fbpx
Fútbol

Sebastián Beccacece: del fracaso como futbolista a resurgir como entrenador

Beccacece
El técnico se despidió de Racing con un triunfo / AFP

Sebastián Beccacece se retira de la cancha con una sonrisa. Es su último partido como entrenador de Racing y ante su eterno amor; Newells. Tras imponerse 3-1 y conseguir su victoria número 13 con la Academia le tocó decir adiós. El rosarino, que muy joven descubrió que no era buen futbolista, aseguró haber cumplido sus objetivos.

De niño se daba cuenta que nadie lo quería en su equipo como jugador. Sin embargo, muchos se quedaban a escucharlo y prestaban atención a sus instrucciones. En ese momento entendió que si bien no era el mejor dentro de la cancha, entendía muy bien el deporte. 

Y así fue escalando hasta llegar hace un año a Racing, tras haber sido llamado por Diego Milito, quien era manager del club. El 26 de diciembre de 2020, Sebastián anunció que no seguiría. Solo pasaron 72 horas de haber perdido con Boca en la Bombonera y quedar eliminados de la Copa Libertadores. Nadie esperaba su renuncia, pero sus códigos se impusieron. 

“Diego (Milito) anunció su salida del equipo y esto me lleva a seguir este camino de conciencia y tranquilidad. Hemos decidido con el cuerpo técnico que vamos a dar por finalizado una vez que termine este torneo, no continuar en la institución. Con todo el dolor que esto conlleva”, declaró el entrenador que tenía contrato hasta junio 2021 en rueda de prensa. 

Beccacece confiesa irse satisfecho con lo logrado en 29 partidos jugados. Los llevó a cuartos de final de la Copa Libertadores tras vencer a Flamengo, ganó el partido de ida ante Boca, pero cayó en la vuelta. El equipo tenía 23 años sin llegar a esta instancia. Además, los fanáticos no olvidan el triunfo ante Independiente con nueve jugadores en cancha. Aunado a esto, hizo debutar a 12 juveniles en primera división. 

“Hago un balance muy positivo de mi paso por el club”, dijo tras salir del partido del sábado 9 de enero. “Vamos a extrañar todo, como sucede en un lugar en el que se deja un sentimiento”, recalcó como quien se va de su casa queriendo seguir ahí. 

Para el DT de 40 años, esta despedida es un simple hasta luego porque desea volver a saldar la deuda de un título. 

Estudió el curso entrenadores por internet porque no tenía la edad para cursar presencial / AFP

De las canchas de su barrio a estudiar para DT por internet 

Sebastián Beccacece nació en Rosario y vivió en el barrio La República junto a sus padres, Julio y Mónica, su mellizo Aníbal (vistió la camiseta de Central Córdoba) y su hermano menor. Jugó al fútbol desde los cuatro años en el club Lavalle y después en Juan XXIII, hasta que se dio cuenta que no era tan bueno. 

Desde niño siempre fue fanático de Newells, tanto que lleva un tatuaje del equipo con su primer título que ganaron en el 74. No había nacido. En los años 90 empezó a ver a su maestro Marcelo Bielsa, un ídolo para el hombre de cabello lacio y largo. 

A los 17 años empezó a trabajar con chicos de cuatro a 12 años; a los 18, dirigió un equipo de la liga de cancha de ocho y a los 19 arrancó en el club Renato Cesarini. Paralelo a esto, estudiaba el profesorado de educación física por la noche y a la mañana trabajaba con su papá en un negocio de comestibles y productos de limpieza. 

Si bien ahora todos los estudios son a través de internet, hace unos años era un poco extraño saber que alguien se había recibido de esa manera. Beccacece terminó su profesorado de educación física en 2002. Apenas tenía 22 años y para hacer el curso de entrenador presencial debía pasar los 25 años. 

“Al igual que el Toto Berizzo, Batistuta y miles más, cursé a distancia dos años en ATFA Campus virtual y a fin de año presenciaba los exámenes finales. Pero siempre digo que el mejor curso que puede tener un entrenador es el día a día con los futbolistas”, recalcó a El Gráfico en 2016. 

Un viaje a Perú en autobús y la oportunidad de trabajar en el exterior 

Con apenas 22 años, Sebastián Beccacece recibe la llamada de Jorge Sampaoli para ir a trabajar a Perú. Él debía llegar al destino costeando su pasaje. Con mucho esfuerzo compró el boleto en avión, pero unas semanas antes el DT le avisó que las cosas no estaban muy bien. No había seguridad de que siguiera dirigiendo Sport Boys, ya que acababa de perder con Sporting Cristal. 

El rosarino no se echó para atrás, siguió con su plan de viajar. Sin embargo, devolvió el pasaje de avión y compró uno en autobús que era más económico. 

“Fue un viaje largo: tres días. Recuerdo la salida de la estación de colectivos. Fueron, además de mi familia y mi compañera, Pato, los chicos del club, El Luchador. En ese momento no había celulares, no existía esta forma directa que tenemos hoy para comunicarnos. Recuerdo que paré al día y medio en un lugar a comer y puse un cospel para avisar que estaba bien”, recordó en una entrevista a Infobae en 2019. 

Al llegar pudo acompañar a Sampaoli y con su primer sueldo le compró el pasaje a su esposa para que lo fuera a visitar. Desde ese momento acompañó a Jorge en equipos de Perú, Chile y Ecuador. Ganó la Copa Sudamericana en 2011 con la U de Chile y la primera Copa América de la Roja en 2015. 

Beccacece fue parte del cuerpo técnico de Argentina con Sampaoli / AFP

Un entrenador en ascenso con oportunidades en la albiceleste 

Después de terminar su contrato como asistente de Jorge Sampaoli, Sebastián Beccacece toma las riendas de su primer equipo profesional como DT; Universidad de Chile. Su presentación fue en 2015 solo se mantuvo por un año. No tuvo una gran actuación. 

Posteriormente, firmó contrato con Defensa y Justicia de Argentina, un equipo que había logrado clasificarse a la Copa Sudamericana 2017. En ese periodo uno de sus mayores logros fue vencer en la competición internacional a dos equipos brasileños: Sao Paulo y Chapecoense. Una buena campaña que paralizó por el llamado de Jorge Sampaoli para que lo acompañara en la selección Argentina. 

Consiguió un subcampeonato con Defensa y Justicia y los clasificó por primera vez a la Libertadores / AFP

Luego del Mundial de Rusia 2018, en el que no les fue nada bien. Volvió a casa con Defensa y Justicia. En su segunda expedición con el equipo argentino logró salir subcampeón de la Superliga, clasificó al equipo por primera vez a una Copa Libertadores y llegó a cuartos en la Copa Sudamericana. 

En total dirigió 57 partidos. Ganó 32, empató 14 y perdió 11. Una efectividad mayor al 64% de puntos obtenidos, según datos de TyC Sports en 2019 cuando dijo adiós. 

El 17 de junio lo presentaron como técnico de Independiente, pero solo estuvo en el rol hasta octubre de ese mismo año. “No me tocó vivir eso en Independiente, no me pude conectar, lo lamento en el alma, no lo pude lograr. No puede tener ese vínculo. Viendo un poco el historial no lo han podido tener tampoco los últimos siete entrenadores o los últimos dos managers. No soy la excepción”, confesó Sebastiá en TyC Sports. 

Con una actuación simple, sin sabor a nada, Milito lo llamó y encontró un nuevo amor en el equipo de Racing. Ese al que le dice hasta luego con ganas de volver. Por ahora, algunos lo asocian con chile, aunque la realidad es que acaba de separarse de su relación con la Academia y no hay nada confirmado. Lo que sí es seguro es que Beccancece cada día sigue subiendo su propia vara y destaca como uno de los técnicos con aspiraciones. 

Acerca del autor

Mariann García

Soy comunicadora social. Nací entre el mar y las montañas de Venezuela, pero hace más de tres años emigré a Argentina. Tengo diez años cubriendo la fuente deportiva. Me apasiona contar sus historias y descubrir el lado B de sus protagonistas.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.