonrones y 14 impulsadas.

Dave Parker en la 76-77 no solo profetizó que el Magallanes sería campeón, sino que también lo hizo realidad y esa campaña bateó para un impresionante promedio de .414. Pero le faltaron las apariciones al bate legales para optar por el título, se le añadieron las faltantes y al hacer el cálculo terminó la campaña con .401 conservando el título y la distinción como el tercero en llegar a la barra de los .400 en la LVBP.

Lea también

El cuarto y último en lograr los .400 en Venezuela, fue el “comedulce” Bob Abreu, en la campaña 98-99, cuando estableció récord del promedio más alto en una temporada de la LVBP. El maracayero logró batear para .419, luego de 124 turnos al bate, 52 hits, 12 dobles y 26 impulsadas.

Temporada 2020/21 y la oportunidad de todo lo posible

En el torneo 20-21, la cantidad mínima de apariciones legales para pretender el título de bateo es de 148. Como se sabe, las apariciones legales incluyen los turnos al bate, las bases por bolas, los elevados de sacrificio, los toques de sacrificio, los pelotazos recibidos, y las veces que el toletero llegue a la primera base por interferencia u obstrucción.

Un total de 40 juegos puede parecer poco, pero para dejar turnos legales y un promedio alto, es perfecto para tumbar récords.

Alí Castillo y David Rodríguez, de las Águilas del Zulia y Bravos de Margarita, respectivamente, no han parado de batear desde que inició la zafra.

El zuliano refleja .414 de average, en un total de 111 turnos al bate (30 juegos disputados). Por su parte, el carabobeño, muestra hasta la fecha (2/1/2021) un promedio de .408 en 103 visitas oficiales (29 JJ).

A este par, se le debe incluir al aragüeño, Hernán Pérez, quien debutó un poco después que sus contrarios. Pero, que rápidamente y con su manera de batear, se le hizo cómodo conseguir los registros para obtener los turnos legales. El grandeliga de Tigres de Aragua ya pasó por los .400, pero inició el 2021 con .397, solo tres puntos por debajo, algo que en una buena jornada al bate lo volverá a colocar en el monitor.

¿Un nuevo Bob Abreu en la LVBP?

El “Comedulce” implantó un récord “casi” imposible de tumbar. Su .419 de promedio al bate no ha podido ser derrocado por nadie más. Ni Hernán Pérez, que, entre los tres postulantes, ya sabe lo que es ser campeón bate (2016-17), logró acercarse tanto.

Castillo es actualmente el que más posibilidades tiene. Su principal fortaleza, es que al ser primer bate del lineup rapaz, le otorga mayores oportunidades de conseguir un hit.

“Bastante contento con el trabajo que he hecho. Realmente nunca me conformo. Nunca he entregado un turno. Siempre busco poner la bola en juego”, aseguró el utility al departamento de prensa del Zulia. “Me siento bastante conforme como primer bate. Aunque no importa en qué orden al bate salga al juego, pues lo principal es embasarme”.

Aunque los reflectores se posen en los hombros de David Rodríguez, como la imagen de poder de los insulares. Él no cree, ser visto de esa manera.

“No me veo así. Trabajo todos los días, porque principalmente es mi carrera. Es mi trabajo jugar de esta manera”, respondió vía Zoom.

Para Pérez, es cotidiano ser la figura principal de los begalíes, igualmente, espera seguir dándoles triunfos a su equipo.

“No hay rivales pequeños. Cada juego es importante. Vamos a ir con las mismas ganas de siempre”, aseguró Pérez al departamento de prensa de Tigres.

Restan diez encuentros en la ronda regular de la temporada 2020/21 en la LVBP. Alí Castillo está en meollo del asunto, con la misma cantidad de juegos faltantes para las Águilas. David Rodríguez, ha actuado en 29 cotejos, pero a Bravos le quedan nueve desafíos por presenciar. Por su parte, Hernán Pérez, suma 21 compromisos jugados y, a Tigres le quedan 12 careos por enfrentar.

Acerca del autor

Pedro Hernández

Creyente de lo que veo. Venezolano, periodista, redactor y reportero del deporte. Si hay un juego de beisbol en el estadio Universitario, seguramente me consigas allí. Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Católica Santa Rosa, con experiencia laboral de una década entre la web y medios impresos.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.