fbpx
Beisbol

Miguel Cabrera mandó mensaje a Detroit: “Quiero jugar primera base”

Miguel Cabrera-Primera-Base
Miguel Cabrera estuvo todo el 2020 como bateador designado. Foto AFP

Para Miguel Cabrera, la tranquilidad de la vida que tiene el bateador designado es incómoda. Que su aporte para los Detroit Tigers gire mayoritariamente alrededor de su ofensiva está bien, pero que sea defenestrado al banco cuando no se pare en el plato, no es algo que le agrade. Ni siquiera por tener un físico aporreado por las lesiones, próximo a cumplir 38 años de edad.

Desea jugar en la primera base, donde vivió sus mejores momentos con los bengalíes. Utilizar el guante que está diseñado especialmente para levantar piconazos, conversar con los rivales que llegan a la inicial y ayudar, aunque sea de forma limitada, en la defensa.

Y para eso se prepara durante los meses de la temporada baja de las Grandes Ligase. Perdió peso, porque eso le ayudó a aumentar su agilidad. Fortaleció sus piernas, para tener mayor rapidez. Además, tomar roletazos volvió a ser parte de su rutina, algo que había desapareció desde que los Tigers le comunicaron que iba a ser utilizado únicamente como designado.

Un deseo que para la salud mental

“Espero que me den más tiempo de juego en la primera base”, aseguró Cabrera a finales de septiembre de 2020. “Necesito estar en el campo. Estoy aprendiendo cómo ser bateador designado en este momento, pero es difícil para mí ir a pararme en la caja de bateo y luego sentarme a pensar qué voy a hacer en mi próximo turno”.

No luce como algo sano para un deportista, especialmente para los beisbolistas, que continuamente lidian con los fracasos. “En el pasado, me olvidaba de lo que había pasado bateando y salía a jugar defensa. Espero pasar un poco más de tiempo en la inicial la próxima temporada”, deseó Cabrera.

Eso no se quedó en palabras. Miguel Cabrera está trabajando en el complejo deportivo en Miami Team Sosa Baseball, donde hace swing, levanta pesas, corre, pero también fildea. Es una forma de indicarle al mundo que sus declaraciones iban en serio y espera que Detroit lo considere seriamente.

Costará que su tesis proceda dentro de los despachos de Detroit. Para encontrar el último encuentro en el que Miguel Cabrera estuvo a la defensiva hay que remontarse al 26 de junio de 2019. Esa zafra, Cabrera solamente disputó 26 juegos como inicialista. En 2020, durante los 56 choques que apareció en la alineación de los Tigers, fue como designado.

A.J. Hinch apoya a Miguel Cabrera

Al menos sus deseos los recibió por A.J. Hinch, nuevo mánager de los Tigers. Quizás por ser pelotero durante mucho tiempo o tener experiencia como estratega en la Liga Americana, el técnico sabe las complicaciones de ser bateador designado a tiempo completo.

Miguel Cabrera-Hinch
A.J. Hinch fue presentado como mánager de los Tigers- Foto AFP

Especialmente para un jugador como Miguel Cabrera, quien se acostumbró a ser más activo. Debutó como jardinero, luego se movió a la antesala y estuvo como inicialista. La defensiva nunca fue su principal virtud, pero tampoco lo suficientemente dañina como para esconderlo en el banco.

“Me gustaría que jugara en la primera base, sin duda, durante algunos juegos”, afirmó Hinch en diciembre, sobre la petición de Cabrera. “Liberar al bateador designado es importante. Mantener a Miggy en el campo y mantenerlo saludable será la prioridad. Tenemos que asegurarnos de que esté saludable y pueda manejar la posición de primera base en una cierta cantidad de juegos por semana”.

¿Es algo viable?

Miguel Cabrera jugó 136 juegos en 2019, bateando .282 con 12 jonrones y 59 carreras impulsadas. Ese año, consiguió 26 juegos en la primera base y 107 como bateador designado. Sin embargo, ha lidiado con lesiones en la rodilla derecha, la espalda baja, ingle y los tobillos, lo que le sacó del campo por tiempo prolongado.

El toletero Miguel Cabrera tiene un gran reto en el 2021, tratar de llegar a los 500 cuadrangulares y tres mil hits / AFP

Las lesiones aumentaron desde la temporada de 2017 y empeoraron en 2019. Como está bajo contrato hasta la temporada 2023, Detroit consideró que la mejor forma para sacarle provecho al aragüeño es como bateador designado. La decisión de removerlo de la inicial es más para extender su carrera, que por motivos deportivos.

Porque las estadísticas muestran que Cabrera no fue un buen primera base defensivo durante 2019. Dejó saldo de -2 carreras salvadas en 219 entradas, números que iban a empeorar si me mantenía jugando lastimado. Además, Detroit contaba con opciones más jóvenes y que tiene una mejor proyección para ayudar a la organización en el futuro a largo plazo.

Pero el deseo de Miguel Cabrera debe ser. Mientras se mantenga saludable recibirá la oportunidad para estar al campo y, como dijo A.J. Hinch, será por tiempo limitado.

Acerca del autor

César Sequera

Comunicador Social venezolano, egresado de las Universidad Católica Santa Rosa (UCSAR) en 2013, enfocado en la fuente deportiva. He cubierto las últimas seis temporadas de la LVBP. Atento a las estadísticas, encariñado con el juego y creyente que todo protagonista tiene una historia por contar.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.