fbpx
Fútbol

La constancia en el fútbol sala premió a Freddy González

El tachirense está nominado entre los mejores entrenadores del mundo. / FVF

Trabajar siempre te va a generar frutos. Algunos con resultados más inmediatos que otros, pero nunca se debe perder el norte. La constancia y la dedicación te llevarán a lo que quieres y el tachirense Freddy González, actual entrenador de la Selección Venezolana de Fútbol Sala, es un vivo ejemplo de ello.

En cuestión de un año, no solamente llevó al combinado nacional a su primer Mundial de Fútbol Sala de la FIFA (a disputarse en unos meses en Lituania), sino que también su rendimiento individual ubicó entre los mejores estrategas de selección en el mundo para la décima primera edición de los Futsalplanet Awards 2020.

“Contento porque se vean premiados tantos años de trabajo y lucha, de poder materializar tantas ideas en mi mente. Solamente con esa nominación le da mucho pie a uno para continuar trabajando y que lo que se está haciendo, se ha hecho de buena manera”, dijo Freddy González para Triángulo Deportivo.

“Yensory”, como también es conocido en el mundo deportivo, se siente agradecido con todos aquellos que lo han acompañado a lo largo de esta última década. Tanto en el cuerpo técnico como incluso los jugadores, que terminan plasmando sus ideas.

“Dejar una huella implícita en el fútbol sala para mí ha sido importante. Tengo mucho más por dar y aportarle a mi país”, aseguró el oriundo de Rubio.

Venezuela, entre las mejores selecciones de fútbol sala del 2020

Pero no solo ha sido el nombre de Freddy González el que apareció entre las nominaciones a los premios. Y es que la Vinotinto del Fútbol Sala también pelea en la categoría de “Mejor selección” ante Argentina, Brasil, República Checa, Kazajistán, Marruecos, Portugal, Rusia, Serbia y España.

Asimismo, el estratega criollo compite con: Hicham Dguig (Marruecos); Federico Vidal (España); Goran Ivancic (Serbia); Jorge Gomes (Portugal); Paulo Figueiroa (Kazajistán); Matías Lucuix (Argentina); Marquinhos Xavier (Brasil); Tomas Neumann (República Checa) y Sergey Skorovich (Rusia).

Sin embargo, todo esto no es más que el fruto de un proceso amplio de trabajo y preparación de la generación que hoy día luce la camiseta venezolana. En 2014, Freddy González tomó las riendas de la categoría sub-20 de la selección nacional.

“Era un proyecto a largo plazo con una idea macro, de darle proyección a muchos muchachos de 17 y 18 años, para que participaran en los distintos sudamericanos. Siempre estuvimos en la disputa de los torneos. Esto nos ayudó mucho para darle minutos internacionales y consolidar un grupo de jugadores”, aseguró el entrenador tachirense.

En este tiempo, fueron varias las medallas y los podios conseguidos para las categorías juveniles. Pero en 2017 llegó el momento de dar el salto y el criollo de 37 años de edad, se encargó de la absoluta. Desde ese momento “visualizamos lo que era el gran objetivo de clasificar al Mundial”, recordó.

Fue esta continuidad en la preparación, la que le brindó las garantías para conseguir el cupo a Lituania. “En anteriores premundiales no se podía consolidar un grupo. Tanto en el fútbol sala como en el de campo, es importante mantener una base de jugadores que vengan haciendo actuaciones internacionales para consolidarse como una familia”.

En las Eliminatorias Sudamericanas del 2020, Venezuela clasificó en la segunda posición del Grupo B, por encima de Uruguay, Chile y Bolivia. Aunque no llegó a obtener medalla, quedando en el cuarto lugar, se consiguió el objetivo.

“Muchos dicen que el grupo que nos tocó era un grupo más accesibles que en premundiales anteriores, pero creo que toda selección de un país merece respeto. Fue un grupo difícil para nosotros”, declaró Freddy González.

La pandemia frenó un gran momento

Hasta febrero de 2020, las cosas pintaban de forma extraordinaria tras el cupo conseguido a Lituania. Pero unas semanas más tarde, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al coronavirus como pandemia y todo se retrasó, incluyendo el certamen que se iba a realizar entre septiembre y octubre de aquel año.

“La situación ha sido triste y lamentable en el aspecto deportivo porque veníamos con muy buena racha y con un trabajo diario con los muchachos. Lo que pasó el año pasado perturbó la primera participación en un Mundial”, explicó Freddy González.

Por fortuna, muchas de las figuras de la Selección de Venezuela se encuentran fuera del territorio nacional, sumando minutos en otros países.

“Son cosas que se escapan de nuestra voluntad. Debemos bajar un poco la cabeza y entender que hay que afrontarlas. La mayoría de los muchachos de la selección están aún participando en ligas mundiales y esto nos ha permitido que la selección esté trabajando”, dijo.

Freddy González Fútbol Sala
Selección de Venezuela en Fútbol Sala 2020. / FVF

Pero hay otro cúmulo de ellos que no tienen acción desde hace meses y esto trae muchas consecuencias negativas. “Con los muchachos que no pudieron salir y se quedaron aquí, tenemos contacto con ellos a diario. Incluso con la coach que tenemos, para poder sobrellevar la situación y que no se sientan frustrados”, explicó.

Asimismo, se está trabajando para organizar torneos en conjunto con la FVF y la empresa privada. “Tenemos unos proyectos que esperamos que con el favor de Dios se materialicen. La intención es realizar mini torneos y poder reactivar la situación con los muchachos, mediante la ayuda de empresas privadas en distintas regiones del país”.

Cabe destacar que, a diferencia de años anteriores, la práctica del fútbol sala se ha expandido más por todo el país. “Hay jugadores de la zona central y oriental del país, donde en años anteriores el fútbol sala no era la prioridad. Se hizo un bonito trabajo y la idea es seguir sacando a muchachos de otras regiones”.

El trabajo de la selección choca con la realidad local

Mucho se habla de la histórica clasificación, ya mencionada, al Mundial de Lituania. Sin embargo, sin tener que salir de nuestro país, el fútbol sala profesional en Venezuela vive momentos muy delicados. Incluso, van más de dos años sin un certamen organizado por la Federación Venezolana de Fútbol.

Si bien es cierto que, como aseguró Freddy González, esto “afecta en el porvenir de nuevos talentos a nivel nacional”, el estratega prefiere ver el vaso medio lleno y aprovechar toda la experiencia de aquellos jugadores que, por su talento, salieron a otras ligas más destacadas.

“Esta es una selección consolidada a nivel sudamericano. Los jugadores que migraron a nuevas tierras, nos sirve de mucho. No solamente es la continuidad internacional con la selección sino también a nivel de clubes”, destacó González.

Asimismo, tiene la convicción de que las ligas profesionales en el país retornarán pronto. “Tengo mucha fe y soy creyente de que el fútbol sala en Venezuela volverá a retomar la Liga Profesional, así sean tres o cuatro meses. Que tenga ese privilegio el aficionado venezolano de ver a nuestros nuevos talentos a nivel nacional”.

“Lo que viene son muchos más retos, esto no se acaba aquí. Queremos que el fútbol sala venezolano, así como el día de ayer u hoy, sea escuchado en el mundo. No sea solamente de un día, sino de muchos años más”.

Freddy González, entrenador de la selección de fútbol sala de Venezuela.
Álvaro Guevara, mentor de Freddy González. / FutsalTV

Freddy González: un abogado que el fútbol sala enamoró

El fútbol sala y Freddy González llevan toda la vida juntos. De joven asegura que aunque jugó, no lo hizo de forma profesional por no tener “buenas características”. Pero desde muy pequeño, estuvo influenciado por su padre, que lleva el mismo nombre y es una figura importante de esta disciplina en el Táchira.

“Tuve la fortuna, desde muy pequeño con mi padre, de conocer y vivir la generación dorada del fútbol de salón, que es una suma importante del fútbol sala. Esa generación del 97, con muchos jugadores tachirenses que formaron parte de la selección y del gran logro de ser campeones mundiales”, recordó.

Por ello se considera un “afortunado y un hijo del fútbol sala”, ya que absorbió toda la pasión de aquellos jugadores que tantas alegrías le brindaron al país con la selección. Freddy González, abogado de profesión tenía pensado ejercer esta labor, pero la vida le tenía otro destino preparado.

“Asdrúbal Colmenares me dio la oportunidad en categorías menores. Me volví asistente y poco a poco fui subiendo y escalando posiciones”, dijo. Pero la figura de Álvaro Guevara fue la más importante en su carrera. “Lo conocí y fue mi mentor en el fútbol sala. Durante la primera liga profesional (2011) participamos con el Deportivo Táchira y logramos el torneo”, contó.

Su relación con el deporte traspasa las canchas, puesto que como se expuso en una nota de TLT, Freddy González mantiene una relación actualmente con Yulay Jaimes, quien es la hija del histórico jugador de la Vinotinto, Laureano Jaimes.

Acerca del autor

Alberto Gardeazabal

Nací en Caracas, Venezuela. Lasallista y Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Monteávila. Gerente Deportivo FIFA de la Universidad Metropolitana. Con cinco años de experiencia en medios web, periodismo institucional, locución y producción radial.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.