fbpx
Columnistas

¿Qué sería de la fisioterapia sin una dosis de psicología incluida?

Los fisioterapeutas no solo tratamos la parte física de un paciente, también nos incluimos en la psicología. La conexión suele ir más allá.
Junto al futbolista Edder Farías tras una rehabilitación / Kevy Oropeza

Los fisioterapeutas no solo tratamos la parte física de un paciente, sino que también nos incluimos en la psicología. Muchos llegan a tratar un esguince, fractura o problemas neurológicos, pero nuestra conexión suele ir más allá. No importa si son deportistas, adultos mayores o niños, con todos suele haber ese acompañamiento.

Cuando comenzamos a trabajar en el proceso de recuperación en nuestros pacientes siempre nace la ansiedad de cuándo regresan a las actividades. También el miedo de incorporarse con dolor a su rutina.

La mayoría de los pacientes consultan: ¿será que podré jugar igual? ¿Y si no rindo de la misma manera?

En este momento la fisioterapia trasciende. Nos toca trabajar su rehabilitación de la manera de pensar. Aunque siempre les recomendamos asistir a especialistas psicológicos, ya que ellos nos ayudan a avanzar como equipo. Ellos o ellas entienden que la fisioterapia es una importante y gran aliada de la psicología, debido a que es imprescindible cuidar cuerpo y mente.


Lee también:


El origen de muchas afecciones músculo-esqueléticas pueden venir de la psique y viceversa. Es decir, existe una indiscutible relación entre cuerpo y mente. De ahí la importancia de trabajar ambos aspectos para conseguir una recuperación completa.

Hay situaciones en la que el paciente llegará en un estado de inseguridad, incertidumbre, reacios a creer que con rehabilitación se mejorarán. En esos casos, parte de nuestro papel como fisioterapeutas será que durante esas sesiones se trabaje física y psicológicamente estos estados. De esta manera, se genera en ellos  un cambio hacia una actitud más propositiva.

¿Cuándo acudir al fisioterapeuta?

El estrés laboral diario permite sumar muchas molestias ocasionalmente y asumimos como normal funcionar en nuestro día a día con dolores. Lo cierto es que estas dolencias no son normales, no deberíamos vivir con ellas. Un fisioterapeuta te ayudará a ir disminuyendo poco a poco las molestias, entendiendo el porqué del dolor y ofreciendo pautas para reducir estas tensiones.

En esta columna trato de reflexionar sobre el hecho de que siempre se nos dice que no podemos trabajar aisladamente. El trabajo multidisciplinario es fundamental para todos los profesionales. Por ello, es vital mantener una buena comunicación para lograr un tratamiento integral.

Cada día se va estudiando más el origen somato-emocional, pero en muchas ocasiones tenemos que abarcar otras áreas. Eso sí, hay que conocer nuestras limitaciones y sin desacreditar el trabajo de cada miembro del equipo de salud.

Acerca del autor

Kevy Oropeza

Venezolano. Licenciado en Fisioterapia, egresado del Colegio Universitario de Rehabilitación May Hamilton. Tengo 15 años laborando como fisioterapeuta en el FutVe y actualmente soy el fisioterapeuta de la selección absoluta de Venezuela, la Vinotinto.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.