fbpx
Fútbol

Hijo de Mauricio Pochettino, ¿la clave del éxito del PSG?

Pochettino-PSG-Sebastiano
Sebastiano Pochettino durante el primer entrenamiento del PSG. Foto PSG

El apellido Pochettino vuelve a tener una importancia vital en el Paris Saint-Germain (PSG). Mauricio, quien fue central importante en el club francés desde el 2001 hasta el 2003, fue el elegido para llevar las riendas que un club que, solo con una copa de la Champions League en sus vitrinas, considera como positiva una temporada.

Pero esa no será la única responsabilidad para un Pochettino en el PSG. Sebastiano, de 25 años de edad e hijo del afamado director técnico, también tiene sobre sus hombros la responsabilidad de que el club parisino sea éxito. Su progenitor como máximo responsable y su primogénito, como preparador físico.

Sebastiano es parte del nuevo cuerpo técnico del PSG. Su padre lo incluyó por méritos propios, porque tras una preparación y experiencia en el manejo de deportistas profesionales, el joven demostró la entereza suficiente para lidiar con los egos, exigencias y personalidades de estrellas mundiales. Sin embargo, en 2021 tendrá su gran reto como preparador.

Sebastiano Pochettino será el encargado de exorcizar los fantasmas de las lesiones que persiguen a Neymar. Además, mantener el físico de Kylian Mbappé lo suficientemente óptimo para soportar la intensidad de sus esprintadas y ayudar a Marco Verratti a soportar los choques durante toda una temporada.

Mbappé en el primer entrenamiento del PSG en 2021. Sebastiano Pochettino atento al fondo. Foto PSG

“Dejad de reírse. Se acabaron las tonterías”, habría sido una de las frases del preparador en el primer entrenamiento del PSG en 2021, según el medio francés RMC. Pochettino también habría preguntado si estaban cansados.

Sebastiano Pochettino, producto de una larga preparación

Pensar que Sebastiano Pochettino es parte del cuerpo técnico de un equipo profesional solo porque su padre es entrenador, sería minimizar su extensa preparación. Estudió, aprobó materias y expandió sus conocimientos para que sea su trabajo el que hablara, no su apellido.

Inició su preparación en el instituto St. Paul School en Barcelona, pero se graduó en Ciencias del Deporte en la Universidad de Southampton. No conforme con eso, completó una maestría en ‘Biología integradora de las adaptaciones al ejercicio para la salud y el rendimiento’ en la Universidad Paris-Saclay durante 2020. Habla castellano, inglés, catalán y francés.

Su amplio repertorio de idiomas no es un aspecto menor dentro de su resumen curricular. Que un preparador físico no tenga una barrera de comunicación es fundamental para implementar su método dentro de un vestuario con numerosas nacionalidades.

Sebastiano Pochettino junto a pa

Con todos los niveles superados en distintas universidades y preparación para ayudar en el máximo nivel, Mauricio decidió sumarlo a su cuerpo técnico en el Tottenham en julio de 2016. Un año más tarde, se hizo cargo del departamento de Ciencias del Deporte, por lo que trabajó cerca de Harry Kane, Dele Alli o Son Heung-Min hasta que su padre fue destituido en 2019.

“Sé que algunos dicen: ‘Es el hijo del entrenador’, pero los jugadores confían en él. Los jugadores no lo ven como mi hijo”, aseguró Mauricio Pochettino durante una entrevista para Trainning Ground. “Está preparado para la responsabilidad”.

Régimen militar desde temprano

Desde la primera sesión de 2021, en la que normalmente no habría mucha intensidad y se usaría para quitarse el polvo de las vacaciones decembrinas, Sebastiano Pochettino dejó claro su método. Presionó, gritó y hasta fue sarcástico durante sus comentarios.

Medios franceses, que estuvieron presente en la práctica, enfatizaron la personalidad de Pochettino. En los 45 minutos que duró la práctica se escucharon todo tipo de instrucciones para sacar el máximo provecho a las sesiones en las que estuvieron presentes 16 futbolistas del PSG.

“Eleven el tempo en términos de velocidad en las lanzaderas”, luego “esfuércense en las primeras dos o tres presiones”, así como “no olvide el pequeño movimiento para liberarse de la marca”.

Miguel D’Agostino y Jesús Pérez, fieles asistentes de Pochettino, también estuvieron animados en el entrenamiento. Dieron instrucciones en español. Además de su hijo Sebastiano, Pochettino también tiene con él al entrenador de porteros Antoni Jiménez.

Ahora mismo, la enfermería solo tiene a Bernat y Mauro Icardi, pero por allí ya han pasado Neymar, Mbappé, Verratti, Draxler o Moise Kean entre tantos otros. La carga de partidos por el poco descanso entre temporadas hará que el acondicionamiento y la preparación ganen aún más importancia para los Pochettino, que afrontan un reto apasionante en su vuelta a París. 

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.