fbpx
Fútbol

Soteldo y su misión de emular a Dudamel y al “Lobo” en Libertadores

Santos clasificó a la final de la Copa Libertadores. / Santos FC.

La noche del pasado miércoles 13 de enero se convirtió en una fecha importante para los amantes del fútbol venezolano. Yeferson Soteldo en conjunto con su club, Santos FC de Brasil, consiguió clasificarse a la final de la Copa Libertadores 2020, tras vencer a Boca Juniors 3-0.

Pero no sólo fue esta la noticia importante de la fecha, tratándose de un futbolista venezolano. Ya que el ‘10’ se convirtió en el Jugador Más Valioso del cotejo tras su actuación en 61 minutos, donde anotó el segundo gol y además participó en el primero.

El nivel de Yeferson Soteldo parece cada vez mejor y lo demuestra en un certamen tan importante como lo es la Copa Libertadores. Máximo torneo de clubes a nivel sudamericano y posiblemente, uno de los mejores en cuanto a emociones en el mundo.

Palmeiras será el siguiente rival del equipo Peixe, quiénes llegan de eliminar al River Plate. Ambas semifinales resultaron enfrentamientos entre argentinos y brasileros, sacando ventaja los segundos de ellos y dejando sin superclásico a los fanáticos albicelestes.

Pero el pequeño y habilidoso volante ofensivo no es el único criollo que ha clasificado a una final de esta competición. Rafael Dudamel y Alejandro Guerra lo hicieron previamente en las ediciones de 1999 y 2016, aunque solo el segundo alcanzó a alzar el trofeo.

El primero no se olvida

La evolución del futbolista venezolano tanto a nivel nacional como en el contexto internacional ha sido evidente. Sin embargo, que un criollo llegara a la final de la Copa Libertadores ya era un logro inaudito para la época, cuando todavía no aparecía el Boom Vinotinto.

Para el año 1998, Rafael Dudamel tendría su segunda participación en el fútbol de Colombia, esta vez junto al Deportivo Cali. Para la siguiente temporada, consiguieron un cupo a la Copa Libertadores, jugándola en el Grupo 2, junto a River Plate, Vélez Sarfield y Once Caldas.

Tras conseguir nueve puntos, seis de ellos al ganarle a los clubes argentinos y con el guardameta venezolano como protagonista, el equipo avanzó hasta los octavos de final. De ahí en adelante dejaron fuera a Colo Colo (Chile), Bella Vista (Uruguay) y Cerro Porteño (Paraguay), para enfrentar a Palmeiras en la final. Mismo rival que Soteldo.

Para aquellos años, la final de la Copa Libertadores se disputaba a dos encuentros. El primero de ellos se realizó un 2 de junio en Cali, donde nuevamente Rafael Dudamel fue titular y sacó el cero, durante la victoria de su equipo por 1-0.

Dos semanas después, en la vuelta y con el oriundo de San Felipe en la portería, Palmeiras igualó el marcador con una victoria 2-1 que obligó a la tanda de penales. El venezolano logró anotar su turno con un cobro sobrio al costado izquierdo, pero esto no bastó para ganar, quedándose sin el trofeo.

Cabe destacar que, en esa misma edición, Estudiantes de Mérida llegó hasta la etapa de los cuartos de final. En ese duelo quedó eliminado por Cerro Porteño tras viajar a Paraguay con una ventaja de tres goles. De haber clasificado, se hubiese enfrentado con Dudamel.

La Libertadores se tiñó de tricolor

Sin embargo, durante la edición de la Libertadores en 2016, la suerte sí acompañó a Alejandro “Lobo” Guerra y al Atlético Nacional de Colombia. El equipo verdolaga finalizó como el líder del Grupo 4 tras doce puntos sumados ante Huracán, Peñarol y Sporting Cristal.

Incluso tuvo el mejor registro de la Fase de Grupos. Posteriormente dejó atrás a Huracán (Argentina), Rosario Central (Argentina) y Sao Paulo (Brasil). Para la final, tendrían que enfrentar al equipo revelación: Independiente Del Valle, de Ecuador. La ida cerró con empate 1-1 en Quito, donde el Lobo solamente pudo jugar siete minutos.

Pero en la vuelta arrancó como titular en el cuadro que dirigía Reinaldo Rueda, quedándose por 88 minutos y siendo sustituido por Diego Arias. El cotejo finalizó con victoria colombiana 1-0, suficiente para quedarse con la Copa Libertadores, haciendo historia también esta hazaña para el fútbol venezolano.

El próximo 30 de enero, Yeferson Soteldo podría estar uniéndose a estos dos criollos como los únicos futbolistas nacidos en Venezuela que han jugado una final de Copa Libertadores. Y si la suerte lo acompaña, podrá estar emulando también la gesta de Alejandro Guerra, aquel 27 de julio de 2016.

Acerca del autor

Alberto Gardeazabal

Nací en Caracas, Venezuela. Lasallista y Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Monteávila. Gerente Deportivo FIFA de la Universidad Metropolitana. Con cinco años de experiencia en medios web, periodismo institucional, locución y producción radial.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.